jueves 22/10/20
SANTANDER

Santiago Díaz responsabiliza al PP del “déficit” del servicio de basuras de Santander y advierte que va a “pelear” la rescisión del contrato

Santiago Díaz, presidente de Sadisa
Santiago Díaz, presidente de Sadisa

El presidente de SADISA, Santiago Díaz, ha asegurado hoy miércoles que el servicio de limpieza de Santander, que presta la UTE Ascan Servicios Urbanos-Geaser, cumple con lo establecido en el contrato, ha atribuido la pérdida de calidad a los recortes en el mismo y ha advertido que van a "pelear en todos los ámbitos" su rescisión, "aumentando la munición a poner en juego en función -ha dicho- de cómo transcurran los acontecimientos, porque hay mucha más y los ayuntamientos son muy grandes".

El máximo responsable de Ascan-Geaser ha denunciado que todavía no disponen del informe completo del interventor para poder defenderse

Díaz ha apuntado que el "déficit" de calidad de los últimos años es fruto del pliego de condiciones que presentó el PP en el año 2012, que "redujo el presupuesto un 24%" y ha supuesto "un ahorro de 4,2 millones de euros anuales" -42 millones en los 10 años de duración del contrato-. Según ha explicado, el pliego permite la amortización de las vacantes de jubilación, razón por la que en la actualidad el servicio cuenta con 60 operarios menos y el 70% de la ciudad ha pasado de tener barrendero todos los días a tenerlos dos días a la semana.

Díaz ha precisado que de las cinco empresas que se presentaron a la adjudicación, tres contemplaban el mismo precio y la oferta de ASU-Geaser es la única que planteaba la amortización paulatina de vacantes por jubilación, "sin ERE", al ser la fórmula "menos traumática", mientras que las otras empresas planteaban una reducción de la plantilla desde el principio debido a la merma del presupuesto.

INFORME DEL INTERVENTOR

El máximo responsable de Ascan-Geaser ha denunciado que todavía no disponen del informe completo del interventor para poder defenderse, y ha asegurado que todas las partidas incluidas en dicho informe, que suman siete millones de euros, "se basan total o parcialmente en interpretaciones sesgadas del pliego y del contrato, y no deben dar lugar a su rescisión".

A la vez, ha criticado que la alcaldesa, Gema Igual, anuncie en rueda de prensa la rescisión del contrato sin haber tenido derecho a defenderse y sin ni siquiera mediar una conversación, "con las repercusiones reputacionales que una decisión de este calibre tiene para el prestigio de la empresa".

El presidente de SADISA ha asegurado que a ningún trabajador del servicio de limpieza se le adeuda ningún salario

Diaz ha mostrado su "tristeza e indignación" como empresario y ha lamentado que desde el Ayuntamiento "se haga leña y se dé un tiro en la nuca a una empresa local -ASCAN-, que es la sexta del país en importancia, está en 2.000 ayuntamientos" y gestiona tres contratos "gordos en Madrid con 2.000 trabajadores". "Es muy amargo que en tu tierra te traten con esa frivolidad; me parece una barbaridad, no propia de un ayuntamiento serio y maduro", ha dicho.

El presidente de SADISA ha asegurado que a ningún trabajador del servicio de limpieza se le adeuda ningún salario y ha insistido en el "terrible daño" reputacional que se hace a la empresa, al tiempo que se ha mostrado convencido de que al Ayuntamiento "le va a costar mucho dinero".

RAZONES

"Vamos a ejercer nuestros derechos, tomaremos todas las medidas legales", ha subrayado tras afirmar, a preguntas de los medios, que desconoce las razones "políticas o de otra índole" que han llevado al equipo de Gobierno (PP-Ciudadanos) a tomar esta decisión, que ha achacado también a "la cualificación de las personas".

Santiago Díaz ha insistido en que "el problema es el pliego de condiciones" que se sacó en 2012 "para ahorrar dinero", una decisión que "tomó una Corporación en un momento de crisis", y se ha preguntado si ese ahorro de "4,2 millones" al año se ha trasladado a los vecinos en el recibo.

Según el presidente de SADISA, los "problemas de calidad se hacen palpables a partir de 2018", por la acumulación de jubilaciones amortizadas, como contemplaba el pliego, y ni siquiera la inclusión de dos rutas más de máquinas barredoras consiguen paliar los efectos de la merma de barrenderos.

Desde la empresa aseguran que han planteado al Consistorio diferentes opciones desde el año 2016, y argumentan que si el servicio fuese deficiente desde el principio, se habría pedido la rescisión del contrato antes y no ahora con casi ochos años prestados.

SANCIONES

Además, Díaz ha reprochado a la alcaldesa que mezcle los tres expedientes abiertos a la empresa en 2014, cuando "estábamos en plena refinanciación con los bancos y la situación económica" les hizo retrasarse en la entrega de maquinaria, con los 21 expedientes iniciados en 2019, y de los que la empresa recibió traslado "al día siguiente" de las elecciones de mayo.

Tras recalcar que para rescidir un contrato tiene que haber faltas graves, el presidente de SADISA ha precisado que de los 21 expedientes sancionadores ninguno es muy grave, nueve están recurridos y los 12 pendientes seguirán el mismo camino. Además, ha puntualizado que de los 21 expedientes, 15 son "idénticos y repetitivos", por el mantenimiento de contenedores, por lo que a su juicio "deben tratarse como un único expediente".

Comentarios