martes 12.11.2019
JUSTICIA

Multa de 390 euros por agredir a un periodista durante los altercados previos al mitin de Pablo Iglesias en Santander

Los acusados son responsables de un delito leve de lesiones, por el que también deberán abonar 79,71 euros al Servicio Cántabro de Salud

Imagen del exterior del mitin de Pablo Iglesias en Santander
Imagen del exterior del mitin de Pablo Iglesias en Santander

Dos hombres han sido condenados a una multa de 390 euros por agredir a un periodista, al que deberán indemnizar con 180 euros, durante los altercados previos al acto del líder de Podemos, Pablo Iglesias, el 27 de octubre de 2017 en el Palacio de Festivales de Santander.

Según la sentencia, del Juzgado de Instrucción número 5 de Santander, los acusados son responsables de un delito leve de lesiones, por el que también deberán abonar 79,71 euros al Servicio Cántabro de Salud (SCS) por la asistencia sanitaria prestada al denunciante, en tanto que han sido absueltos de otro leve de amenazas.

En el fallo, dictado el pasado 19 de diciembre y difundido este jueves, la magistrada considera probado que sobre las 18:00 horas, antes de iniciarse el mitin de Iglesias, el periodista estaba en la parte posterior del Palacio de Festivales, junto al dique de Gamazo, donde también se encontraban los denunciados, en compañía de otras personas no identificadas.  En un momento dado, le rodearon y después de que uno le agarrara del brazo, le zarandearon y empujaron contra la pared del edificio, al tiempo que le espetaban: "te voy a romper el cuello, te voy a matar", y otras expresiones semejantes.

A consecuencia de la agresión, el periodista sufrió una inflamación en el codo derecho, de la que tardó en curar cuatro días en los que no estuvo impedido para sus ocupaciones habituales ni le quedaron secuelas tampoco.

La sentencia indica que en el momento de los hechos se encontraban en el lugar otros compañeros de profesión del agredido, que habían acudido igualmente a informar del acto del líder de Podemos, que presenciaron lo ocurrido y algunos de los cuales declararon como testigos en el juicio. De cara al mismo, el Ministerio Fiscal solicitaba una multa de 810 euros, que la Acusación Particular elevaba a 1.080 euros, en tanto que esta última parte pedía 209 euros de indemnización.

Finalmente, la titular del Juzgado número 5 de Santander ha impuesto con la sentencia --que no es firme, pues cabe recurso de apelación ante la Audiencia de Cantabria-- una condena de 180 euros de indemnización -cuantía interesada por el fiscal y que se considera "adecuada"- y 390 euros de multa, a razón de 6 y 7 euros diarios durante un mes para cada uno de los dos procesados.
 

Comentarios