miércoles 21/10/20
NOJA

Noja organiza un curso de Lengua de Signos en su apuesta por la inclusión y la educación como un proceso de transformación social

El ciclo, de 60 horas lectivas repartidas en 24 sesiones, permitirá a los asistentes adquirir el nivel A1
Parte del cartel del curso de lenguaje de signos
Parte del cartel del curso de lenguaje de signos

El Ayuntamiento de Noja, a través del programa Ennojate365 dependiente de la Concejalía de Educación, inicia el próximo 14 de octubre un curso de Lengua de Signos (nivel A1) que, como ha recordado la titular del área, Rocío Gándara, había sido “demandado desde hace tiempo” en el municipio.

A lo largo de 60 horas lectivas, que se repartirán en 24 sesiones los lunes y miércoles de 17:00 a 19:30 horas, la sala de usos múltiples de la Oficina de Turismo acogerá este curso, que en todo momento cumplirá con todas las medidas sanitarias establecidas por el Ministerio de Sanidad, Gobierno de Cantabria y Ayuntamiento de Noja.

Se establece como requisito imprescindible acudir con mascarilla transparente

Podrán realizar este curso los mayores de 16 años y se establece como requisito imprescindible acudir con mascarilla transparente, facilitando así al personal docente la posibilidad de contar con el lenguaje gestual de la cara, imprescindible para la interactuación con personas sordas. Los interesados pueden inscribirse enviando un mensaje de WhatsApp al teléfono 644516229.

FESCAN, la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Cantabria será la encargada de su impartición. El curso ha sido subvencionado por el Ayuntamiento de Noja en un 70%, por lo que el alumno solo deberá abonar 60 euros.

De este modo, el Ayuntamiento “apuesta por la inclusión y la educación como un proceso de transformación social”, ha explicado Gándara, para quien este curso “ofrece respuestas a la diversidad, concretamente a las personas con deficiencias o discapacidades sensoriales auditivas”.

Por su parte, el alcalde de la Villa, Miguel Ángel Ruiz Lavín, ha subrayado que este curso permite “mejorar la realidad” para un sector importante de la sociedad. “Vivimos una realidad en la que términos como inclusión y diversidad deben asumirse como una responsabilidad más del Ayuntamiento”, ha explicado. Ruiz Lavín ha recordado que dicha inclusión es una “respuesta positiva a la diversidad de las personas y sus diferencias individuales”. Por tanto, “no es un problema, sino una oportunidad para enriquecer nuestra sociedad”, como señala la Unesco, que valora la necesidad de la inclusión para lograr un mundo más equitativo y más respetuoso frente a las diferencias; beneficiar a todas las personas independientemente de sus características, sin etiquetar ni excluir; y proporcionar un acceso equitativo, haciendo ajustes permanentes para permitir la participación de todos y valorando el aporte de cada persona a la sociedad.
 

Comentarios