viernes 17.01.2020
CONSUMIDORES

Santander tiene el segundo suministro de agua más caro del norte de España

El precio medio en la capital está en 26,42 euros, solo diez céntimos más barato que en Santiago de Compostela, y superando a Bilbao, Oviedo, A Coruña, Burgos o León. También es más cara que en ciudades como Madrid.

Santander tiene el segundo suministro de agua más caro del norte de España
Santander tiene el segundo suministro de agua más caro del norte de España

El suministro de agua (abastecimiento y saneamiento) en España varía de una ciudad a otra, algo normal teniendo en cuenta que es un servicio en manos de los Ayuntamientos o, en su defecto, privatizado por los Consistorios. Pero según un estudio de FACUA-Consumidores en Acción, la diferencia de las tarifas puede llegar a ser de un 1.139%. El análisis se ha hecho en base a los datos aportados por 53 ciudades. La más cara es Barcelona, con un precio medio en 2019 de 46,89 euros; la más barata León, con 5,49 euros. En este contexto, Santander se encontraría ligeramente por encima de la media, con 26,42 euros. Pero lo llamativo es que, en comparación con las ciudades más similares en población, la capital de Cantabria es de las más caras. Y es la segunda en todo el norte de España, solo diez céntimos más barato que en Santiago de Compostela. Y eso es algo independiente de que el servicio sea público o privado.

La gestión en Santander depende de la empresa privada Aqualia. La tarifa se congeló en 2018 después de que el Ayuntamiento comprobase que la gestora había obtenido un superávit de casi 800.000 euros desde 2006, cuando comenzó la concesión, hasta 2015, cuando se cumplieron 10 de los 25 años que durará. Un suministro de agua que, como se conocía este viernes, se va a cortar a partir de las 21:00 horas para conectar un nuevo tramo de tubería, aunque desde el Consistorio se ha afirmado que no afectará al servicio, pues los depósitos estarán “completamente llenos”, lo que impedirá que los ciudadanos se queden sin agua hasta las 9:00 horas del sábado, momento en que se restablecerá el servicio.

A pesar de esa congelación, que por cierto se ha dado en numerosas ciudades, el coste del consumo sigue siendo elevado en comparación con ciudades de nuestro entorno, tanto si tienen una población similar como si están más o menos pobladas.

Por ejemplo, Oviedo, cuya gestión del suministro agua también depende de Aqualia y tiene unos 48.000 habitantes más, tiene un precio medio de 14,35 euros, es decir, unos 12 euros menos que Santander, que a 2018 contaba con 172.044 (según datos del INE a 1 de enero de 2019). Si se analiza el consumo de 20 m3 la diferencia es mayor. En Santander dicho consumo es de 36,78 euros para los contadores individuales de 13 y 15 mm, mientras que en Oviedo esa cantidad es de 20,11 euros. Una diferencia de más de 16 euros por vivienda.

Y lo mismo ocurre en una decena de ciudades de toda España. Incluso es más caro que en Madrid, donde el precio medio es de 22,03 euros, el consumo de 20 m3 con contador de 13 mm cuesta 27,59 euros y con el contador de 15 mm, 28,31 euros.

Albacete, que gestiona el suministro a través de una empresa pública y su población supera a la de Santander en unos 1.000 habitantes, tiene un precio de consumo de 27,26 euros, siendo el precio medio de 20,16 euros. En este caso, al igual que ocurre con Oviedo y Santander, las tarifas se han mantenido intactas respecto a 2018.

Castellón de la Plana, con 170.888 habitantes, es otro caso idéntico, salvo que en esta ocasión tiene menos población que Santander y se gestiona por una empresa privada. Su consumo de 20 m3 es de 22,73 euros para los contadores de 13 mm, y 24,74 para los de 15 mm. En ambos casos muy por debajo de los valores que registra Santander. El precio medio en la ciudad valenciana es de 19,27 euros, unos 7 euros más barata.

Llamativo es el caso de San Sebastián, cuya gestión está en manos del Ayuntamiento y que en 2019 ha registrado una rebaja del coste del consumo, y por lo tanto del precio medio. Para el consumo de 20 m3, independientemente del tipo de contador, el coste es de 18,13 euros, lo que supone un 40,8% menos que en 2018. El precio medio es de 14,04 euros, un 40% menos que hace un año y 12,38 euros menos que en Santander.

De las ciudades del norte de España también Bilbao se encuentra por debajo de la capital cántabra. En este caso, la gestión del agua está en manos públicas y experimentó un incremento de más del 2%, pero su precio medio es de 23,30 euros, es decir, tres euros más baratos. El consumo de 20 m3 es 6,54 euros más barato para una población que duplica a la de Santander. Idéntico caso es el de Vitoria, que con 249.176 habitantes y gestionada por una empresa pública, tiene un coste medio de 18,64 euros y un precio por consumo de 25,21 euros, muy por debajo de la capital cántabra.

Y lo mismo ocurre con A Coruña, Burgos, Gijón, Lugo, Orense, Oviedo, Palencia, Pontevedra, San Sebastián y Vitoria. Santander también presenta un suministro de agua más caro que ciudades como Badajoz, Logroño, Pamplona o Salamanca. En todos los casos, la diferencia del precio medio se encuentra entre 4 y 12 euros menos que la capital cántabra.

Comentarios