Martes 21.08.2018
SEGURIDAD VIAL

Uno de cada cinco conductores reconoce conducir después de beber alcohol

Una persona se somete a un control de alcoholemia
Una persona se somete a un control de alcoholemia

Uno de cada cinco conductores cántabros (un 17%) reconoce conducir después de haber bebido alcohol, un porcentaje por debajo de la media de España que se sitúa en un 25%, según los datos del estudio 'Hábitos de conducción 2018' elaborado en el marco de la Campaña de seguridad vial 'Un refresco, tu mejor combustible', una iniciativa del RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) con el apoyo de la DGT.

Según este informe, las comunidades autónomas que más destacan por esta práctica son Baleares (34%), el País Vasco (31%) y Navarra y Murcia (29%).

El estudio también señala que el verano es la época del año en la que se produce un mayor número de viajes y, unido a ello, un mayor número de accidentes.

Así, indica que la fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal en las carreteras y se manifiesta con síntomas como la pérdida de concentración, picor de ojos, visión borrosa, parpadeo constante, necesidad de moverse en el asiento, deshidratación y somnolencia. Sus consecuencias son una pérdida de atención y un aumento del tiempo de reacción ante un obstáculo de un 86%.

"Por tanto, es importante detectar los síntomas a tiempo y tomar las medidas necesarias para evitar una situación que puede desencadenar un accidente", han destacado los autores del estudio en un comunicado.

En los largos recorridos, un 15% de los cántabros afirma no parar

En el caso de los conductores de Cantabria, el 68% utiliza el coche para viajar, estando por debajo de la media nacional que es del 73%. En los largos recorridos, un 15% de los cántabros afirma no parar, dato que se sitúa en línea con la media nacional, que es de un 14%. Sin embargo, el 78% no hace las paradas recomendadas, superando con un punto la media nacional situada en un 77%.

Al preguntarles a los conductores de Cantabria por la hora a la que prefieren iniciar el viaje a sus destinos de vacaciones, la mayoría se decanta por salir a primera hora de mañana, concretamente un 70%, superando la media nacional que se sitúa en un 67%. Sólo un 7% opta por la noche.

CONSEJOS PARA EVITAR LA FATIGA AL VOLANTE

Mantener una adecuada hidratación, especialmente en verano y en viajes largos, también es importante. Sin embargo, un 61% de los conductores no son conscientes de que provoca reducción de la atención, dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular.

"Para evitar la aparición de la fatiga, hay que tener en cuenta que conocer los síntomas es la mejor forma de prevenirla", han resaltado los responsables de la campaña que han subrayado que en los largos desplazamientos "hay que recordar tres reglas básicas: parar al menos cada 2 horas, estirarse y aprovechar para beber un refresco, para mantener el tono físico y la capacidad de atención".

Así, recomiendan iniciar el viaje descansado, habiendo dormido siete horas e intentando evitar viajes después de la jornada laboral. De la misma manera, destacan que "viajar de forma cómoda reduce la fatiga" por lo que aconsejan ajustar bien el asiento, el reposacabezas y hacer reglaje en profundidad y altura del volante.

Por otro lado aconsejan tomarse la conducción "de forma relajada", no bajar la vigilancia en los kilómetros finales, "ya que muchos accidentes se producen en estos momentos", descansar cada dos horas o 200 kilómetros y aprovechar para hacer unos estiramientos para recuperar el tono físico. Igualmente, aconsejan mantenerse hidratado, "ya que la falta de líquidos provoca, entre otras cosas, una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular".

Comentarios