Sábado 19.01.2019
La Opinión de
Antonio Vilela Licenciado en Derecho, Presidente de AMA (Asociación de Maltratados por la Administración), Asesor Jurídico e impulsor de varias reformas legislativas en el Parlamento de Cantabria y en el Senado en el ámbito urbanismo y sobre los derechos de los ciudadanos.

Los fantasmas del pasado no arañen los sueños

A los buenos propósitos les pueden poner freno los fantasmas del pasado que siguen estando presentes, como la violencia machista, que con toda su crudeza se ha llevado a Rebeca asesinada por veinte puñaladas de otro mal nacido estos días en Laredo

La aventura del ciclo de la vida

Muchas veces la vida es lo que pasa mientras trabajamos para pagar la hipoteca, esperando se cumplan las promesas de nuestros políticos, o discutiendo si eran galgos o podencos. Mejor disfrutar de lo mucho bueno que tenemos a nuestro alrededor,  del ciclo de la hermosa aventura de la vida, nunca se es demasiado joven o viejo para proponerse nuevas metas, simplemente pueden ser diferentes.

Llanto y clamor contra la violencia machista

Era un sábado de mediados de diciembre, cuando las luces adornan nuestros pueblos, colmábamos de buenos deseos nuestras comunicaciones, aunque en nuestro interior esté la pena y el dolor por sus ausencias.

Como un dolor de muelas

El diálogo, el consenso, sumar para solucionar los problemas, ese idioma parece ya una lengua muerta, y más cuando se nota, se palpa, el ambiente preelectoral. 

Vacunas contra la intolerancia

Construir ese mundo mejor que todos queremos se logra trabajando activamente, sembrando las semillas de la convivencia, de la solidaridad, fomentando y defendiendo los textos y normas que más están aportando a esa convivencia.

Otra palada de sal gorda

La cultura de las cosas bien hechas, del esfuerzo e incluso del respeto se va diluyendo, o peor algunos lo definen como parte del pasado o de la cultura de nuestros antepasados, seres por supuesto mucho menos inteligentes que nosotros, que por no tener no tenían ni móvil... vamos que viene de los tiempos negros de nuestra historia. 

A ponerse las pilas...

A veces hay que volver la vista atrás para tomar un poco de perspectiva.

La Caravana de la Miseria

La vida vale lo que cuesta buscar alimento, el futuro es tener suerte y que amanezca un nuevo día.

Las gargantas profundas

Son muchos los aprendices de Maquiavelo, nos queda la duda de cuántos comisarios y espías varios andan infiltrados por las instituciones.

No me digas, no me...

Qué tendrá el poder que éstos se agarran al  mismo como el náufrago al madero.

¡Más impuestos!

En el manual para intentar ganar unas elecciones está prometer bajar impuestos, subir las pensiones, incrementar el SMI.

El rumor de las cloacas

Si predicamos ética, presumimos de puros y de honradez, después no se pueden permitir estos espectáculos e incoherencias sin perder toda la credibilidad.

Deshojando margaritas en otoño

El otoño avanza con temperaturas que hacen rebrotar algunas margaritas despistadas, que no las pillen los aparatos de los partidos que destrozarán sus hojas, como aquellos que no son dóciles a sus consignas. Ya lo dice el acervo popular "de los políticos poco que fiar".

Celia

Cuentan las crónicas que era una chica especial, buena estudiante y excepcional deportista, que tuvo la mala suerte de cruzarse en su camino con un individuo de los que no merecen estar en la faz de la Tierra.

Bombas

Ahora resulta que las bombas que hace unos días matarían a niños inocentes o destruirían hospitales y escuelas en el Yemen, son algo así como unos juguetes inofensivos en manos grandes benefactores.

Menos predicar y más trigo

La vida sigue, y las etapas pasan más rápido que en la vuelta ciclista, los que vamos en el pelotón queremos que no nos la compliquen, que ya es duro pagar las facturas a final del mes, que haya un puesto de trabajo digno que nos permita hacer frente a las mismas.

¿Y ahora qué?

Atrás quedó la decimoquinta Marcha a Santander, a través de los caminos de Cantabria vestidos con camisetas amarillas pidiendo justicia, décadas haciendo marchas y movilizaciones para que la sociedad, las autoridades y la propia Justicia vea el daño causado y la injusticia cometida.

La tristeza de la última Marcha

Si después de tantos años enseñando las heridas que las Administraciones Públicas les han producido, sin conseguir que reparen el gran daño causado, la realidad es que ya no merece la pena seguir.

El olvido, la mayor condena

Pocas cosas pueden ser más dolorosas que una hija no sea reconocida por su propia madre, o que tú no sepas ya quiénes son tus seres queridos, sólo el hecho de pensarlo nos estremece, nos da miedo.

Las batallitas de Revilla... y dime de qué presumes

En Cantabria tenemos un Presidente de Gobierno a tiempo parcial, entre escribir libros, pasearse por las fiestas de los pueblos y los platós de TV, poco tiempo le queda para ejercer de Presidente de Cantabria.

Las vacaciones de tu vida, esa gran aventura

No debemos olvidar poner las reclamaciones correspondientes, que son una doble ayuda, intentar defender lo que nos corresponde, y el aviso para navegantes de timos y estafas.

Las vacaciones de mis sueños

Cuando empiezas a rellenar el cuestionario para realizar la reserva ya te encuentras con que no era oro todo lo que relucía, el precio era lo más básico donde hay que sumar, si quieres vistas al patio, a la carretera...

El éxodo pero con regreso

Más de 1.100 personas mueren todos los años en nuestras carreteras, y los heridos graves los podemos multiplicar por cuatro.

El orujo de Potes

Esto es una adaptación de un cuento popular, en el que todos quieren tener razón, pero lo que menos les importa es el daño que están causando.

Oscuros nubarrones

Quienes son culpables no han sido condenados, y quienes somos víctimas pagamos mil veces la condena que a ellos les correspondía.

Pan con chocolate

La responsabilidad de los ciudadanos es trascendental, el Sr. Trump no es presidente de EEUU por casualidad, o por mandato divino, lo es porque entre otras cosas le han votado más de 60 millones de personas.

Artículo destacado

Desde la ventana empañada

Es un día frío de este invierno seco, donde ya se apagaron las luces de las fiestas, pero todavía no han pasado los servicios contratados por el ayuntamiento para quitar bombillas y adornos , ahora parecen llevar allí tanto tiempo, que están en un lugar donde ya no les corresponde . Algo parecido pasa con ciertos mensajes , volver a escuchar a estas alturas e incluso  tener que…