martes 26.05.2020
TRANSPORTE

Santander estrena una nueva conexión con el puerto irlandés de Cork

Autoridades en la inauguración de la línea entre Santander y Cork
Autoridades en la inauguración de la línea entre Santander y Cork

Cantabria recupera la conexión marítima con Irlanda con el estreno de una nueva línea de tráfico rodado operada por la compañía CldN, que conectará semanalmente el puerto de Santander con Cork y también, vía Brujas (Bélgica), con la capital irlandesa (Dublín), Killingholme y Londres (Gran Bretaña), Esbjerg (Dinamarca) y Gotemburgo (Suecia), aprovechando las rutas que la firma luxemburguesa tiene con estos destinos. La Autoridad Portuaria de Santander (APS) ha explicado que esta conexión es consecuencia del nuevo servicio que ha estrenado CLdN Ro-Ro entre el puerto de Cork y el de Zeebrugge como parte de su expansión en los servicios de transporte de mercancías entre Bélgica e Irlanda.

Viene a restituir la que a principios de año dejó de operar, y posibilita la conexión del puerto de Santander con otros puntos del norte de Europa

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, junto con el consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, entre otros, ha asistido hoy a la inauguración de la nueva línea que viene a restituir la que a principios de año dejó de operar, Brittany Ferries, que posibilita la conexión del puerto de Santander con otros puntos del norte de Europa y que, a su juicio, es un síntoma del inicio de la recuperación económica. "Es lo que tenemos que seguir haciendo, abrir cuanto antes los destinos, la movilidad interior y exterior. El coronavirus va a estar un tiempo amortiguado, pero la economía no puede parar", ha dicho Revilla, que ha destacado el carácter exportador del Puerto -"por aquí salen más productos que entran"- y para quien esta nueva conexión es una "muy buena noticia" es para Cantabria.

Por su parte, Martín ha agradecido la apuesta por el Puerto de Santander de CldN, que en los últimos cuatro años, desde su llegada en 2016, ha multiplicado por cinco su volumen de mercancías en la instalación cántabra, ha incrementado el número de líneas, también el tamaño de los barcos, y ahora pone de largo esta nueva conexión con la que pretende transportar unas 35.000 unidades anuales. Todo ello, ha enfatizado, sin ningún tipo de ayuda pública. Al igual que el presidente, el consejero se ha referido a las posibilidades de comunicación logística con Europa que esta ruta ofrece al tejido empresarial cántabro y a su área de influencia. Finalmente, ha indicado que la apertura de esta nueva línea es un indicador de la "buena salud" del transporte regional y afianza al puerto de Santander como "referencia logística de primera magnitud".

Revilla y Martín han estado acompañados en el acto por la delegada del Gobierno, Ainhoa Quiñones; el presidente de la APS, Jaime González, y el delegado de CldN en Cantabria, Roberto Pellón, entre otros. Quiñones ha felicitado el esfuerzo de la APS por atraer inversiones a Cantabria, mientras que el presidente de la entidad ha valorado la decisión de la CldN de apostar por Santander como puerto principal de operaciones en España y su crecimiento permanente en la infraestructura cántabra, donde está en vías de ampliar sus actuales instalaciones. Por último, Pellón ha justificado esa apuesta de la empresa porque considera que el puerto cántabro es el "idóneo" para exportar e importar mercancía rodada en España por su situación geográfica y porque se trata de una "solución idónea económicamente, medioambientalmente sostenible y rápida".

SERVICIO

La conexión irlandesa es consecuencia del nuevo servicio de CLdN Ro-Ro entre el puerto de Cork y el de Zeebrugge, que forma parte de su estrategia de expansión de las operaciones de transporte de mercancías entre Bélgica e Irlanda. El servicio Ro-Ro de trailers, semirremolques, contenedores, mercancía estática sobre mafi y cargas de proyecto saldrá de Santander todos los viernes y llegará a Cork los martes, de donde zarpará los jueves para para regresar de nuevo a la capital cántabra los martes. En total, la compañía luxemburguesa cuenta en el Puerto de Santander con tres escalas semanales.

Las operaciones del Grupo CLdN comenzaron en Cantabria a finales de 2016 con dos escalas semanales de la línea entre Rotterdam (Holanda) y Leixoes (Portugal). La naviera se decantó por Santander por su liderazgo en tráfico Ro-Ro en la fachada Atlántica, con conexión directa, a través de autopistas libres de peaje, y servicios regulares de ferrocarril hacia el centro de España. Desde entonces, el volumen operativo ha aumentado y el Grupo CLdN tomó la decisión de asignar buques Ro-Ro específicos, tres veces por semana, exclusivamente para la realización de las operaciones portuarias entre España y Zeebrugge. Este cambio en las rutas ha supuesto importantes ventajas para la compañía y para el Puerto de Santander, ya que se reduce el tiempo de conexión con el norte de Europa y se incrementa la capacidad del barco dedicada a la instalación cántabra, que ahora puede gestionarlo en su totalidad, cuando antes tenía que compartirlo con Leixoes. Asimismo, Santander se beneficia del aumento de sus conexiones con los mercados británico y nórdico, vía la ciudad belga de Zeebrugge.

El grupo, fundado en 1928 y con base en Luxemburgo, está dedicado al transporte y la logística multimodal y se especializa en el tráfico Ro-Ro. Cuenta con una flota de 37 buques modernos y ofrece más de 100 travesías semanales entre los puertos de Zeebrugge, Rotterdam, London, Killingholme, Dublin, Cork, Gothenburg, Esbjerg, Leixoes y Santander.

Comentarios