sábado 04.04.2020

El calentamiento global...de mi comunidad

Esta Cumbre de Madrid ha sido un fracaso, por mucho que se quiera disimular. Aquí los grandes, los que tienen mayor cuota de participación en los problemas medioambientales del Planeta venían no a contribuir, sino a romper, a entretener al personal para al final marcharse con las manos libres de compromisos.

Quién no ha estado en una reunión de comunidad de vecinos, y ante propuestas o intereses contrapuestos aquello se convierte en maremagnum de palabras, donde cada uno defiende sus posiciones como si en ello le fuera la vida.

Lo más parecido que hay a una negociación y donde todos los ciudadanos podemos ser partícipes, o testigos es cuando se produce en estas reuniones de las comunidades. Allí encontrarás a los conservadores ellos nunca quieren cambiar nada, y las derramas serán consideradas ataques al estado de derecho.  Esos moderados según por donde sopla el viento, se arriman al sol que más calienta. Por no hablar de los revolucionarios quieren  una reunión mensual, si es semanal mejor, y votar como si no hubiera un mañana.

Cuando aparecen los que quieren poner un poco de cordura, "haberlos haylos", crean una comisión para dar soluciones a los problemas del inmueble, buscan técnicos con el fin de asesorar, preparan documentación para que todo el mundo esté informado, hablan con las instituciones a fin de que sus representantes puedan facilitar las soluciones a los problemas, son esas personas que dedican su tiempo a echar una mano a los demás, mas siempre habrá quien los mire con ojos recelosos, sospechosos, comentando "estos algo querrán", contaminado el ambiente, dispuestos a poner todas las pegas posibles, incapaces de comprender que hay personas diferentes, que no se creen el ombligo del mundo, y están dispuestos a ayudar, porque creen que lo positivo es mejorar la comunidad.

La Cumbre Climática celebrada en Madrid, el COP25, ha tenido muchas similitudes con nuestra  Comunidad, "aunque un poco más grande", nuestro Planeta

Al comenzar la reunión allí en primera fila están los "tocapelotas", los que protestan por todo, desde la hora, el lugar, el orden del día, hasta la intensidad de la luz. Estos por principio se sitúan en el marco de la oposición a cualquier medida, todo lo que no salga de su boca o de los que piensen como ellos son sospechosos.  Llevan sus notas y han mirado hasta el último papel, van preparados como para sacar una oposición, dispuestos a demostrar que son los que más saben del portal, a tener la razón, o que se la den, desmontar, y si es posible destrozar lo que otros han hecho es ya un bien superior. 

Luego están quienes se apoyan en estos utilizándolos como tontos útiles, para convertir la reunión en su campo de batalla. Ellos sí que tienen intereses, su cuota de participación es mayor, o incluso poseen varios inmuebles, y quieren protestar, pero eso de decir que es por el dinero, el vil metal, les rebaja de categoría, entonces se buscan excusas, enemigos ficticios, situaciones donde puedan desvirtuar el trabajo de los que durante tiempo en esa comisión han estado trabajando.  Ellos tienen un fin, no pagar y para ello les vale todo, buscan adeptos por los rincones, con licencia para intoxicar, y su causa siempre es lo más importante. Estos son los más peligrosos, tienen medios, y a veces son vistos como los salvadores de todos los que se quieren poner debajo de ese paraguas, que es simplemente soltar el menor número de monedas posibles a las arcas comunes,

La Cumbre Climática celebrada en Madrid, el COP25, ha tenido muchas similitudes con nuestra  Comunidad, "aunque un poco más grande", nuestro Planeta. Cuando se sientan a discutir en estas cumbres siempre aparecen representantes de países donde los podemos encuadrar en la descripción de los que antes hablábamos de la comunidad de vecinos. Así los que más contaminan, China, EE.UU., India, Brasil y los que tienen demasiados intereses Australia Arabia Saudí, incluso Japón y Canadá ... estos siempre encontrarán pegas a todo lo que sea poner recursos, financiación y limitaciones a las emisiones de gases contaminantes. Ellos al tener una mayor cuota de participación no quieren cumplir con sus obligaciones, y entonces se envuelven en la bandera, poniendo como escudo demagógico los intereses generales de su país. Estos populistas de nueva hornada, van ganando adeptos a su causa, paradójicamente entre un grupo de población, la más perjudicada por sus políticas, todo ello es digno de un estudio sociológico. Sus mensajes cortos y directos a las vísceras, la sal gorda, les llega mucho mejor que algunos muy elaborados, los cuales se pueden perder en los mundos teóricos.  

No somos pocos los que podemos identificar en nuestros micromundos, por aquí algunos, mientras se celebraba la Cumbre de Madrid, rellenaban las marismas para hacer aparcamientos en Raos, ver para creer. En esas reuniones de vecinos podemos reconocer al Donald Trump de turno,  esa persona irrespetuosa e impulsiva que nos mira siempre desde su atalaya, y su corte celestial con los Bolsonaro, Boris Johnson,... tienen las mismas características ideológicas e intereses. Tanto, que cuando escuchas con detenimiento sus mensajes, hay frases y actuaciones que se pueden intercambiar sin ningún problema, sobre todo en el uso a través de la postverdad, las "fake news", vamos lo de toda la vida, la manipulación a través de los medios con noticias falsas

Esta Cumbre de Madrid ha sido un fracaso, por mucho que se quiera disimular. Aquí los grandes, los que tienen mayor cuota de participación en los problemas medioambientales del Planeta venían no a contribuir, sino a romper, a entretener al personal para al final marcharse con las manos libres de compromisos. Los que han trabajado, se han preparado, traen propuestas, los que luchan por hacer un mundo más sostenible más habitable, les pasa como a los de la comisión de vecinos, llegan unos pocos y buscan cualquier truco o excusa para derribar su trabajo.

Esta Cumbre de Madrid ha sido un fracaso, por mucho que se quiera disimular.

A la Comunidad de Vecinos se les puede deteriorar o caer el edificio, en el caso del Cambio Climático es evidente que si no se toman las medidas necesarias para frenar el calentamiento, la contaminación global no tenemos otro lugar donde construir un nuevo edificio. 

Aprovecho esta tribuna que me ofrece "El Diario Cantabria" para desear a los lectores unas felices fiestas, que no nos las estropee ni el tiempo, ni Trump, ni el cuñado, ni el gobierno, ni... "Va por Uds., salud"

El calentamiento global...de mi comunidad
Comentarios