lunes 21.10.2019
SOCIEDAD

Los niños cántabros quieren ser futbolistas y las niñas profesoras

No quieren ser políticos, ladrones, reyes ni presentadores de conocidos reality shows.

Niños jugando al fútbol
Niños jugando al fútbol

Los niños cántabros sueñan con ser futbolistas (20,2%), policías (12,4%), profesores (7,7%) y youtubers (5,9%) mientras que las niñas siguen deseando ser profesoras (29,5%), veterinarias (10,7%), doctoras (9,4%) y policías (5,9%), según la XIV encuesta Adecco 'Qué quieres ser de mayor'.

Además, los jóvenes tienen claro que en su futuro el trabajo será más tecnológico y estará basado en la convivencia entre el hombre y la máquina. Al menos, más de la mitad de los encuestados opina que en el futuro personas y robots trabajarán juntos en igualdad de condiciones.

La encuesta realizada por Adecco da voz a más de 2.000 niños en toda España de entre 4 y 16 años, 150 cántabros para conocer su opinión sobre la situación de nuestro mercado de trabajo, nuestra actualidad política y social y su visión de cómo será el futuro en materia laboral.

Como ha sucedido casi invariablemente en todos los años de encuesta, los chicos cántabros quieren ser futbolistas (20,2%), seguidos a mucha distancia de la profesión de policía, con el 12,4% (mantiene la segunda posición) y de la de profesor (7,7%) que sigue tercera en el ranking.

Cuarta continúa la de youtuber, más novedosa en este ranking pero afianzada ya con el 5,9% de los votos de los chicos, que precede a otro clásico masculino, querer ser arquitecto (5,5%). Ingenieros, médicos, bomberos, veterinarios o informáticos completan el top 10 con pocas diferencias con respecto al año anterior.

Por su parte, las chicas siguen queriendo ser profesoras (29,5%), un porcentaje que crece 10 puntos porcentuales con respecto al año anterior. Tras la de maestra, las profesiones preferidas por las niñas son veterinaria (10,7%) que se coloca segunda, médico (baja una plaza) con el 9,4%, policía (sube desde la octava posición) con el 5,9% y peluquera (4,5%).

Completan las primeras posiciones profesiones como cantante, actriz, dentista (se cuela en el top 10), gimnasta (también aparece por primera vez tan arriba) o ingeniera (menos habitual hasta ahora). Desaparecen de los primeros puestos otras opciones como las de ser enfermera, escritora o fotógrafa.

Más anecdóticas son entrenador de delfines, acróbata, cuidador de perros, famoso de una serie, estilista de uñas, fabricante de juguetes, informático de hospital --"porque me gustan los hospitales pero no la sangre así que prefiero trabajar con el ordenador"--, mariachi o rockera.

Lo que parecen tener claro los encuestados es lo que no quieren ser en el futuro. Y una edición más, es la profesión de político la que menos adeptos tiene pues un 24,1% de los encuestados no querría serlo de mayor. A esta le siguen otras como barrendero (13,2%), cualquier otro empleo que no sea el que quieren desempeñar de mayores (12,5%), médico (8,9%), camarero (5,6%) o bombero (4%).

Además, los niños y niñas encuestados en Cantabria no querrían ser ladrones, reyes, cabreros, alcaldes o presentadores de conocidos reality shows.

RONALDO y SHAKIRA, LOS JEFES

Si tuviesen que elegir ya quién sería ese jefe ideal con el que trabajar en el futuro, los chicos cántabros preferirían ponerse a las órdenes de deportistas de élite como Cristiano Ronaldo (15,1%) o Leo Messi (12,4%) mientras que ellas no quieren tener jefe (11,5%) o se pondrían a las órdenes de la cantante colombiana Shakira (10,7%).

Para los niños y niñas cántabros el aspecto más importante para ser feliz en el trabajo es disfrutar de un buen ambiente laboral y una buena relación con los compañeros, así lo cree el 29,7%. En segundo lugar, "que te guste tu trabajo" es la respuesta más habitual entre los encuestados (12,8%), seguido de percibir un buen salario (11%). Un 10,3% opina que la felicidad laboral depende de la actitud que uno adopte ante el trabajo y un 7,1% piensa que lo importante es recibir un buen trato.

Sobre el salario que querrían ganar el día de mañana las diferencias son abismales. Los chicos cántabros piden cantidades millonarias al mes (25%) mientras que las niñas votan un sueldo medio de entre 500 y 1.000 euros mensuales (11,6%).

Lo que más destacarían en una entrevista de trabajo son, un año más, las características que componen su personalidad (29,7%). Se describen como buenas personas, simpáticos, amigables, sociables, puntuales, sinceros o leales. Después, destacarían las competencias o habilidades de las que hacen gala (21,3%), la actitud que adoptarán ante el trabajo (13%), mientras un 9,1% reconoce que no sabe de qué hay que hablar en estas entrevistas.

Este año, tanto chicos como chicas prefieren dedicar la jubilación a viajar, así lo afirma el 20,1% de ellas y el 15,8% de ellos. Tras esta decisión, cada sexo toma un rumbo distinto.

Los chicos cántabros eligen como segunda posibilidad pasar tiempo con la familia (12,4%), vivir tranquilamente (10,8%), hacer deporte (9,2%) o practicar sus aficiones (6,3%). Ellas en cambio en segundo lugar se dedicarán a las tareas domésticas (16,4%), a estar con la familia (11,7%), a hacer manualidades o trabajos creativos (8,2%) y a vivir tranquilamente (7,1%).

Comentarios