jueves 22.08.2019
PIELAGOS

Los Reyes Magos visitan un año más a los niños de Piélagos

Un viaje donde el frío, la ilusión y los nervios
Un viaje donde el frío, la ilusión y los nervios

Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente han visitado, un año más a los niños de Piélagos.

Acompañados de un gran séquito de más 200 personas y de seis carrozas, Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido Quijano, el Teatro Vimenor de Vioño, el local municipal de Zurita y Renedo en un viaje donde el frío, la ilusión y los nervios han compartido protagonismo.

Muchos han sido los niños que, en cada una de las cuatro localidades, han acudido a ver a los tres Magos de Oriente, que no sólo han repartido saludos, sonrisas y muchos caramelos, sino que también han llegado con muy buenas noticias para los más pequeños. “Tras un largo viaje, por fin, hemos llegado a Piélagos, cargados con todos los regalos que nos habéis pedido”, ha anunciado Gaspar.

Eso sí, el más anciano de los tres Reyes Magos, Melchor, había recordado que “sois miles de niños en todo el mundo y, por eso, si alguno se nos olvida, perdonadnos”.

Por su parte, Baltasar, el más aclamado y vitoreado, ha pedido a los más pequeños que esta noche dejasen los chupetes a un lado, se acostasen pronto y no olvidasen dejar para los camellos con los que habían llegado al Ayuntamiento de Piélagos “unos plátanos de Canarias y unas zanahorias”.

También la alcaldesa del municipio, Verónica Samperio, quien junto con otros miembros del equipo de gobierno ha dado la bienvenida a Melchor, Gaspar y Baltasar en cada una de las cuatro localidades ha traslado a Sus Majestades los Reyes Magos “un deseo muy especial”. Así, les ha pedido que, “en todas las casas haya, por lo menos, un regalo porque todos los niños y niñas se lo merecen”.

Tras la habitual recepción de Melchor, Gaspar y Baltasar en el Consistorio y el saludo desde el balcón, la comitiva real se ha desplazado hasta la carpa del aparcamiento municipal de la Avenida Luis de la Concha, de Renedo, donde ha concluido la visita con el reparto de un chocolate.

Comentarios