sábado 11.07.2020
La opinión de
Fernando Collado
Fernando Collado Periodista y director de El Faro de Cantabria (www.elfarodecantabria.com)

Morricone, sonotone, distopía

Ni el Estado (por la jefatura anterior), ni el Gobierno, ni el Parlamento, ni las Autonomías se libran estos días del retrato de la falta de credibilidad y cosas peores por su insistencia en recitar siempre y en todo lugar los versos del agua y el molino.

Miedo

 Ahora que tanto se habla de los ERTEs y tan poco con justicia de los inertes, aquellos miles de compatriotas que vieron cambiada su identidad por un número, como si estuvieran a la cola del pan de Dios, es perverso, indecente, y hasta delincuencial, hacer cualquier llamamiento a que la vida sigue.

Politicastros de alabastro

Decidme, panda de hipócritas con ansias de manipular los despojos detrás de los matojos: ¿cuántos de aquéllos que nos trajeron hasta aquí han entregado el alma en el frío desierto de una noche de primavera?

Omni mors aequat

Un país que no cuenta bien sus muertos, en honor a ellos, a sus familias, y en justicia para reclamar lo que les corresponda, será otra cosa, no un país.

Sauna y vodka contra el coronavirus

El Estado de Alarma prevé de manera diáfana las situaciones por las que cualquier ciudadano  puede o debe salir de su casa. Hacer lo contrario es poner en riesgo su salud y la de los demás. De modo que enseñen el carné, a ver si pone tonto.

China no estaba tan lejos; Italia menos

No diré que el Gobierno español ha estado a uvas, porque sería injusto. Pero da la impresión de que ha demorado en exceso la línea de actuación, sobre todo con las comunidades autónomas, y que ha dejado las explicaciones en manos de los técnicos, cuando lo que necesitaba la gente era una instrucción política diáfana y rápida.

Político espadachín, periodista ‘touché’

Determinados sectores de los ‘Mass-Media’ se echan estos días las manos a la cabeza por la intromisión de señalados políticos del Gobierno central y la oposición en medios privados que tratan de hacer su trabajo como entienden que deben realizarlo.

35 almas vagan en San Rafael

Mientras quienes deben sacar a Cantabria del desierto todavía no han decidido si es más conveniente ponerse una vez rojo que ciento amarillo, los proyectos no llegan nunca, los que parecían cercanos mueren de éxito por falta de léxico.

Cantabria, herida por la España ‘Post-Rufiánica’

Malvas a la tumba de quien se muestra fiel; bogavante con atenuante para el malvado. Mientras ERC siga cascando las nueces que recoge el PNV y los gobiernos de turno pegados con Glue 3 a la silla de Moncloa acudan al ágape como si se tratara de una comida navideña, siempre habrá regiones como la cántabra que vayan quedando en el arcén de esta carretera hacia ninguna parte.

Si me queréis irse

Sánchez es un consumado artista de pincel falaz. Cambia de color en un pispás. A veces lo puede hacer incluso el mismo día. 

¡Oh sedición! Un ‘güisquito’ en prisión

Ustedes son conscientes de que si mañana alguien roba una gallina con nocturnidad, aunque sea para comer, la llamada Ley le masajeará los riñones con una lija de tacto grueso. Y nadie mirará al Código Penal a ver si un rinconcito le afloja la condena.

Gobierno de guarnición

Éste es, sobre todo, un Ejecutivo del Papeo. Con unos platos muy diferentes a los que había en la carta de noviembre. Pero, oiga, no se queje, que ahora prometen besugo para las clases populares. Personalmente me vale con que no estén sentados –los besugos y besugas– en el consejo de ministros.

Torra inhabilitado, Revilla prelavado

Todo ello ha provocado un ataque de histeria en la parte del Gobierno regional que depende del PSOE. Que si rompen el acuerdo, que si la paz, que si el amor, que si la abuela fuma y calza botas de Valverde del Camino.

Arena, cal y el tsunami arbitral

Mil y pico kilómetros hacia abajo la justicia española sigue haciendo su trabajo. El Tribunal Superior de Cataluña ha inhabilitado a Torra, el presidente regional, (un año y medio) por no retirar los lazos amarillos durante el periodo electoral de abril. Es la de cal, contra la arena que Europa sopla de manera cíclica contra los ojos abiertos como platos de la España perpleja.

Qué, cuándo y los reyes del mambo

Ni Cataluña es de ERC –más de la mitad rechaza la independencia- ni Sánchez tiene el botón mayor de España para hacer con ella lo que quiera. La Constitución es amplia y se puede reformar, pero nunca prostituir. 

Cuando Sánchez duerme los Rufianes bailan

Tan preocupado estaba el líder federal de que Iglesias no se zambullera en sus sueños como un Freddy Krueger comunista, que, ya sosegado por el pacto a su izquierda, descuidó el flanco republicano, de modo que se ha despertado con el del paquete meándole en la pernera

El sapo, la causa y la náusea

Pero navegamos ya el Siglo XXI y la cosa cambia, a pesar de que los Presupuestos del Estado hayan hecho no menos de 18 penetraciones anuales en la Cantabria yerma.

Sánchez y su vicelobo

Cómo y cuán bien acunaría el vicelobo al presidente que éste, lejos de maldecirle –a él y a su manada– optó por ponerle un colchón en Moncloa. Así que ambos tardaron poco más de 24 horas en presentarse ante la prensa y comunicar su nueva relación. La (in)comparecencia fue, sin embargo, decepcionante. Más leninista que progresista

El 10-N da de comer al caballo de Abascal

Sánchez e Iglesias; Iglesias y Sánchez, con sus cuitas, rencores, envidias y ciertas estupideces han conseguido un éxito meridiano con la falta de acuerdo: hacer a VOX tercera fuerza política.

Cuando las nueces piensan

Cada uno de los políticos que en Cataluña han decidido dar un paso de conciliación han acabado en el ostracismo de los ‘botiflers’. El más reciente, Rufián, el de las monedas de plata y el ‘tweeterismo’ fácil.

El procés de tus alubias

Un ‘heavymetal’ melancólico, preso de la época dorada de los 80, se aferra a los Judas en la mítica ‘Breaking the law’, y como la ocasión la pintan calva, de los altavoces emerge la jeta de un prófugo con pelazo y cara de pantortilla que trata de convencerle: “procés”. 

10N: beso negro

No me interesa nada la precampaña, la campaña, la migraña o la lasaña. Miren: después de acudir varias veces a las urnas para ayudar a la formación de un gobierno siento haberles fallado tanto como para que tengan que convocar nuevos comicios.

Ney creyó que en París había mar

No siempre los futbolistas juegan donde quieren, sobre todo si el que te paga tiene el dinero por castigo, le encanta apretar tuercas y mantiene una malísima relación con el club al que el brasileño añora regresar. 

Ahora que Casado se ha dejado la barba

En el PP hay quien desea un Casado vestido casi de socialdemócrata y otros que imploran por verle como a William Munny en el Greely.

Pedro y Pablo en el troncomóvil

Pedro el guapo no desea depender más de los que quieren romper España y tampoco del populismo ingobernable de la coleta.

¿Gobierno de coaliqué?

El presidente en funciones se resiste a incubar en su Gobierno huevos ajenos.

Cantabria, Viuda de Don Proyecto Nacional

Revilla IV –cuatro veces four president, que diría Bigote Arrocet- o bien anda con la mosca detrás de la oreja o es que ha decidido ponerse la venda antes de que aparezca la supuesta herida tantas veces repetida