martes 23.07.2019
La Opinión de
Miguel del Río
Miguel del Río Nací en Santander (Cantabria), el 29 de noviembre de 1960. Diplomado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona y Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Empecé a trabajar como periodista en la Agencia Efe de Santander (1985). Seguí como Redactor del Diario Alerta (1986/1987), donde trabajé en las secciones de Local y Región, y donde me encontré con periodistas de la talla de Jesús Delgado, José Ángel San Martín, Juan González Bedoya, Higinia Aparicio, Pablo Hojas o Jesús Hoyos Arribas. Conseguí mi primer trabajo como periodista en un importante periódico por llamar de madrugada para informar sobre un grave accidente de circulación que provocó parar la rotativa para meter en portada aquel suceso. En la primavera de 1987 cubrí los sucesos de Reinosa, que tuvieron una repercusión nacional e internacional. Durante este mismo periodo fui corresponsal de la Agencia Europa Press. De 1986 a 1988 trabajé en RTVE en Cantabria como corresponsal, y entre los años 1987 y 1988 fui Redactor-Jefe de Radio Minuto-El País, en la emisora que la Asociación de la Prensa de Cantabria tiene en la Calle Cádiz de Santander. Como profesor, vengo desempeñado una intensa actividad hasta la actualidad. Soy miembro de la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Cantabria. Miembro de la Sociedad Cántabra de Escritores. Fui Vocal en la Comunidad Autónoma de Cantabria de la Asociación Española de Protocolo (AEP). Presidente de la Asociación Cántabra de Protocolo (ACP), fundada por mí en 1988. Miembro del Comité Organizador del 5º Congreso Internacional de Protocolo (Palma de Mallorca, 2001), que periódicamente cuenta con la asistencia de especialistas en Relaciones Públicas, Comunicación y Protocolo en todo el mundo. Funcionario de carrera del Parlamento de Cantabria donde desempeño el trabajo de Jefe del Servicio de Relaciones Institucionales y el de Jefe (en funciones) del Servicio de Comisiones y Órganos Superiores. Desde el año 1987-2004 ha venido dirigiendo también el Gabinete de Comunicación del Parlamento de Cantabria. Me considero periodista y escritor. Mi blogger es www.migueldelrio.es Cuento con una amplia obra en comunicación de la que destaco los siguientes libros con los que se trabaja en diferentes universidades españolas. “Introducción al Protocolo. Estudios prácticos sobre organización de actos públicos”. (Manual Profesional 1998). Agotado. “Gabinetes de Prensa. La Comunicación en las Instituciones y en las Empresas”. “Protocolo. Manual práctico para conocer las normas de protocolo de uso diario”. Manual de protocolo de los Colegios Médicos de España. Manual de protocolo Colegios Profesionales. “Manual para Comunicar Bien. ¿Vas a publicar lo que te he enviado?”. “Abecedario gráfico de comunicación y organización de eventos. Protocolo a la Vista”. Presidente y uno de los fundadores del Club de Prensa Pick-Tenis de Santander (www.www.clubdeprensapicktenis.com) Miembro de CEDRO. He publicado más de 700 artículos de opinión en El Diario Montañés (Grupo Vocento), donde he venido colaborando durante quince años. Durante 12 años fui columnista de opinión diario en diferentes emisoras de Radio como Cope Cantabria y Punto Radio Cantabria. He sido articulista en revistas técnicas como “Mujeres Siglo XXI” o “Revista Piquio Magazine”. En la actualidad, soy columnista del Periódico “Nuestro Cantábrico”, del diario digital www.populartvcantabria.es con la columna “Oído Cocina“ y de la revista “Vivir en Cantabria”.

El derecho a la intimidad, en peligro

Cada vez se encuentran en los medios de comunicación más noticias que incumplen el derecho constitucional a la intimidad.  Al final, muchas ni siquiera son noticia. Bueno, sí, recogen algo que ha tenido eco en las redes sociales y WhatsApp, y por eso hay que publicarlas. 

 

Eurodiputados que no quieren a Europa

El principal problema de identidad europeo se visualiza ahora en una Eurocámara conformada por un buen puñado de miembros que no creen en la UE, y quieren extinguirla. Un sistema que pretenda perdurar no puede permitirse semejante contradicción, que choca contra la lógica más elemental acerca de beneficiar y amparar al adversario que quiere acabar con todo lo logrado.

Hablamos de malos tiempos, ¿y ya está?

Oímos y repetimos que son malos tiempos para esto y aquello, y  responsabilizamos de todo a los gobernantes. Como para no, con los modos y maneras de algunos de ellos, caso de Donald Trump. Aunque  me temo que no somos conscientes de lo que nos jugamos en libertades y prosperidad de los pueblos. Para garantizarlo, ¿qué hacemos los demás?

 

Trump en modo avión (de guerra)

Pensar en estos días en Trump e Irán es temer por la paz. Ha habido más guerras, pero no podemos permitir otro Irak. Oriente Medio es un polvorín permanente, no nos engañemos, especialmente por el petróleo. Pasar página a todo lo que sucede allí, desde siempre, resulta poco más que un imposible. Pero la paz solo se construye trabajando día a día por ella, y es un compromiso de todos con todos. Volvamos a recuperar el grito de “¡No a la guerra!”.

 

Convicciones acerca de la felicidad

Pedimos tantas cosas a la vida, que nos olvidamos que la felicidad forma parte más de nuestro interior que de todo lo que depara el exterior.  Más bien, lo he aprendido de lo que dejan escrito los filósofos, pero también de hombres y mujeres coherentes, que no abundan en esta sociedad actual en la que la política, a la que no culpo en exclusiva, protagoniza y confronta casi todo. 

 

La Selectividad en el camino de los sueños

Para qué castigarse: la Selectividad, ahora EBAU, es un trago que hay que pasar si quieres estudiar una carrera. Esta cita anual de comprobar el saber acumulado por los estudiantes es pasto de críticas, principalmente por ser diferente según autonomía. Importa más en cambio que los aspirantes sientan que su esfuerzo tendrá recompensa futura, porque consigan un puesto de trabajo que les facilite ganarse la vida.  

 

Una falta de privacidad que mata

El derecho a la intimidad de las personas, reconocido en la propia Constitución, ha quedado muy tocado con el teléfono móvil y todo lo que es capaz de propagar. Una mujer se acaba de quitar la vida por un vídeo que se reenvió por la fábrica en la que trabajaba. Las acusaciones se cruzan, pero todos somos rebaño de esta sociedad actual, tan apoyada en el cotilleo y la difusión de rumores e intimidades ajenas.

Joven trabajador recibe su primer sueldo

Esperemos que tras estos años aciagos por la crisis, la insolidaridad nacionalista y la confrontación política, se retorne al discurso de las mejoras sociales. En la primera hoja de la agenda económica se debe anotar que nuestros jóvenes cobren un sueldo digno por el trabajo que desempeñan. Porque ahora resulta insoportable que, tras la dificultad de encontrar un empleo, te añadan como insulto al esfuerzo lo poco que te van a pagar.  

El medio rural, cuando interesa

De repente, se habla de la España vacía como si fuera una novedad. Aquí sí que el CIS tendría que hacer una macroencuesta para preguntar a los habitantes de muchos pueblos sobre el secular abandono de ciertos territorios, lo que desemboca en la marcha de los vecinos y la despoblación porque no nacen niños. A la espera de propuestas que den la vuelta a la situación, habría que empezar por asumir el concepto de que, como las ciudades, los pueblos tienen el mismo derecho al desarrollo.

 

No ensuciéis la memoria de Mauthausen

Pisar suelo de Mauthausen, el campo de exterminio nazi, y en el uso de la palabra en un acto por parte de una representante de la Generalitat de Cataluña, hablar de presos políticos en España, es una de las actitudes más indecentes que me ha tocado leer dentro de la actualidad cotidiana. Evidentemente, vivimos en todas partes tiempos confusos, que pretenden anteponer las inmoralidades al respeto, la memoria y el recuerdo a los auténticos mártires de las atrocidades, como el Holocausto, cometidas por esto que llamamos humanidad.

 

Libertad para todos los ciudadanos iberoamericanos

Cuando el Banco Mundial arroja el dato de que en Venezuela hay un 90 por ciento de pobreza o Unicef habla de 3,2 millones de niños que necesitan, ¡ya!, de ayuda, la política y su diplomacia son más necesarias que nunca, antes de la irrupción de un conflicto bélico. En España lo sabemos por experiencia propia, y como país miembro de la Unión Europea y de la Organización de Países Iberoamericanos, debemos hacer valer estos criterios frente a las potencias que mandan realmente en la grave encrucijada venezolana: Estados Unidos y Rusia. 

Humor, libertad de expresión y barbaridades

Cuando se dice un disparate mayúsculo en una red social, la libertad bien entendida exige disculparse y no volver a las andadas. Coger en cambio el camino de hablar de falta de libertad de expresión hacia el humor o que se está coartando la imaginación, las ideas o la mismísima comedia es faltar a la verdad. Porque la libertad de expresión no se explica sin el debido respeto a los demás.

Grandes fortunas y donaciones sociales

No pensemos ni por un instante que todo el mundo ve bien las aportaciones de las grandes fortunas del mundo para causas sociales concretas. Ocurrió en España con la donación de sofisticados equipos tecnológicos contra el cáncer para hospitales públicos, y ahora hay también debate sobre la reconstrucción de Notre Dame con el dinero aportado por los más ricos de Francia. Lo que no se ve claro, es mejor legislarlo. 

 

Falta motivación, en todo

Las sociedades más prósperas lo son precisamente en razón de la motivación que han sabido inocularse en sus propias señas de identidad. Cuando un país se ve como referente en algo, es precisamente por esto. Los motivadores son ahora los nuevos gurús. Quienes les escuchan  buscan despertar en su interior toda la fuerza posible para acometer algo personal o profesional. Sin motivación, el horizonte es gris a la fuerza, y su ausencia desemboca en que dejamos correr muchas de las cosas actuales que tanto nos disgustan.

 

Carta a quien decide las recesiones

No dejo de toparme con amigos y conocidos que me inciden en que las cosas no están tan bien como dicen. Se refieren por supuesto a la economía, a dejar atrás del todo la crisis y sus consecuencias, y no entrar en una nueva e inexplicable recesión. Quienes deciden estas recesiones, como el FMI, saben que su principal consecuencia es el empobrecimiento de los trabajadores. 

 

España en su laberinto y los viejos enemigos exteriores

¿Está sufriendo España ahora más ataques desde el  exterior? ¿Es por el conflicto catalán? ¿Es por la debilidad de nuestra política interior? ¿A qué viene el manifiesto en favor del procés de 41 senadores franceses? ¿Y lo del presidente de México para que España pida perdón por la Conquista de América? Este es el relato de las flechas disparadas, aunque queda por determinar quién o quienes, en la oscuridad, empuñan el arco. 

 

Tensionar hasta el límite la libertad de expresión

La libertad de expresión no pasa por su mejor momento. No es precisamente por prohibiciones, y sí por los excesos que cometemos nosotros mismos. Cada vez son más las personas que se comunican solo por redes sociales. No hay más: ni libros, ni autores, ni debates, ni reflexiones. ¡Pena de comunicación!

 

Quienes pegan a médicos y enfermeras…

Una sociedad que agrede a sus médicos y demás profesionales sanitarios  es claramente una sociedad que está muy enferma. Falta educación, valores y responsabilidad, mientras sobra prepotencia y chulería, como la de los pacientes que pegan a quienes precisamente velan por su salud. ¿Hay algo más admirable que curar al prójimo? Pues así les pagan cada vez más mequetrefes.

 

Homenaje al periodismo concienzudo

La ética y los valores esenciales de convivencia dan impulso al buen periodismo que ahora escasea. También están los periodistas, su formación personal y trayectoria, que sirvan de referente a los jóvenes profesionales que vienen a continuación. La sociedad de Cantabria acaba de dar un homenaje a un buen periodista y mejor persona, Gervasio Portilla.

Arremetidas machistas en Twitter

No nos podemos acostumbrar a que se digan burradas de mujeres dedicadas a la política, al igual que las redes sociales no pueden permitir que los insultadores habituales utilicen sus plataformas para difamarlas. TV3, con razón, ha apartado a un colaborador por ofender gravísimamente a una política catalana. Las redes, como Twitter, deberían tomar ejemplo.

 

La economía que vale es la familiar

Recobrar la confianza ciudadana, tras una tremenda crisis, se gana con la creación de empleo juvenil decente, apoyando las economías familiares con incentivos al ahorro, y promoviendo el equilibrio entre los grandes beneficios de las empresas y el reparto justo de los mismos entre los trabajadores.

 

¿Recuperación con miles de ERES?

La auténtica recuperación económica es un espejismo, porque se apuesta como nunca antes por favorecer a los ricos. El ejemplo más descarado son los miles de trabajadores prejubilados y enviados a casa, mientras se crea para los jóvenes un empleo barato y sin futuro. Lo más lamentable es que los poderes establecidos opten por el capital antes que por las personas. 

 

La prensa, como relatora, está mejor

Nadie como la prensa relata los acontecimientos que se producen de habitual. Crear una exclusiva figura relatora para lo que pasa con Cataluña no ha sido una buena idea, porque el relator cuenta, propaga sus palabras, y puede crear un nuevo escenario, no deseado, como el de la internacionalización del asunto catalán.  

 

La subida incontrolada del coste de la vida

Nos hemos acostumbrado a hablar de calidad de vida, sin reflexionar lo suficiente sobre el alto precio que tiene para el bolsillo. Con la llegada de 2019, pasamos pronto de la Nochevieja a lo que trae consigo un año nuevo:  todo es más caro y nadie nos ha consultado al respecto.  

 

La montaña Julen

Muchas montañas llevan el nombre de los primeros escaladores en poner un pie en sus picos, pero también en recuerdo a un hecho o personaje cuya memoria se quiere así perpetuar. Una montaña de Totalán devoró al pequeño Julen Roselló, y la gesta extraordinaria de un gran equipo de salvamento le ha devuelto finalmente a sus padres para que le entierren en paz. Será difícil en este lugar malagueño no mirar hacia el monte y recordarlo para siempre como la montaña de Julen. 

 

Lo que nos toca del presupuesto de España

Cada año es lo mismo. Los Presupuestos Generales del Estado no se portan con Cantabria, explicándolo en el argot periodístico que resume así una noticia que es reiterativa. El agravio es el agravio, pero quizás la ciudadanía no lo siente así. Y si lo siente, no lo expresa, ¡por ahora!

Que me regresen a los 80

Uno sabe que es imposible regresar a los magníficos años 80 y 90, donde tanto y bueno se hizo en todo el mundo, ya que reinaba algo llamado consenso. Hoy no ocurre. No existe aquella unidad de ideas, en política, economía o sociedad. Este siglo XXI está resultando, por ahora, un auténtico bluf.

¡¡Asesinos!! ¡¡Cobardes!!

El asesinato es la mayor de las intolerancias. Nadie debería vivir con una soga al cuello, como lo hacen miles de españolas, víctimas de la violencia de género. Caer en la confrontación política sobre si es mucha o poca la ley y las ayudas para las mujeres, es un flaco favor que nos hacemos todos. Debemos negarnos a la normalidad, a que crezca la lista de asesinadas, saliendo a las calles siempre que sea preciso, para exigir un país de igualdad plena, que nos ampare, y permita acabar con la lacra de asesinos y cobardes machistas, que parecen sentirse impunes. 

 

Opinión sobre las opiniones

El low cost también ha contagiado al marketing. Lo demuestra el hecho de pretender diferenciar entre declaraciones personales o políticas, mientras ocupas, por ejemplo, un cargo de ministro. La respuesta no se ha hecho esperar y los ciudadanos, que son a fin de cuentas los que votan, fijan  su interés en todo lo que se diga en adelante sobre Cataluña, pensiones, la caza, la tauromaquia o la desaparición de la gasolina diésel.

Artículo destacado

Trump está ya con lo de mi origen étnico

Muchos norteamericanos estarán contentos con Trump y su política de atropello a todo y a todos , pero Estados Unidos lleva camino de perder esa aura de libertad y convivencia de razas que siempre mantuvo como bandera, además de la oficial de barras y estrellas. Esa bandera que tan magistralmente  reflejó  en sus cuadros Jasper Jhons , queriendo expresar lo que digo, al igual que…
Lo más