lunes 19.08.2019
TORRELAVEGA

La CROTU desestima el recurso de Sasián para la legalización de las naves industriales de Tanos

Naves de Paruvi
Naves de Paruvi

La Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) ha desestimado el recurso de alzada presentado por el empresario y exconcejal de Torrelavega Rufino Sasián contra la decisión por la que se le denegaba la legalización de las naves industriales en suelo no urbanizable en el barrio La Llamiega de Tanos. Además, en una segunda resolución, ha denegado la solicitud de relleno de dos parcelas de casi 3.000 metros cuadrados para la construcción de un aparcamiento en el entorno de la empresa PARUVI, propiedad de Sasián, en el mismo barrio.

Contra los dos acuerdos de la CROTU, adoptados en su última sesión el pasado 8 de julio, los ha dado a conocer hoy la Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT), cabe interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses o solicitar la anulación o revocación al Consejo de Gobierno de Cantabria.

"Se trata de un pequeño polígono industrial ejecutado al margen del planeamiento y sin que se hayan cumplido con los deberes urbanísticos"

En el caso de la legalización de las naves industriales, la CROTU considera en su resolución que no puede entenderse, como alega Sasián, que el simple hecho de que las instalaciones cuenten con una declaración de interés social o utilidad pública determine que las actuaciones que así se consideren deban obligatoriamente ejecutarse "desconociendo la legalidad urbanística". Además, abunda que en este caso "no nos encontramos ante una simple actuación aislada en suelo rústico para implementar una actividad industrial sino que en realidad se trata de un pequeño polígono industrial ejecutado al margen del planeamiento y sin que por el propietario se hayan cumplido con los deberes urbanísticos que ello implica". También expone la CROTU que se trata de un suelo urbanizable no programado donde "sin el preceptivo plan parcial se han construido un conjunto de naves industriales", que tampoco han pagado plusvalías urbanísticas, ni el propietario ha cumplido los deberes de cesión de terrenos y aprovechamiento urbanístico previstos para el suelo urbanizable. Por todo ello, la comisión ha determinado negar la legalización, independientemente de que las instalaciones cuenten con la citada declaración de interés social.

En cuanto a la denegación del relleno de dos parcelas de 1.382 y 1.571 metros cuadrados con destino a aparcamiento de vehículos y depósito de contenedores y mercancías, que Paruvi justifica para únicamente dar servicio a la actividad industrial de las naves construidas antes de 2001, la CROTU se remite a la denegación de licencia de obra para el relleno por parte del Ayuntamiento de Torrelavega en mayo de 2018 por incumplir la Ley del Suelo y porque también da servicio a un conjunto de naves industriales ejecutado al margen del planeamiento que no fue autorizado por la CROTU el pasado 14 de febrero. La comisión regional esgrime, además, que actualmente en Torrelavega existe suspensión de licencias como consecuencia de la aprobación inicial de la revisión del PGOU, y la actuación solicitada está vinculada a un uso industrial "que no es autorizable de conformidad al nuevo Plan General en proceso de revisión".

ACPT

En un comunicado, ACPT ha valorado que ambos acuerdos "dejan claro" que el exconcejal Sasián podía haber construido las naves y haber realizado el relleno si hubiese desarrollado un plan parcial, con sus respectivas cesiones de suelo y aprovechamiento al Ayuntamiento, "pues estábamos hablando de suelo urbanizable no programado que a los efectos es un suelo rustico". Pero, para ACPT, al ex edil "le ha importado muy poco las leyes urbanísticas municipales y no ha estado dispuesto a ceder ni un solo metro cuadrado como ya hizo en anteriores ocasiones". En este sentido, la formación ha subrayado que no permitirá "ilegalidades urbanísticas de nadie, y menos de quien llega a la política para beneficiarse particularmente". En su opinión, "es cuestión de tiempo que se tengan que derribar las naves ilegales" puesto que "aunque quisiera desarrollar ese plan parcial, el cambio de catalogación de suelo que contempla la aprobación inicial del PGOU hace imposible desarrollar ningún plan parcial en esos terrenos al considerarlos de especial protección", ha sostenido.

Comentarios