Imprimir

¿Tienen relación la violencia y los videojuegos?

Alejandro Alonso | 29 de agosto de 2020

Una persona jugando a videojuegos
Una persona jugando a videojuegos

Una de las críticas que más recibe el videojuego es su presunta relación con la violencia real. Desde hace años hay quienes creen que los juegos con temáticas de este tipo son capaces de alterar el comportamiento de las personas y hacerlas agresivas hasta el punto de llevarles a cometer crímenes. Una relación que aunque no está demostrada científicamente, sí está más o menos aceptada popularmente.

Pero, ¿y qué dicen los estudios sobre el tema? ¿Está constatado que la violencia y los videojuegos tienen relación?

Se niega que haya evidencias científicas de que exista una relación entre el comportamiento agresivo y los videojuegos violentos

Eso mismo ha querido averiguar la Universidad de Oxford en uno de los estudios más recientes hechos sobre el tema. En él, se niega que haya evidencias científicas de que exista una relación entre el comportamiento agresivo en los jóvenes y el tiempo que pasan jugando a videojuegos violentos. “La idea de que los videojuegos violentos derivan en agresiones en el mundo real es muy popular, pero no se ha podido comprobar”, asegura en el estudio el profesor Andrew Przybylski.

En el estudio se ha tenido en cuenta tanto a padres como a jóvenes y han relacionado sus respuestas con el sistema de clasificaciones objetivas que establecen la violencia en los juegos: el sistema europeo PEGI y el norteamericano ESRB.

Aunque los estudios como el de Oxford determinen que no existe una relación entre violencia y videojuegos hay que recordar que esto no significa que algunos comportamientos con cierto grado de violencia surjan en el momento, como el ‘trash talking’, una forma de insulto que busca sacar de sus casillas al rival, o una competitividad excesiva, comportamientos en auge desde que existe la posibilidad de jugar online con diferentes personas alrededor del mundo.

Algunos juegos como FIFA o Call Of Duty buscan eliminarlos de su base de jugadores

Unos comportamientos, como los mencionados o el racismo u homofobia, que aunque sean de “violencia menor”, algunos juegos como FIFA o Call Of Duty buscan eliminarlos de su base de jugadores. Esa toxicidad, que da pie a pensar que los videojuegos son violentos, es el principal escollo a la hora de blanquear su imagen.

Pero el gran problema no es este tipo de comportamientos eventuales sino si la violencia explícita puede cambiar la conducta, generando comportamientos antisociales o violentos, y eso, es una cosa que por ahora no sabemos. Al ver esta disparidad de estudios, es un error considerar que el uso de los videojuegos en sí mismo es algo negativo. Todo depende del uso que se le dé y de la persona que lo juegue. Es un error considerar que el uso de los videojuegos en sí mismo es algo negativo.

Iconos utilizados para clasificar a los videojuegos. Arriba (ESRB) Abajo (PEGI)Iconos utilizados para clasificar a los videojuegos. Arriba (ESRB) Abajo (PEGI)

LA VIOLENCIA EN LOS VIDEOJUEGOS

Los inicios de la polémica de la violencia en los videojuegos no son nada claros, pero si tenemos que elegir un juego que inició la polémica sería el videojuego Death Race. En 1976 el estudio Exidy, este juego fue una adaptación de la película, el objetivo del juego era atropellar peatones fortuitamente para conseguir mayor puntuación, lo que escandalizó a ciertos sectores de la sociedad.

Posteriormente volvió a estar en el punto de mira los videojuegos debido a la matanza de Columbine (Colorado) en 1999, donde dos estudiantes, Eric Harris y Dylan Kleblod asesinaron a 13 personas en su propio instituto. Los sectores más conservadores de los Estados Unidos achacaron gran parte de la culpa a la influencia de los videojuegos violentos en los dos chicos, dejando fuera a todo lo demás.

Ya en el siglo XXI se ha vivido un auge en los juegos de violencia que no ha ayudado a eliminar ese pensamiento. Videojuegos como la saga Grand Theft Auto o Call of Duty entre muchos otros. Concretamente, este último vende millones de ellos, aunque siempre dentro de la polémica, como en su entrega lanzada en 2009 que copó todos los titulares de la prensa, alarmando de una misión dentro del juego en la que se obligaba a hacer una matanza en un aeropuerto, por ello el juego fue censurado en algunos países.

Imagen del videojuego Call of Duty: Modern Warfare 2Imagen del videojuego Call of Duty: Modern Warfare 2

Además, con el paso de los años la tecnología en el sector ha ido creciendo a pasos agigantados y los diseños cada vez son más fotorrealistas y la narrativa ha pasado a primer plano para contar historias basadas en violencia. 

¿Pero por qué los videojuegos incitan a la violencia y tanto se les crítica y las películas o la música pasan más desapercibidos? David Cage, diseñador de juegos como Heavy Rain o Detroit Become Human lo explicó de esta manera en una conferencia de DICE en Las Vegas: “Yo me veo como un escritor. Trato de escribir guiones que hablen de las emociones, del diálogo”.

Al igual que en otros sectores, el de los videojuegos tiene un prejuicio muy grande como el de la violencia, que tapa las buenas acciones que pueden llegar a hacer como la mejora de la concentración, memoria, orientación… O incluso la enseñanza de historia como en Assassin´s Creed o la capacidad de tomar decisiones en juegos como el ya mencionado Detroit: Become Human. Por lo tanto ver a los videojuegos como una herramienta útil más que como un problema para las conductas de los jóvenes es algo que ayudaría a no estigmatizar al sector. 
 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/relacion-violencia-videojuegos-gran-prejuicio/20200829115736081961.html


© 2020 eldiariocantabria.es

Periódico online de noticias de Cantabria

Asociado a:

AEEPP    ADP Cantabria