Sábado 23.02.2019
SUCESOS

Destapado un punto de venta de drogas en Cartes que acaba con la detención de un hombre

la investigación comenzó al tener indicios de que en una vivienda de Santiago de Cartes se podía estar vendiendo drogas.
la investigación comenzó al tener indicios de que en una vivienda de Santiago de Cartes se podía estar vendiendo drogas.

La Guardia Civil de Cantabria ha destapado un punto de venta de estupefacientes en la localidad de Santiago de Cartes, que estaba causando una importante alarma social, y ha detenido a un hombre de 39 años, con iniciales G.M.V., como presunto autor de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

En los registros practicados en dos inmuebles se intervinieron diferentes cantidades de cocaína y hachís, más de una veintena de cartuchos del calibre 9 mm, cerca de 2.100 euros en metálico, que los investigadores suponen pueden proceder de la venta de drogas, así como más de 3.000 euros en billetes de lotería, todos ellos de diferentes numeraciones, entre otros efectos.

Según ha informado hoy la Guardia Civil en nota de prensa, la investigación comenzó al tener indicios de que en una vivienda de Santiago de Cartes se podía estar vendiendo drogas. La operación se centró, en concreto, en dos viviendas y en un hombre al que le constaban más de una veintena de detenciones e investigaciones por la Guardia Civil, principalmente por delitos contra el patrimonio. Igualmente, se pudo averiguar que este hombre no tenía un trabajo conocido, si bien, tras los registros practicados en el interior de las viviendas, se comprobó que tenía un alto nivel de vida.

Las vigilancias sobre las viviendas llevadas a cabo por los agentes constataron un trasiego de personas que se acercaban a la ventana de una de ellas y, tras permanecer un corto espacio de tiempo, se ausentaban del lugar, por lo que se sospechó que podía ser un punto de transacciones de drogas.

Con todos estos datos, ayer por la mañana se practicó la entrada y registro en las viviendas investigadas, encontrándose junto a la citada ventana unos 45 gramos de hachís y dinero fraccionado, lo que confirmó las sospechas de los agentes.

En los registros también se encontraron ocultas en una caja varias dosis de cocaína, se localizaron dos balanzas de precisión, así como plásticos utilizados para realizar las dosis de droga. Además, se intervinieron más de 2.000 euros en metálico ocultos entre diferentes ropas y partes de las viviendas. Igualmente, se pudo comprobar la existencia de un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico, al detectarse la manipulación de la instalación y contadores.

Comentarios