sábado 21.09.2019
VIVIENDA

Los afectados por derribos piden la dimisión de Miguel Ángel Revilla

AMA ha realizado este sábado su última Marcha a Santander en la que, una vez más, han reclamado "justicia" y una "solución definitiva" al problema de las sentencias de demolición.

La Asociación de Maltratados por la Administración (AMA), que engloba a afectados por derribos en Cantabria, ha realizado a lo largo de la jornada de este sábado su tradicional Marcha a Santander, que cumple quince años y que será la última, ya que según han señalado "después de tanto tiempo sus cuerpos ya no están para este tipo de esfuerzos".

A primera hora de la mañana, alrededor de 140 personas han arrancado la caminata desde el municipio de Argoños, aunque según iban avanzado hacia Galizano decenas de personas se han ido sumando a la protesta.

Durante todo el trayecto, los afectados por derribos han reclamado, una vez más, "justicia" y una "solución definitiva" al problema de las sentencias de demolición, que pesan sobre cerca de 600 viviendas de la región, concentradas la mayoría de ellas en municipios costeros.

El presidente de AMA, Antonio Vilela, ha censurado el “mal funcionamiento de las administraciones” y el “poco respeto y maltrato” hacia sus ciudadanos. “Las administraciones han sido condenadas en más de 30 sentencias firmes y después de dos décadas no han sido capaces de reparar el daño causado”, ha reprochado para después afirmar que “solo pedimos justicia, lo nuestro, no queremos nada que no nos corresponda”.

Además, Vilela se ha mostrado especialmente crítico con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien en su opinión es “el responsable directo de esta situación” ya que “él era el Consejero de Urbanismo y el presidente de la Comisión regional de Urbanismo que aprobó los planes que han dado lugar a esta situación”. “Era responsable antes y ahora, y siempre ha mirado para otra parte”, ha continuado el presidente de AMA.

Por este motivo, desde la Asociación de Maltratados por la Administración piden la dimisión del presidente regional, una propuesta que según han adelantado llevarán al Parlamento de Cantabria. “Vamos a pedir su reprobación por la actuación que ha tenido con los afectados por derribos”, ha explicado Vilela.

“Lo que no puede ser es que el presidente de Cantabria lo sea a tiempo parcial, dedicando su tiempo hacia su ego y hacia la popularidad buscada a través de los medios de comunicación, y no lo haga para resolver los problemas de nuestra comunidad y para gobernar la misma. Tiene que solucionar los problemas que él mismo ha creado”.

“EL DETERIORO ES GALOPANTE”

Además de los cientos de los perjudicados por estas sentencias, en la marcha también han participado los alcaldes de los municipios afectados por las mismas.

Así, el alcalde de Argoños, Juan José Barruetabeña (PP), ha asegurado que “tanto ellos como nosotros queremos que se acabe de una vez esta situación para poder seguir desarrollando Argoños”. “No podemos hacer que esto continúe porque el deterioro es galopante”, ha afirmado.

“Desde el Ayuntamiento hay preocupación porque es una situación que nos hace siempre estar mirando todo con lupa. Tenemos unas sentencias de derribo que no podemos ejecutar porque no hay dinero”.

Respecto al futuro, Barruetabañena ha informado que antes de septiembre el Consistorio espera poder presentar las modificaciones requeridas por la CROTU sobre el plan parcial de la carretera de Portillo para que estén listas en la próxima reunión.

Y sobre las palabras de Antonio Vilela hacia el presidente de Cantabria, el regidor ha asegurado que precisamente él es “quien debería haber estado desde el primer día en esta marcha”.

El alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, durante la marcha

En la misma línea ha hablado el alcalde de Esclante, Juan José Alonso Venero (PP), para quien “tenemos un presidente que tiene soluciones para todo y en veinte años no ha podido arreglar los grandes problemas de Cantabria. Yo le diría que consejos vendo pero para mí no tengo”.

En su opinión, esta “es una situación que se prolonga demasiado en el tiempo. Lo que lo hace más injusto es la situación que viven estas familias”. “Iniciaron una lucha por sus derechos hace mas de 20 años y se están haciendo mayores sin encontrar una solución”, ha lamentado.

Para el regidor “el objetivo es claro: conseguir que jurídicamente tengamos un soporte legal, como ya se ha podido ver en sentencias como el caso de Miengo”. Y si no es posible la legalización “obtener una compensación justa, porque el patrimonio de estas personas se ha visto afectado debido al mal funcionamiento de las administraciones”.

Por su parte, el alcalde de Arnuero, José Manuel Igual (PP), también ha considerado que “el responsable de todo” es el presidente de Cantabria. “Revilla tiene que tomar responsabilidad como lo hacemos hoy los alcaldes. Tiene que dar la cara”, le ha reprochado al jefe del Ejecutivo cántabro.

Así, Igual ha vuelto a mostrar su “solidaridad con los afectados” y ha anunciado que su municipio ya tiene aprobado el proyecto de reparcelación y que las obras de urbanización, que ya están adjudicadas, comenzarán a partir de septiembre. “Para principios de año pondremos a disposición del Gobierno el suelo para las nuevas casas”, ha explicado.

Afectados por derribos

“ASESINOS DE ILUSIONES”

Una de las cosas que más ha denunciado AMA durante todos estos años es que con el paso del tiempo y el silencio de la administración la gente ha ido envejeciendo e incluso muchos de los afectados ya han fallecido. Es el caso de Esperanza, una de las propietarias afectadas que hasta este año había acudido a la marcha con su marido, recientemente fallecido.

Así, la cita de este sábado ha discurrido bajo el lema 'Cada promesa ha sido un engaño, cada engaño una cuchillada, cada mentira una puñalada en el corazón de las víctimas', dedicado a los “asesinos de ilusiones”. “Estamos muy cansados”, ha declarado otro de los vecinos, quien ha lamentado que “se han quedado muchos por el camino”.

Los propietarios afectados con los que ha podido hablar ‘eldiariocantabria’ a lo largo de la marcha todavía recuerdan el momento en que se enteraron de la situación.

Compramos nuestra casa con toda la ilusión del mundo como una segunda residencia para veranear y pasar aquí nuestra jubilación, y al poco de entrar a vivir nos enteramos lo que pasaba”, relata una de ellos.

“A mí me llamó por teléfono la Asociación, que ya estaba en marcha por aquel entonces”, declara otra, mientras su vecino destaca que muchos también tuvieron problemas con el constructor y que tuvieron que pagar por su vivienda una cifra superior a la prevista inicialmente.

Afectados por derribos marcha

Pero el caso de las personas que adquirieron las viviendas afectadas por las sentencias de derribo de segunda mano es todavía más alarmante, ya que fue el propio Ayuntamiento –el que gobernaba en aquel entonces- quien no advirtió a los compradores de la situación.

“Yo fui al Ayuntamiento a pedir información y la única contestación que me dieron fue que estaba todo legal”, han asegurado unos, mientras otros se enteraron de lo que pasaba “por los vecinos”.

Una de las entrevistadas, incluso, ha reconocido que fue el propio presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla – por aquel entonces Consejero de Urbanismo – quien le animó a comprar. “Sus palabras textuales fueron: ‘señora, compre usted el piso tranquilamente que no se va a parar Cantabria por derribarle sus casas’”, ha declarado.

Con esta XV edición de la protesta, los afectados por derribos han vuelto a recordar a los responsables políticos sus "incumplimientos, mentiras y engaños".

“Es triste que la administración, que es la causante de todo, se vaya de rositas y nosotros seamos los que lo estemos padeciendo”, han afirmado. “Yo solo quiero mi casa y vivir tranquila, no pedimos más. No queremos vivir con la incertidumbre de que igual en quince días estamos en la calle”, han manifestado.

Muchos de los manifestantes no logran entender cómo se ha llegado a esta situación. “¿No se podía haber parado antes?”, se preguntan. “Tienes una permiso de habitabilidad y, de repente, te encuentras con una orden de derribo y engañado por la gente que te tenía que defender”.

Afectados por derribos a su llegada a Peñaherbosa

PROTESTA EN LA SEDE DEL GOBIERNO

A su llegada a Galizano, los participantes han aprovechado para comer y se han trasladado en autobús hasta la sede del Gobierno de Cantabria en la calle Peña Herbosa de Santander, en la cual se ha desengranado los “incumplimientos" de esta Administración y el "abandono" a las víctimas, así como la "hipocresía" de sus palabras y actuaciones, encabezadas por el presidente. Por ello, todos los participantes han exhibido pancartas y han coreado diferentes consignas, entre ellas “¿dónde estás, presidente?”.

A las puertas del Ejecutivo, donde no han sido recibidos por ningún representante, también han llamado, megáfono en mano, "sin vergüenza" a Revilla, aunque han aclarado que no se trata de "un insulto" al presidente, sino de una "definición de su comportamiento con nosotros", por "no tener vergüenza", ha precisado Vilela.

Y es que, a su juicio, y el de todas las personas que han secundado la protesta, el jefe del Ejecutivo debería haber estado allí, recibiéndoles y dando "la cara", en vez de estar "en los platós de televisión".

Seguidamente, la marcha se ha dirigido a la Grúa de Piedra, y desde allí se ha trasladado al Ateneo, donde se ha celebrado el acto final con representantes del Senado y de todos los grupos del Parlamento de Cantabria.

Afectados por derribos frente a la Grúa de Piedra

Ahí han intervenido, la vicepresidenta primera de la mesa del Parlamento de Cantabria y diputada regional, Rosa Valdés (PRC), quien ha manifestado “tener conocimiento del calvario” de los afectados y ha asegurado que su grupo parlamentario “siempre hemos estado ahí cada vez que nos habéis necesitado para intentar buscar soluciones” en un tema “complejo y que no es nada fácil”. Además, la regionalista también ha recordado que Rafael de la Sierra, actual consejero de Presidencia, quien “ofreció una posibilidad para intentar canalizar las reivindicaciones” cuando era portavoz parlamentario.

En su opinión, “es un error focalizar la culpa y la responsabilidad sobre una única persona cuando han sido distintos los gobiernos que se han tenido que enfrentar con este problema”. Y ha señalado que el PRC “ha intentado poner las vías” su solución, asegurando que han pagado ya “más de un millón de euros en indemnizaciones” y se han concedido créditos a varios ayuntamiento para que pudieran hacer frente a las indemnizaciones.

Tras la diputada, ha tomado la palabra el Director General de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio (PRC), para quien en esta legislatura “se han tomado decisiones positivas a favor del colectivo, pero que han sido insuficientes”. Así, ha declarado que llegado este momento “hay que buscar una solución final”. No me gustaría seguir viendo que este problema se eterniza sin llegar a una solución”.

Por su parte, el diputado y portavoz del PP en el Parlamento, Íñigo Fernández, que ha recordado el viaje a Bruselas –al Parlamento Europeo- que hizo con la Asociación y ha declarado que “desde ese momento me he sentido un poco parte de vuestro colectivo, e incluso me duele sentarme aquí y no haber podido poner una solución después de tantos años”.

Javier Fernández (PP), ha sido el siguiente en intervenir. El senador por Cantabria quien ha subrayado que es “llamativo que las instituciones hayamos sido incapaces de resolver este problema”. “La Administración está para resolver problema y en este caso lo ha creado”, ha matizado.

En el acto celebrado en el Ateneo también ha estado presente el portavoz de Ciudadanos en Cantabria y diputado regional, Rubén Gómez, quien ha manifestado el compromiso de su partido con todos los afectados. “Merecéis desde hace mucho tiempo que se produzca esa respuesta y que se haga justicia”, ha afirmado.

Finalmente, algunos de los presentes formularon un deseo, coincidiendo todos en que "el problema se resuelva ya".

Afectados por derribos en el Ateneo de Santander

Comentarios