sábado 5/12/20
REDES

El Ayuntamiento de Torrelavega reaviva la controversia al defender al policía local que multó a un repartidor con 1.500 euros

El vídeo se hizo viral en muy poco tiempo. Un repartidor de FedEx era multado por un policía local de Torrelavega con 1.500 euros durante el estado de alarma. Según explicaba el trabajador, iba a repartir material sanitario. Su profesión es una de las pocas que el estado de alarma permite seguir desarrollándose con relativa normalidad, pero el agente decidió imponerle la sanción por estar detenido en un lugar inapropiado. Una semana después de la polémica el Ayuntamiento de la capital del Besaya ha emitido un comunicado defendiendo la labor del funcionario, algo que ha reavivado la controversia en las redes sociales.

En dicho comunicado el Consistorio ha reiterado su respaldo al policía local y ha mostrado su “total rechazo” hacia los insultos y las amenazas que muchos usuarios de redes sociales han lanzado contra los agentes. Lejos de calmar los ánimos, las reacciones al comunicado han sido igualmente encendidas.

Varios usuarios de Twitter han señalado que este agente “tenía que haber estado jubilado” o haberle “tenido en un despacho” desde hace tiempo. Asimismo, Enrique HC ha instado al Ayuntamiento a defender “a los ciudadanos también, que gracias a ellos estáis ahí”. En esta misma línea se ha expresado Manuel Collado, en cuyo mensaje señala que “tanta gente contra uno difícil que sea la mayoría la que está equivocada, vamos que defendéis lo que hace ese “policía””.

Y es que, como han recordado muchos usuarios, las críticas no se han dirigido contra el cuerpo de la Policía Local de Torrelavega o contra los agentes, sino contra un individuo en concreto que “todos sabemos de qué pie cojea”, ha escrito en la red social @siroveteya, quien continúa preguntándose si “ya le habéis dado la baja hasta diciembre? O que siga jodiendo a los que trabajan”.

Hay que recordar que la reacción del repartidor, muy airada, no tardó en dar el salto incluso a medios nacionales. En el vídeo se podía escuchar cómo acusaba al agente de tener muy mala fama entre los vecinos, llegando a afirmar que “cuando te jubiles va a haber una fiesta”. Poco después algunas pancartas contra el agente aparecían en varios puntos de la capital del  Besaya.

Ante lo ocurrido, el Ayuntamiento ha destacado la "gran labor" que a diario realiza el cuerpo y que, en ocasiones como ésta, es "injustificadamente cuestionada", lamentando las actitudes en contra de la Policía Local que se han venido produciendo en los últimos días, especialmente a través de redes sociales, a raíz de la difusión de este vídeo.

El concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, ha destacado que "no podemos cuestionar bajo ningún concepto la actuación del oficial" en esa intervención. "Estamos viviendo una situación compleja, difícil, en la que los nervios están a flor de piel, pero fue una actuación, en todo momento, proporcionada a las circunstancias que se estaban dando", ha opinado. Además, ha añadido que se trata de un agente con una trayectoria de "muchos años" y que va a tener el "respaldo" del Consistorio para "todas" las actuaciones que se lleven a cabo.

Respecto a las manifestaciones que este incidente ha generado, con amenazas, calumnias, y ofensas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y sus integrantes, Pérez Noriega ha señalado que es un ataque que "no está justificado", dado que "el agente actuó bajo mandato del Ayuntamiento, cumpliendo la normativa". En este sentido, ha advertido que desde el Consistorio harán todo lo que esté en sus manos para "clarificar y, si las autoridades los estiman, proceder a la denuncia correspondiente".

"Se está ofendiendo a una persona, a una familia y a una institución como es el Ayuntamiento y no va a quedar impune. Se pondrá en conocimiento de la autoridad competente para que obre en consecuencia", ha sentenciado.

Comentarios