sábado 31/10/20
SANTANDER

El ‘Proyecto Pereda’ para tapar parte del arco del Banco Santander convence a todos los partidos salvo al PSOE

Infografía de la intervención de David Chipperfield en el arco de la sede social del Banco Santander
Infografía de la intervención de David Chipperfield en el arco de la sede social del Banco Santander

Los grupos políticos municipales de Santander han recibido hoy martes información técnica sobre el 'Proyecto Pereda' para convertir la sede central del Banco Santander en centro de arte, en una reunión extraordinaria de la Comisión de Desarrollo Sostenible. Una comisión en la que se informado detalladamente del proyecto, tanto por parte del equipo del arquitecto responsable, David Chipperfield, como de los técnicos del servicio de Urbanismo, tras aprobar PSOE, PRC, Ciudadanos, Unidas por Santander y Vox una moción en este sentido. Y precisamente solo el PSOE parece mantener su idea de que el impacto sobre el arco del edificio sea mucho menor, mientras que el resto de partidos han quedado satisfechos con la información recibida.

Tras la comisión, los grupos Popular, Ciudadanos, y Vox han defendido el proyecto, que han calificado de "óptimo y fantástico", de "aportación extraordinaria para la ciudad", y de "brillante", respectivamente, mientras que el PRC ha valorado su "magnitud", confiando en que la apuesta "no venga determinada por un debate arco o museo". Unidas por Santander ha opinado que el proyecto traerá "valor a la ciudad", aunque ha advertido de la necesidad de "alternativas" que mejoren la zona del Ensanche.

El PSOE sigue pidiendo "que se busque la mayor transparencia y el menor impacto del arco"

Por su parte, el PSOE, sigue reivindicando que el impacto del arco "sea todavía menor" que el propuesto, con un volumen de ocupación del 35%, que es la mínima necesaria para convertir el edificio en un museo, según los promotores. En este sentido, el concejal socialista, Néstor Serrano, ha señalado que el PSOE sigue pidiendo "que se busque la mayor transparencia y el menor impacto del arco" para conseguir un museo que esté "en total sintonía con la ciudad y con la obra museística". Por ello, ha defendido la alternativa que tenga "el menor impacto posible", que en el caso de ser inferior al 35% conllevaría "otro planteamiento de museo, diferente, con menor espacio expositivo".

A la pregunta de si el PSOE prima el menor impacto sobre la capacidad expositiva, Serrano ha recordado que los socialistas han defendido "desde el primer momento que se buscasen alternativas que permitieran el menor impacto visual posible". "Queremos un edificio con la mayor superficie, la mejor calidad y el menor impacto visual para que quede en armonía con la ciudad".

"Por parte del PP vamos a defender el proyecto con uñas y dientes, sin medias tintas", ha enfatizado Díaz

Por su parte, el concejal de Fomento, César Díaz (PP), ha advertido que Santander "no puede dejar pasar esta oportunidad" y ha apelado a tener "altura de miras" y a "ser responsables" para que el proyecto "se lleve a cabo en toda su integridad". Díaz ha asegurado que durante la reunión de hoy se ha "justificado el porqué de cada intervención", incluida la del arco, y ha puesto en valor que la actuación corra a cargo de uno de los mejores arquitectos actuales. "No podemos pedir más: una inversión de 45 millones para dotar a Santander de un museo de primer orden y un equipo de arquitectos fantástico", ha valorado el edil, para quien la solución arquitectónica planteada "ha quedado perfectamente justificada".

El concejal ha matizado que "eso no quita" para que se siga trabajando sobre el proyecto, "intentando minimizar todas las cuestiones que afecten a la intervención sobre el edificio, pero con las ventajas y requisitos que supone ocupar el arco para conseguir funcionalidad y que el museo sea realmente un museo". "Por parte del PP vamos a defender el proyecto con uñas y dientes, sin medias tintas", ha enfatizado Díaz, que ha confiado en que, tras la comisión extraordinaria, "esta posición del PP sea una unanimidad de toda la Corporación".

"El proyecto tiene una magnitud suficiente como para que la apuesta no venga determinada por un debate arco o museo", ha alertado el PRC

Mientras, el portavoz del PRC, José María Fuentes-Pila, ha destacado la "relevancia" del proyecto museístico, que ha ido "de menos a más", y del proceso integrador, que ha pasado del "conservacionismo" a un cambio que mantiene la identidad de la fachada de Santander. Los regionalistas defienden que la afección que pueda producirse al conjunto protegido del Paseo Pereda-Castelar debe ser "del menor impacto", pero ha advertido que "en un dilema siempre hay algo que perder", y en este caso, ha considerado que se ha producido una "reducción muy significativa" en el volumen del arco para un proyecto museístico "de esta magnitud". "El proyecto tiene una magnitud suficiente como para que la apuesta no venga determinada por un debate arco o museo", ha alertado.

El concejal de Urbanismo y portavoz del equipo de Gobierno, Javier Ceruti (Cs), ha señalado que en la comisión ha quedado "clarísimo" que la ocupación residual del arco no puede ser menor del 35% "si se quiere mantener la calidad museística y arquitectónica", y ha puesto en valor el esfuerzo realizado por el Banco Santander, que destinará íntegro a museo el edificio del Paseo Pereda. "El banco ha renunciado a su presencia en el edificio, a superficie, en post de un proyecto que va a hacer de un edificio que está cerrado como una fortaleza abierto a todos los ciudadanos", ha destacado Ceruti.

"Está más que justificada la defensa a ultranza que Ciudadanos va a hacer para sacar adelante" el proyecto, ha afirmado Ceruti

"Al final, es su edificio, es su dinero y es su colección, y encima han aceptado que se les expulse prácticamente del edificio y que quede todo para uso público. Creo que está más que justificada la defensa a ultranza que Ciudadanos va a hacer para sacar adelante" el proyecto, ha reiterado el concejal, que ha confiado en que todos los grupos "empujemos en la misma dirección y traslademos que es una oportunidad extraordinaria para la ciudad".

Por su parte, el concejal de UxS, Miguel Saro, ha considerado "razonable" la exposición sobre los objetivos expositivos y la necesidad de cerrar parte del arco, y ha asegurado que el edificio "ganará mucho valor" en cuanto a su contenido, si bien ha advertido que ahora hay que "ponderar los intereses en conflicto" porque la zona trasera del arco perderá "luminosidad y vistas". Al respecto, ha opinado que el Ayuntamiento deberá mejorar el ordenamiento de la zona para que este proyecto traiga "netamente valor a la ciudad" y mejore el barrio del Ensenche. "Por eso en el desarrollo del proyecto tendrán que buscarse esas alternativas", ha dicho.

Miguel Saro, ha considerado "razonable" la exposición sobre los objetivos expositivos y la necesidad de cerrar parte del arco

Finalmente, el concejal de Vox, Guillermo Pérez-Cosío, apoya el proyecto, aunque ha opinado que ocupar el 35% del arco, "aunque es una idea muy brillante desde el punto de vista de dotar de funcionalidad el edificio, plantea dificultades de comprensión estética". Un "arco que no es un arco" es, ha insistido, "una solución muy arriesgada, pero funciona brillantemente".

Comentarios