Martes 18.12.2018

Deshojando margaritas en otoño

El otoño avanza con temperaturas que hacen rebrotar algunas margaritas despistadas, que no las pillen los aparatos de los partidos que destrozarán sus hojas, como aquellos que no son dóciles a sus consignas. Ya lo dice el acervo popular "de los políticos poco que fiar".

Son días de mucho trabajo para los llamados aparatos de los partidos, donde dicen que están esos individuos que pocas veces se les ve, pero que son los que mandan en la sombra, los que hacen al igual listas y conspiraciones. Hay quien malvadamente comenta que son las agencias de colocación del partido.

En el 2019 el calendario electoral puede ser de órdago, estos señores en la sombra van a tener mucho trabajo, son tantos los que se juegan su puesto, y hay también demasiados que sólo viven de esto. Los codazos para entrar en las listas están al orden del día, los que se cuelan en ellas y nadie sabe de donde vienen, los que casualmente son familia de... y como no un clásico del amigo del alma y del pupitre.

Por saber, Revilla sabe arreglar los problemas de la economía mundial, una pena que no utilice tan amplios conocimientos para arreglar lo que le corresponde

Aquellas promesas de los nuevos, que no se debía estar más de dos mandatos en los puestos electos duró un suspiro, lo que tardaron algunos en coger el suyo, ya son paradojas de la vida que el único que ha cumplido esto de los dos mandatos haya sido Aznar, sobre cuya figura hay un consenso bastante generalizado sobre la poca simpatía al personaje, desde la izquierda, la derecha e incluso su partido, algunos le clavan alfileres. Siempre hay alguno que le gusta hasta la Coca-Cola 0.0, hay que reconocerlo tiene el ego más alto que el propio CR7, y no reconoce un error ni a su confesor, ver la foto de su Consejo de Ministros es la historia viva de la corrupción en este país. pero lo que es cierto y está bien hecho, es así lo diga Agamenón o su porquero.

En Cantabria quien está con la margarita en la mano, nuestro inefable y polifacético Sr. Revilla, el mismo que te cuenta un chiste, te canta una habanera, o pone al rey y toda su corte a parir, todo sea por esos minutos de gloria en los medios. ¡Qué no se habrá dicho de nuestro presidente más popular! Por saber, sabe arreglar los problemas de la economía mundial y parte del extranjero, una pena que no utilice tan amplios conocimientos y saberes para arreglar lo que le corresponde, y es su obligación por mandato de los electores, mejorar la de Cantabria. Que no sea capaz de dar soluciones a los problemas que el mismo con su gestión ha creado le pone ante un espejo al que no le gusta mirarse, ni siquiera que se lo recuerden, aunque siempre están las familias de los derribos como muestra de su nefasta gestión.  Alguien tan seguro, que ve el futuro con la misma claridad que el pasado, cómo será posible que a estas alturas no sepa si se presenta por séptima legislatura, y de forma consecutiva a la presidencia del Gobierno de Cantabria, un renovador como él, partidario de que los responsables no se acomoden, amolden, adormezcan en los sillones. Ya se sabe que consejos doy que para mi no tengo. Virtudes le adornan al personaje, que tener esa capacidad de supervivencia en la política es para hacérselo o hacérnoslo mirar.

Qué decir del socio de gobierno que ha sido capaz de hacer un Sánchez, convertir los peores resultados de su historia en un éxito, y es que algunos el marketing sí que lo dominan. Las siempre eternas peleas de familia, pocas se llevan tan mal como la socialista en Cantabria, ya ni lo disimulan, aquí si que funciona el aparato y aquellos que no se ven en las listas y nunca dan la cara, que están conspirando por las esquinas, no descansan ni de día, ni de noche, amigos de su amigos, enemigos de los demás, que son de la ni una mala palabra, ni una buena acción, escondidos allí en su rincón por muchos años que pasen.

Para peleas internas ya está el principal partido de la oposición, partido por la mitad han llevado sus disputas a los tribunales, y poco les ha faltado para llegar a las manos. Una secretaria General muerta casi antes de tomar posesión, una debilidad sólo salvada por alguna figura ya histórica en el Parlamento.  En su caso van a tener que hacer un casting como Masterchef u OT para encontrar en candidato. Estos no estamos seguros ni que tengan margarita.

En el 2019 el calendario electoral puede ser de órdago, estos señores en la sombra van a tener mucho trabajo

Si algo fue una esperanza de nueva política de formas diferentes de participación de las bases ha sido Podemos, pero va como Saturno devorando a sus hijos, al que destaca da la impresión que no se le premia, se le da y duro en la cabeza para que no la levante más, y a fe que en algunos casos les ha dado resultado, que no se diga, que ellos también tienen aparato, un poco disperso si pero aparato.

Ciudadanos copió al padre sus defectos al igual que el PP se partió por la mitad, vino la OLA y se llevó medio partido para ser comparsa del poder establecido. En el Parlamento de Cantabria Rubén más solo que la una, intentó hacer milagros pero ha acabado tan hastiado que ni él quiere ser cabeza de cartel. Con este panorama aparecerán los oportunistas de nuevo cuño, y viejo historial, que eso de dar paso a la juventud ha quedado más bien para un eslogan, y con todo, las encuestas les soplan a favor.

El otoño avanza con temperaturas que hacen rebrotar algunas margaritas despistadas, que no las pillen los aparatos de los partidos que destrozarán sus hojas, como aquellos que no son dóciles a sus consignas, los últimos en poner la guinda somos los electores, que tenemos también que deshojar nuestra margarita antes de depositar el bien más preciado para nuestros políticos, nuestro voto, pero eso será en la próxima primavera, si no hay sorpresas. Ya lo dice el acervo popular "de los políticos poco que fiar".

Deshojando margaritas en otoño
Comentarios