Martes 13.11.2018
SANTANDER

Las obras del nuevo edificio municipal en la calle La Paz costarán un 8% más y empezarán en octubre

El Consejo de la SVS aprueba la previsión presupuestaria de 2019 que ascendería a 17.151.000 euros.

Calle La Paz
Calle La Paz

Las obras de construcción del nuevo edificio administrativo del Ayuntamiento de Santander en la calle La Paz comenzarán a principios del mes de octubre, según ha anunciado hoy el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha indicado que se trata de una inversión de 2,6 millones de euros.

Díaz ha explicado que el Consejo de la Sociedad de Vivienda de Santander (SVS) ha aprobado hoy la modificación del proyecto para adaptar la cimentación a los últimos sondeos geotécnicos, que conlleva un incremento del 8,71% (174.425 euros sin IVA) en el presupuesto de adjudicación inicial, que se produjo a la empresa Ferrovial-Agroman por 2.423.324 euros.

La modificación se realiza a petición del arquitecto director de obra, que el pasado 13 de junio solicitó aplazar el inicio de los trabajos hasta la obtención de los resultados de dichos sondeos, unos estudios complementarios en los que se ha constatado que el nivel freático es más alto de lo detectado inicialmente, lo que aconseja reforzar el sostenimiento y la impermeabilización.

En concreto, se recomienda reforzar el sostenimiento de la excavación de los sótanos del edificio a base de micropilotes y ejecutar una losa continua de hormigón en el fondo de la excavación.

Las obras, que tendrán un plazo de 14 meses, permitirán dotar a la ciudad de unas nuevas dependencias "modernas y funcionales, propias de una administración cercana y eficaz", en las que ofrecer un mejor servicio al ciudadano y mejorar también las condiciones de trabajo para el personal municipal, ha señalado Díaz.

Según ha explicado Díaz, la nueva sede contará con una superficie de casi 1.700 metros cuadrados distribuida en sótano, semisótano, planta baja y seis plantas de piso.

El acceso al edificio se realizará a través de un porche cubierto en la esquina suroeste, entre las calles La Paz e Isabel II, y habrá otro acceso secundario por la calle Francisco de Quevedo. Además del área de acceso y control, la planta baja albergará también el vestíbulo y la zona de información.

El sótano se destinará a zona de almacén y cuartos de instalaciones, mientras que en el semisótano habrá una parte destinada a almacén y otra a usos administrativos. Y las seis plantas de piso con las que contará el edificio en altura tendrán también un uso administrativo y de atención al público.

Para un mejor aprovechamiento de los espacios, la solución arquitectónica propuesta opta por un concepto estructural de fachada portante, complementado por un núcleo de comunicaciones (escaleras, ascensores, aseos*) también portante, lo que permite disponer de más superficie libre de pilares para una distribución más flexible de los espacios.  Además, y al igual que en otras iniciativas municipales, se proyecta un edificio de consumo energético prácticamente nulo.

Por lo que respecta a los restos de la muralla medieval hallados durante las prospecciones arqueológicas realizadas en el terreno, se recuperarán para las obras y se procederá después a su reconstrucción integral en el mismo lugar en el que se encuentran, que coincide con lo que será en el futuro la zona de uso administrativo del semisótano.  Los restos, que quedarán a la vista en dicho espacio, corresponden a las primeras hiladas de los cimientos de la antigua muralla, compuesta por sillares, sillarejos y mampuestos de caliza unidos por argamasa.

ACTIVIDAD PARA 2019

El Consejo de la SVS ha aprobado también la previsión presupuestaria del año 2019, que ascendería a 17.151.000 euros, estimándose un resultado positivo de 103.000 euros.

Díaz ha adelantado que la actividad de la SVS para el próximo año estará centrada en la construcción de las 120 viviendas de San Román, las 66 VPO de Tabacalera y el edificio de La Paz, así como en la gestión de las 231 viviendas del parque de alquiler que tiene la SVS.

Las viviendas asequibles en la antigua parcela de Tabacalera en la calle Alta tendrán un precio de venta de entre 97.000 y 112.000 euros, mientras que para los pisos de alquiler la renta mensual será de entre 405 y 445 euros. Esta promoción de viviendas incluye 36 destinadas a la venta y otras 30 de alquiler a 10 años con opción a compra, todas ellas con garaje y trastero.

El proyecto supondrá una inversión de unos 12 millones de euros para la construcción del edificio y la urbanización de su entorno, lo que permitirá completar la trama urbana uniendo las calles Alcázar de Toledo y Monte Caloca, y dotar al entorno de un gran parque.

Por su parte, las 120 viviendas asequibles en una parcela de 2.500 metros cuadrados en la calle Foramontanos, de San Román, conllevarán una inversión de 11,2 millones de euros, incluida la edificación y urbanización del entorno. Habrá 96 viviendas calificadas como VPO, mientras que las 24 restantes serán viviendas libres. Cien (las 96 de VPO y 4 libres) serán en régimen de alquiler a 10 años con opción a compra, y las 20 restantes serán viviendas libres todas ellas en venta.

Las inscripciones para participar en el sorteo de las viviendas se pueden realizar hasta el próximo 31 de octubre. Y la previsión es sortear los pisos e iniciar las obras antes de que acabe el año, de tal manera que puedan entregarse a finales de 2020, ha explicado el edil.

Comentarios