domingo 25/10/20
TRIBUNALES

Estudian reclamar a David Guetta un millón de euros

guetta
Javier Palacios, Calixto Alonso y Vicente González

Las empresas promotoras del fallido concierto de David Guetta en Santander en julio de 2018, Delfuego Booking y Heart of Gold (UTE lA Campa), que se encuentran en concurso, interpondrán una demanda civil contra el artista en los juzgados de primera instancia de Santander por daños directos e indirectos que, según sus cálculos, superan el millón de euros, de los que casi 600.000 se corresponde con el dinero de las entradas vendidas. Así lo han anunciado hoy viernes en rueda de prensa el administrador concursal, Calixto Alonso, y el abogado de Delfuego, Vicente González, quienes han recalcado que el objetivo de esta demanda civil es "recuperar gran parte del patrimonio dañado" por el comportamiento "grosero" de Guetta con el fin de poder devolver el dinero de las entradas a los "aproximadamente 7.000 fans afectados". Pero esta acción solo se podrá ejercitar en el supuesto de que se eleve a firme la sentencia del Juzgado de lo Mercantil de Santander que anula la cláusula del contrato que obligaba a resolver cualquier discrepancia o incumplimiento mediante arbitraje en Londres.

El objetivo es "recuperar gran parte del patrimonio dañado" con el fin de poder devolver el dinero de las entradas

Una sentencia dictada esta misma semana, el 30 de septiembre, que el abogado de la sociedad ha calificado de "extraordinaria y novedosa" porque es "la primera vez o la segunda que un tribunal español resuelve en tal sentido" y "por lo excepcional" del asunto. "No me atrevo a hablar de plazos porque no se sabe cuál va a ser la reacción" del artista, que al parecer tiene fijado su domicilio en Moscú, ha explicado el letrado, quien ha destacado que las dificultades de notificación han retrasado esta sentencia del Juzgado de lo Mercantil "de cuatro a seis meses". De hecho, el juzgado declaró a Guetta en rebeldía el pasado 28 de agosto, tal y como consta en la sentencia que estima el recurso de Delfuego y anula la cláusula arbitral. Ahora, el dj tiene 20 días naturales para recurrir en apelación ante la Audiencia provincial la sentencia desde que le sea notificada, pero la administración concursal y el representante de la sociedad temen que haya que llegar a notificarla a través de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Delfuego Booking entró en concurso de acreedores en septiembre de 2018, dos meses después de la fecha del concierto, previsto para el 28 de julio en la Campa de La Magdalena y que no se celebró por incomparecencia del artista, que poco antes de la hora en la que debía comenzar su actuación, anunció que un supuesto problema en el avión que debía traerle de Moscú a Santander le impedía asistir. El artista devolvió "parte" de su caché (230.000 euros) pero la promotora pretende reclamar el resto, así como los gastos directos e indirectos en que se incurrió en la organización del show impuestos por el raider del artista, que cifra en 250.000 euros; el importe de las entradas vendidas que en el concurso han sido reconocidas para su reintegro, por importe de 595.000 euros; y "el déficit concursal que ha arrastrado a la mercantil a la insolvencia y a la liquidación". "Daños directos e indirectos que superan el millón de euros", si bien "habrá que aquilatar la demanda y ser muy rigurosos" a la hora de justificar documentalmente cada cuantía, han explicado.

El abogado de Del Fuego ha explicado que solicitaron la suspensión de la cláusula arbitral porque no estaba claro qué tribunal de Londres tenía que dirimir el asunto y por el alto coste del procedimiento, que ha cifrado en 150.000 libras solo para activarlo. Ha añadido que junto a la "complejidad" del asunto, han tenido que "dedicar sus esfuerzos" a defenderse de "una serie de acciones insensatas e irresponsables" y de un "comportamiento desaforado que los tribunales han archivado". "Se ha intentado una cacería", ha afirmado en expresa referencia a la querella criminal promovida por una plataforma de afectados por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y solvencia punible, que el juzgado primero y la Audiencia después ha inadmitido, pese a lo cual "nos hemos encontrado con una pena de banquillo y de periódico todos los días", ha dicho. El abogado ha defendido el comportamiento "diligente, exquisito y riguroso" de las promotoras del concierto, "siempre en interés de los acreedores", y ha asegurado que todos sus activos se han puesto a disposición del juzgado para pagar a los acreedores. Ha añadido que es "de justicia" que los fans recuperen el dinero de las entradas pero ha recalcado que hay que seguir las reglas de prelación que establece la legislación mercantil, que da prioridad a acreedores como la Seguridad Social y otros.

AYUNTAMIENTO DE SANTANDER

Sobre la postura del Ayuntamiento de Santander, que esta misma semana comunicaba la imposición de una sanción de algo más de 15.000 euros a la UTE La Campa por el fallido concierto de Guetta, el administrador concursal y el abogado de la mercantil han afirmado que no les consta que el Consistorio haya iniciado ni pretenda iniciar ningún tipo de acción directa contra el artista, al que sí ha abierto un expediente sancionador. Junto a Calixto Alonso y Vicente González ha comparecido Javier Palacios, socio de Delfuego Booking, quien ha señalado que "se ha sentido solo" por parte del Ayuntamiento en este proceso que ha sido "bastante doloroso", con un escenario "desolador" que se empieza a despejar en los juzgados. No obstante, ha puntualizado que también se ha visto arropado por "gente muy buena que cree en tu versión".

Comentarios