Domingo 19.05.2019
La Opinión de

Libros

Con pocas cosas como con un libro alguien puede ser capaz de evadirse, de imaginar otros tiempos y otros espacios, de vivir las vidas de otros. Pero también de cultivarse, de aprender y de adquirir conocimientos, y de instruir el pensamiento.

Mítines, banderines y champán

Los mítines son un circo de tres pistas para convencidos, que se prestan al espectáculo a cambio, en el mejor de los casos, de un apretón de manos del candidato, y con seguridad, de un banderín de plástico que deben agitar cuando suena la música. Antes regalaban también pegatinas y llaveros, pero la crisis se llevó eso por delante.

Senado jaja, Senado jiji

Las elecciones del 28 de abril podían haber sido la oportunidad de cambiar esa tendencia de hacer del Senado un desguace, inútil y caro. Pero los partidos siguen teniendo sus tendencias, que no pasan precisamente por prestigiarlo, por mucho que digan otra cosa.

Estrategias de tontería y gritos

Se han puesto de moda las barbaridades, que ahora tienen que ser más excesivas que las del contrario para que renten. Los pellizcos de monja ya no valen. Hay que ir a lo grande.

El cinismo y la independencia

La derecha nacional siempre ha tenido un sentido patrimonial de España, y sólo ellos, sus señoritos, pueden dedicarle su tiempo y sus esfuerzos. Los demás deben conformarse, cómo no, con repararles los zapatos y las botas.

Un clip entre las llaves

Imagino a Gema Igual recorriendo el edificio y probándolas en las puertas para ver si están todas, escogiendo qué va a poner en cada cuarto y viendo cuál se queda para ella.

Esos muros (que no hagan feo)

Santander, ciudad cosmopolita y plural, ha sido siempre un escenario de cartón-piedra donde los adornos se han impuesto a lo necesario. Todo se hace por la apariencia, para que el de fuera se quede encantado, y el de dentro piense que es parte de la obra de teatro.

Movilidad, competencia y taxis

El sector del taxi quiere mantenerse como único operador del transporte urbano no público, apostando por conservar una regulación rígida y anticuada con tal de no abrir el mercado.

Cambiando, repitiendo, aburriendo...

Revilla es de otro mundo, y de otro tiempo. Un mesías galáctico capaz de decir una cosa y hacer la contraria sin que se le altere el rostro. Hace unos días, llegando a Cantabria una gota fría, él troleaba a la AEMT y a la Delegación del Gobierno que pedían prudencia, y se hacía un tour de fotos por las playas de Santander demostrando que olé él y que no hacía tan malo.

100 días

Ha renovado políticas y se ha estancado en las de siempre, que están siendo las suyas a la fuerza.

Adiós si te vas

Íñigo de la Serna ha dicho que se va, que deja la política después de 20 años subido al podio de la cosa pública, trabajando para los ciudadanos, y también haciendo carrera, que todo cuenta.

Analógicos digitales

Los sistemas que usa la administración para gestionar los trámites administrativos son antiguos, poco amables, incompatibles entre sí y nada fiables. Y el resultado, con toda razón, está lleno de errores, ineficiencia, tedio y frustración.

La muda militancia

Los delirios por la participación que han vendido los que han ganado los elecciones a líder, que lo han hecho precisamente por colocar eso a la militancia convenciéndola de que con ellos decidirían de todo todo el tiempo, han sido una engañifa estratégica que una vez en los despachos se han diluido, decisión tras decisión no consultada, en las excusas de la urgencia, la trascendencia, la necesidad y el "esto no hace falta consultarlo".

Delegado Zuloaga

Con este nombramiento con ese objetivo el PSOE convierte la Delegación del Gobierno en una empresa de marketing electoral, que van a utilizar a la carta para que se conozca a un candidato regional al que no conocen en Cantabria.

Que se jodan...

De tan entender España como un cortijo de su propiedad, y a los españoles como el servicio de la finca, que alguien pueda quejarse reivindicando derechos les parece un exceso injustificado, digno de insulto y de menosprecio.

Las cremas

Los pozos negros de la política son cada día más profundos, y más negros. Vale todo para hundir al de enfrente y al de al lado, sin contemplaciones, con alevosía, utilizando lo que haga falta para destruir incluso, o sobre todo, la vida privada.

Navajazos a la eficiencia, o cómo perder con la revancha

Los complejos de una dirección a la moda del interiorismo socialista, muy de camisa blanca y pantalones vaqueros, se ha llevado por delante, sin miramientos, una gestión eficaz en la que se ha mirado a través del cristal opaco de la venganza.

De fotos, no-fotos y manotazos

Nadie obliga a nadie a llevarse bien con hermanos, primos, sobrinos y demás familia, de sangre o política. Pero la Real no es una familia cualquiera, ni sus gestos en público carecen de consecuencias.

Pensionistas

El gobernador del Banco de España ha tenido la desfachatez de justificar lo muy escaso de la subida de las pensiones aduciendo que la mayoría de los jubilados tienen la casa pagada.

Ahí Maíllo, ahí le has dado...

Si un tránsfuga en el orilla de enfrente sirve para ocultar algo entre los matorrales, no menos habrá de servir para lo mismo en la propia. O sea, que como por la boca muere el pez, el diputado Maíllo, imprudente y lenguaraz (presuntamente), ha disparado para herir hiriendo también a los de al lado.

Tened paciencia, y llamadme gorrión...

Este descubrimiento del MetroTus, que ha sido la traca de despedida de un alcalde muy dado al estrás y a la mampostería y que tiene ahora que defender una alcaldesa muy leal con la herencia recibida, es el paradigma de la mala política de los malos políticos.

Nieves de invierno

A los conductores les han reprochado que no llevaran mantas, comida, bebida, móviles cargados, combustible de sobra.....

Balance de 2017

Aquí estamos cerrando 2017, el año de lo que cada uno quiera considerando lo que le haya ido bien o le haya ido mal. En términos generales, que es tanto como no decir nada, ha sido como los anteriores, y por desgracia como los siguientes.

Garlopa fina

A Zuloaga le ganará algún día alguien que hará con él lo que él ha hecho. Alguien, además, que también saldrá de sus filas, sibilino y ladino, hablando de otros rumbos y de nuevos retos.

Gay Pride, por Ramón...

Este país nuestro está lleno de Ramones que se merecen todo nuestro reconocimiento. Y nuestro cariño, y nuestro inmenso respeto.

Revilla…

Fuera de Cantabria el presidente es un tipo que cae simpático. Por supuesto que es porque la gente que lo dice no le conoce, y porque él, cuando recorre los platós, no se deja conocer.

Artículo destacado

Órdenes de marcha

Llegar a Cantabria en tren, o salir de ella, es una aventura de toda la vida. Entre las paradas en la estepa castellana, los tramos a 30 por hora y la emoción de no saber si se caerá la catenaria y habrá que transbordar a un autobús, el viajecito es como para morirse. Ahora se incluye la tensión de comprar los billetes. En diciembre, los de las fechas navideñas no estuvieron disponibles hasta…
Lo más