jueves 22.08.2019
EDUCACIÓN

El futuro de los alumnos del colegio La Enseñanza, en el aire

Padres, profesores y estudiantes reclaman que se lleve al próximo Pleno de forma urgente una modificación puntual del PGOU que permita salvar el proyecto educativo, pero el concejal de Cs Javier Ceruti, responsable de Urbanismo, “se muestra reacio”.

Vista aérea del colegio La Enseñanza en Santander. Foto: Google Maps
Vista aérea del colegio La Enseñanza en Santander. Foto: Google Maps

En febrero de 2007 la Compañía de María anunciaba el cierre del colegio La Enseñanza, ubicado en la santanderina Vía Cornelia, para el año 2009, cuando finalizaba el concierto en vigor. Además del cierre, la parcela iba a ser vendida para su desarrollo urbanístico sin contraprestación alguna, origen del problema que llevó a padres, profesores y alumnos a iniciar un movimiento para salvar el proyecto educativo, algo que se logró con la firma de dos convenios en abril de 2008, entre ellos el urbanístico que fue incluido en el nuevo PGOU de Santander en 2012 y que contemplaba un nuevo colegio en Corbán. La anulación del PGOU por el Tribunal Supremo llegó unas semanas antes de lograr la licencia que permitiría construirlo. La situación de incertidumbre ha provocado desde entonces una paulatina pérdida de alumnos, algo que ahora el Ayuntamiento puede cambiar con una modificación puntual del Plan General de 1997 que permitiría la construcción de ese nuevo colegio. Y aunque el PP y la mayoría de los partidos en la oposición apoyan la iniciativa, todo está en manos ahora de Cs, que se ha mostrado reacio a continuar la tramitación hasta estudiar el caso en profundidad.

“Nos consta que el expediente se encuentra completo en cuanto a la documentación preceptiva”, y cuenta con “informe favorable de los servicios técnicos y jurídicos”, ha asegurado la Asociación

Ese es el motivo de que no se haya incluido en el Pleno municipal de julio, y es lo que ha llevado a la Asociación La Enseñanza Siglo XXI, formada por familias, alumnado y trabajadores del centro educativo, a solicitar a todos los grupos que se incluya en la sesión plenaria de agosto, pues “un nuevo retraso a una tramitación que acumula ya once años tendría graves consecuencias para nuestra comunidad educativa”, ha señalado la Asociación en un comunicado.

“Nos consta que el expediente se encuentra completo en cuanto a la documentación preceptiva”, y cuenta con “informe favorable de los servicios técnicos y jurídicos”, ha asegurado la plataforma, por lo que lograr la “solución definitiva” está en manos “exclusivamente de que el responsable de urbanismo municipal dé luz verde” para llevar el asunto al Pleno. Dicho responsable, en esta legislatura, es Javier Ceruti, concejal de Cs tras el pacto de gobierno con el PP que ha sido apoyado por Vox.

De hecho, como subraya La Enseñanza Siglo XXI, tan solo Ceruti “se mostró reacio”. El resto de partidos, en mayor o menor medida, han apoyado la urgencia de llevar la situación del colegio al Pleno de agosto, o al menos no se han opuesto. “La alcaldesa Gema Igual y el Grupo Popular están al corriente de la difícil situación” del centro educativo y conocen “todos los pormenores”, por lo que “no ven problema en dar agilidad a la tramitación administrativa”.

Dado que el nuevo PGOU de Santander fue anulado, entra en vigor automáticamente el de 1997, lo que “volvería a poner sobre la mesa la antigua situación urbanística de la parcela”

El PRC encabezado por José María Fuentes-Pila, en su reunión con los representantes de los padres, trabajadores y alumnos del colegio, ha vuelto a “garantizar que su grupo apoyaría la solución”, mientras que el PSOE se ha mostrado “receptivo a las demandas” de la Asociación, interesándose por la situación, las características de la parcela y los equipamientos existentes.

Miguel Saro, de Unidas por Santander, aunque se abstuvo en ocasiones anteriores en temas relacionados, se comprometió con la Asociación a solicitar “información precisa a los técnicos municipales” y tratar con su grupo lo ocurrido. Finalmente, el partido ultraderechista Vox avanzó que apoyaría “para que sea tramitado cuanto antes” si toda la documentación estuviera correcta, como parece que es el caso.

Según se desprende de todas estas posiciones, de llevarse al Pleno la modificación puntual del PGOU de 1997 saldría adelante, ya que contaría con los votos favorables de, al menos, PP y PRC (suman 16 de 29 concejales). El problema está en que el asunto pueda tramitarse en la sesión de agosto, algo que depende únicamente de lo que decida hacer Cs, en cuyas manos está la Concejalía de Urbanismo, Innovación y Contratación y que ha retrasado el proceso argumentando que necesita "tener totalmente conformado su equipo colaborador" y "estudiar el asunto con detenimiento".

ESCRITO DE SOLICITUD

Además de las reuniones con los grupos municipales, la Asociación La Enseñanza Siglo XXI ha presentado este miércoles una solicitud a la Alcaldía –con copia al resto de grupos políticos- para que el expediente de la modificación puntual sea incluido en el Pleno ordinario de agosto.

Más allá de las “graves consecuencias para nuestra comunidad educativa” que señala el comunicado, con el cierre del colegio, la plataforma señala que también “echaría por los suelos el equilibrio alcanzado por los técnicos municipales para la parcela de Vía Cornelia", donde todavía sigue ubicado. Y es que un nuevo retraso dejaría en suspenso la apertura de nuevos espacios, la cesión del edificio histórico para los usos socio-culturales que prevé el Consistorio, la reducción de la edificación respecto a las primeras soluciones y la inclusión de un porcentaje de vivienda protegida.

Asimismo, recuerda esta Asociación que, dado que el nuevo PGOU de Santander fue anulado, entra en vigor automáticamente el de 1997 en su formulación original, lo que “volvería a poner sobre la mesa la antigua situación urbanística de la parcela”.

Comentarios