Imprimir

El PRC, preparado para obtener representación en Madrid después de tres intentos infructuosos en los últimos cuarenta años

eldiariocantabria.es | 19 de Febrero de 2019

De izquierda a derecha, los dirigentes del PRC José María Mazón, Miguel Ángel Revilla, Francisco Javier López Marcano, Paula Fernández y Pedro Hernando
De izquierda a derecha, los dirigentes del PRC José María Mazón, Miguel Ángel Revilla, Francisco Javier López Marcano, Paula Fernández y Pedro Hernando

La del próximo 28 de abril será la cuarta vez que el PRC se presente a las elecciones generales, para intentar obtener representación en Madrid. Lo intentó en las de 1979 al Senado, en las de 1993 al Congreso y al Senado y en las de 2011 de nuevo al Congreso y al Senado. En todos los casos, sin éxito. El origen del PRC se encuentra en ADIC (Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria), que en 1978 –cuando el Estado español cerró el mapa de las preautonomías dejando fuera a Cantabria– propuso la creación de un partido para concurrir a las municipales de 1979 y promover la autonomía de Cantabria. Cuarenta años después, el PRC aspirará a obtener representación en Madrid por primera vez en su historia.

Fue el PNV el que tramitó en Madrid las enmiendas del PRC al Estatuto de Autonomía para Cantabria

La primera vez que el PRC concurrió a unas generales fue precisamente en 1979, cuando presentó a Ramón Arias –procedente del PSOE–, Benito Huerta –procedente de Izquierda Democrática– y Eduardo Obregón –uno de los fundadores del PRC– como candidatos al Senado, aunque ninguno de los tres obtuvo escaño, pues los cuatro senadores electos por Cantabria se los repartieron UCD (3) y PSOE (1). Fruto de la colaboración entre PRC y PNV y al carecer el partido cántabro de representación en Madrid, fue el partido vasco el que en 1980 y 1981 tramitó las enmiendas del PRC al Estatuto de Autonomía para Cantabria, la mayoría de las cuales fueron rechazadas por las Cortes, por lo que el PRC mantuvo su rechazo al Estatuto, al considerar insuficientes sus cotas de autogobierno. El PRC no se presentaría a las generales de 1982 ni a las de 1986, y en 1988 Miguel Ángel Revilla –otro de los fundadores del partido– accedió a la Secretaría General del PRC, que viene ocupando ininterrumpidamente desde entonces hasta ahora. El partido tampoco se presentaría a las generales de 1989.

La segunda vez que el PRC se presentó a unas generales fue en 1993, y por primera vez lo hizo tanto al Congreso como al Senado. La candidatura al Congreso la encabezó el propio Revilla, seguido de Carolina Toyos, Rafael de la Sierra, Fernando Capracci y Ramón Ruiz. Por su parte, José María de Cos, Carlos Montans, Eduardo Obregón y Jesús Ruiz fueron los candidatos por Cantabria al Senado. Pero de nuevo ninguno de ellos obtuvo escaño. Los cinco al congreso se los repartieron PSOE (3) y PP (2), mientras que el PRC, con el 5,65% de los votos, sólo pudo ser la quinta lista más votada, por detrás de PSOE (37,17%), PP (37,03%), la UPCA (8,2%) del entonces presidente autonómico Juan Hormaechea e IU (7,42%). Y los cuatro senadores electos se los repartieron PSOE (3) y PP (1). El PRC no se presentaría a las generales de 1996 ni a las de 2000 ni a las de 2004 ni a las de 2008.

En las generales de 2011 por primera vez se quedó a las puertas de conseguirlo

La tercera y hasta ahora última vez que el PRC se presentó a unas generales fue en 2011, y volvió a hacerlo tanto al Congreso como al Senado. La candidatura al Congreso la encabezó de nuevo el propio Revilla –que meses antes había perdido la Presidencia del Gobierno cántabro debido a la mayoría absoluta que el PP obtuvo en las autonómicas de aquel mismo año–, seguido esta vez de Guillermo Blanco, Pilar Cobo, Ana María Poo y Francisco Ortiz. Por su parte, los candidatos por Cantabria al Senado fueron Francisco Javier López Marcano, José María Fuentes-Pila y Juncal Herreros. Y de nuevo ninguno de ellos obtuvo escaño. El PP obtuvo cuatro de los cinco escaños al Congreso con el 52,17% de los votos, el PSOE obtuvo el escaño restante con el 25,23% y el PRC, con el 12,53%, volvió a quedarse sin representación en Madrid, aunque aspiraba a obtener “dos diputados y un senador”. Eso sí, por primera vez se quedó a las puertas de conseguirlo. Lo que también llamó la atención en aquellas generales fue su política de alianzas. Ciutadans –entonces el partido de Albert Rivera aún no se había convertido en Ciudadanos– no se presentó a aquellas generales, después de que la UPyD de Rosa Díez rechazara su oferta de hacerlo juntos como una “tercera vía constitucionalista” que evitara que partidos “nacionalistas” fueran decisivos en Madrid. Rivera y Revilla habían llegado a reunirse en Santander para explorar esa “tercera vía constitucionalista” –estudiar la posibilidad de formar una candidatura conjunta de Ciutadans, PRC y otros– y ambos llegaron a destacar sus “coincidencias”, pero la negativa de UPyD imposibilitó la hasta entonces posible operación. Aunque el PRC –partido que había nacido hacía más de treinta años para promover la autonomía de Cantabria frente a quienes pretendían mantener esta tierra integrada en Castilla– no se presentó a aquellas generales solo, lo hizo asociado con el PCAS, partido autodenominado “proyecto castellanista centrado en las comunidades autónomas castellanas” –entre las que incluía Cantabria– y para el que Revilla llegó a pedir el voto en Burgos, probablemente desconociendo parte del contenido de su programa. El PRC no se presentaría a las generales de 2015 y tampoco a las de 2016.

Cuarenta años después de intentarlo por primera vez y ocho años después de intentarlo por última vez, el PRC se presentará a las generales del próximo 28 de abril convencido de que esta vez sí logrará la tan ansiada representación en Madrid. El partido ha gobernado Cantabria de 1995 a 2003 en coalición con el PP con Revilla como vicepresidente autonómico y, ya con Revilla como presidente autonómico, de 2003 a 2011 y desde 2015 hasta ahora en coalición con el PSOE, pero nunca ha ocupado un escaño en el Congreso ni en el Senado, a pesar de que haberlo intentado ya tres veces.

Mazón es el único hombre fuerte de Revilla en el Gobierno que ha resistido desde 1995 hasta ahora

En las generales del próximo 28 de abril por primera vez la lista del PRC al Congreso no la encabezará Revilla –que el próximo 26 de mayo sí encabezará, y lo hará por décima vez, la lista del partido a las autonómicas– sino su único hombre fuerte en el Gobierno que ha resistido desde 1995 hasta la actualidad: José María Mazón, ingeniero de Caminos y brazo ejecutor de las carreteras y demás obras que guían la trayectoria política de Revilla desde hace un cuarto de siglo. No en vano Mazón ha sido director general de Carreteras, Vías y Obras de 1995 a 2003, consejero de Obras Públicas y Vivienda de 2003 a 2007, consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo de 2007 a 2011 y consejero de Obras Públicas y Vivienda desde 2015 hasta ahora.

El PRC ha asegurado que ha dado libertad a Mazón para que sea él quien conforme su equipo y proponga a las personas que lo acompañarán tanto en la lista al Congreso como en las candidaturas al Senado. Y el todavía consejero ha afirmado hoy martes que incluirá en su candidatura a mujeres y jóvenes –aunque no ha adelantado nombres– y se ha mostrado “optimista” y convencido de que el PRC esta vez sí obtendrá representación en las Cortes. “Lo fundamental es que Cantabria tenga un representante en Madrid que represente directamente y realmente los intereses de Cantabria”, ha manifestado.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cantabria/prc-preparado-obtener-representacion-madrid-intentos-infructuosos/20190219191527057164.html


© 2019 eldiariocantabria.es

Periódico online de noticias de Cantabria

Asociado a:

AEEPP    ADP Cantabria