domingo 18.08.2019
SINIESTRALIDAD VIAL

En 2018 murieron 23 personas en las carreteras cántabras, una más que el año anterior

El director general de Tráfico, Pere Navarro, presenta las cifras de siniestralidad vial 2018
El director general de Tráfico, Pere Navarro, presenta las cifras de siniestralidad vial 2018

Las carreteras cántabras se cobraron el año pasado la vida de 23 personas, una más que en 2017 y dos más si compara con 2016, cuando respectivamente hubo 21 y 22 muertes.

En España, un total de 1.806 personas fallecieron en las carreteras a lo largo del pasado ejercicio, según los datos que ha presentado, hoy lunes, la Dirección General de Tráfico (DGT). Esta cifra supone 24 fallecidos menos que en 2017. El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha reconocido que es una reducción "pequeña", pero se ha mostrado satisfecho de que haya mejoras después de cuatro años con aumento de la siniestralidad. A su juicio, este cambio de tendencia es consecuencia de abrir el debate sobre seguridad vial a la opinión pública. Para Navarro, que se hable, "aunque sea mal", de aplicar medidas en materia de Tráfico "ya ayuda" a la concienciación y da "credibilidad al discurso".

Que se hable de aplicar medidas en materia de Tráfico "ya ayuda" a la concienciación y da "credibilidad al discurso"

El responsable de la seguridad vial en España no ha querido atribuir, así, estas cifras al cambio de Gobierno, aunque ha señalado que la bajada en el número de muertos se ha contabilizado en la segunda mitad del año, es decir, tras la llegada del PSOE a la Moncloa.

REDUCCIÓN DE MUERTES EN SECUNDARIAS

Además de los fallecidos, se han contabilizado 138.609 personas que resultaron heridas en un total de 102.299 accidentes registrados el año pasado, tanto en vías urbanas, como interurbanas. En estas últimas, y, en concreto, en autopistas y autovías, la siniestralidad ha aumentado un 5%, con un total de 323 fallecidos en 2018, 15 más que en 2017. Por el contrario, las vías secundarias, han reducido el número de víctimas en un 2%, aunque siguen siendo las más siniestras, con 994 muertes el año pasado. En su mayoría (38%), son accidentes mortales por salida de vía, seguida de choque frontal (27%) y fronto-lateral (16%).

Las vías secundarias han reducido el número de víctimas en un 2%, aunque siguen siendo las más siniestras

Por otra parte, la DGT destaca que el 63% de los accidentes con víctimas se han registrado en ciudad. Esto supone que 489 víctimas fallecieron en vías urbanas. Aunque esta cifra indica 20 muertos menos que un año antes, Navarro destaca que la siniestralidad ha subido en ciudades como Madrid y Barcelona.

SEGURIDAD VIAL

"Advertimos de que frente a acciones y preocupaciones sobre la calidad del aire, puede estar quedando relegada la seguridad vial", ha lamentado el director de la DGT.

Dentro de las cifras recogidas en las ciudades, Navarro también ha destacado que el 81% de los fallecidos son usuarios vulnerables, es decir, peatones (237), ciclistas (15) y motociclistas (145). Este grupo representa ya el 48% del total de víctimas de tráfico, tanto en ciudades como en vías interurbanas y destaca el aumento del número de personas atropelladas: 386, de las que 237 fallecieron en ciudad y 149 en carretera. Entre un 20% y un 30% de estas últimas son personas que se bajaron del coche en la vía, una situación que, según ha explicado el director de la DGT, está en estudio.

REDUCCIÓN DE MUERTES ENTRE CICLISTAS

Además, Navarro ha celebrado que se haya reducido en 20 el número de ciclistas muertos. Aunque ha sido prudente y, según ha explicado, hay que esperar a que esta cifra se asiente para hablar de un cambio. Por su parte, la siniestralidad entre motociclistas se mantiene igual que en 2017, 359 muertos.

Se ha reducido en 20 el número de ciclistas muertos

Durante su intervención, Navarro también ha destacado que los fallecidos de 65 años o más han aumentado de forma significativa, pasando de 465 en 2017 a 496 al año siguiente. "Los mayores son el 19% de la población y el 27% de los fallecidos", ha apuntado el responsable de Tráfico, quien ha señalado que este colectivo es cada vez mayor, por el envejecimiento de la población y caminan más que el resto de ciudadanos. Así, según los datos, más de la mitad de los mayores de 65 fallecidos en carretera eran conductores y el 82% que murieron en ciudad, eran peatones. "Sospecho que no wasapean conduciendo", ha declarado sobre las principales razones de los siniestros de este colectivo.

LA DISTRACCIÓN

Aún así, la principal causa de muerte en carretera en España es la distracción. Lo es, explica la DGT, desde 2016, y el año pasado supuso el 32% de los fallecimientos. La velocidad, con un 22%, es la segunda causa y el alcohol y las drogas la tercera (21%). Sin embargo, Navarro ha destacado que en los tres casos se ha reducido el porcentaje.

Finalmente, por comunidades, Andalucía, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia, La Rioja y País Vasco, son las que más han reducido su siniestralidad. Por el contrario, en el resto de autonomías aumenta.

Comentarios