Lunes 19.11.2018

Las gargantas profundas

Son muchos los aprendices de Maquiavelo, nos queda la duda de cuántos comisarios y espías varios andan infiltrados por las instituciones.

A veces hay preguntas sin respuesta, o que nos las quieren obviar, otras donde permanecen ocultas hasta que alguna garganta profunda le interese desvelarnos su verdad. ¿Quién está detrás del Comisario Villarejo? Acaso alguien puede pensar que este hombre que ha estado en los entresijos más importantes del Estado, se ha codeado con lo más granado de nuestro país, actuaba sólo como un verso libre. ¿Quién mueve esas escuchas? Dosificadas a conveniencia, donde no sabemos con qué intenciones, pero todos utilizan, aunque nos hablen de chantaje al Estado.

Aparecen en el portal Moncloa.com, que hace poco nadie conocía, pero a saber, si este señor también está siendo usado, como lo fue en el pasado, para fines poco confesables. Si algo hay cierto en todo lo que se filtra por esas alcantarillas es que nos van descubriendo un mundo sórdido, cutre, de aquellos que parecían que levitaban y nunca se manchaban, que ha roto toda credibilidad de personajes que fueron, o son ministros, reyes y sus amantes, banqueros, empresarios y consortes metidos en una película de gásteres... El Comisario es un "demócrata" de la escucha, a él le da lo mismo trabajar y grabar a unos que a otros, a la derecha o a la izquierda, monárquicos que republicanosya se sabe, la información es poder, dinero... Después vendrán los forenses de la palabra, donde cada oración se disecciona en una autopsia de intenciones, se introduce el bisturí en la búsqueda de esa verdad que pueda interesar al que la pública.

El Comisario es un "demócrata" de la escucha, a él le da lo mismo trabajar y grabar a unos que a otros

Lo que darían algunos por unas grabaciones del señor Rajoy en el reservado del restaurante durante aquellas 8 horas mientras se producía un vuelco sin precedentes en nuestra  historia, una moción de censura que triunfa por primera vez, donde se juntaron churras con merinas y todas con un interés que les unía para echar al pastor, la Vicepresidenta ponía su bolso a descansar en el escaño de Presidente ausente, todo un símbolo para el futuro. Ahora desde su puesto en el Consejo de Estado sonríe mirando lo mal que le va a su enemiga pública, la dimisionaria Cospedal, a la que Villarejo, o vayan Uds. a saber quién, le ha puesto a los pies de los caballos, poniendo sonido a la corrupción que corría por Génova de planta en planta y se introducía en coches con los cristales tintados.

Por otra parte, este Comisario que pagaba 1.000 euros al mes por rastrear los teléfonos de personalidades destacadas, quizás sus socios han conseguido saber el contenido de las llamadas que han podido recibir los jueces de Supremo, para cambiar en 15 días dos veces la jurisprudencia sobre los AJD, qué presiones hay detrás, quiénes se han puesto tan nerviosos para dejar a la Justicia, pegando tiros dialécticos entre magistrados, y deslegitimando tan noble profesión ante los ciudadanos. Ya se pide que se investiguen las llamadas en este sentido. Quizás todo sea invención de mentes retorcidas, pero estos señores han puesto todos los ingredientes para que el resultado sea, un descrédito de la justicia y un sentimiento de que algo nos han robado a todos. Las malas lenguas dicen, con cierto humor, que le estaban haciendo la campaña al Presidente.

Hay otras gargantas profundas que te van contando lo que pasa en esos mundos ocultos, o oscurecidos a los demás, hoy sabemos el contenido de sumarios "sub judice" casi en tiempo real, como las deliberaciones de los magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, el voto de cada uno.  Así un magistrado muy reconocido en Cantabria como César Tolosa, según las crónicas, fue de los primeros en posicionarse a favor de que los AJD lo pagaran los bancos. Más difícil de entender es la posición de algunos de sus compañeros  que cambiaron de opinión, y pasaron de apoyar la opción que pagarán los bancos a que pagaran los ciudadanos en una tarde, dicen que por un tema de retroactividad, entre ellos el propio Presidente de la Sala, esto da para la reflexión ética y jurídica. ¡Cómo para hablar de seguridad jurídica! Si lo que es tan claro por la mañana es diferente al atardecer.

Lo que darían algunos por unas grabaciones del señor Rajoy en el reservado del restaurante durante aquellas 8 horas

Son muchos los aprendices de Maquiavelonos queda la duda de cuántos comisarios y espías varios andan infiltrados por las instituciones, que son capaces de saber lo que dicen ministros y reyes, pero no de encontrar 2.000 urnas chinas que llegaron a los colegios electorales, aunque todos sabían su ubicación. Woodward y Bernstein nunca hubieran podido desenmascarar a la Administración Nixon sin su garganta profunda del que hoy todavía se discuten sus intenciones. Ya se sabe que la realidad es diferente según quién la cuente o el canal que se sintonice.  Ya se sabe que la verdad nos la pueden dibujar con mil caras y no siempre es fácil reconocerla.

La vida sigue aunque lamentablemente sin Paco, que le ponía luz y sabiduría, pero estos días se nos ha bajado del tren de la misma, sirvan estas líneas para el recuerdo a D. Paco Torre Soberón, compañero de columna en El Diario Cantabria, así como el reconocimiento a su legado en tantos escritos, su incansable trabajo por un mundo soñado y más justo.

Las gargantas profundas
Comentarios