martes 26/1/21

Dignos e indignos

Esto no va de monarquía o de república, va de dignos e indignos. Juan Carlos I ha demostrado ser indigno, pero ¿sólo él? ¿Qué miedo a investigar todo, pero todo, no una parte?

Las noticias e informaciones que estamos conociendo del que fue Jefe del Estado de nuestro país no son, desde luego agradables. No podemos regodearnos de unas actuaciones nada ejemplares de quien, ahora, dice “preservar la dignidad y el legado de su reinado”. 

Somos unos incrédulos que utilizamos cualquier excusa para sacar a la palestra un debate que sabemos no tiene recorrido a corto plazo porque no somos lo suficientemente críticos con nosotros mismos como para darnos cuenta de que esto no va de monarquía o de república, esto va de dignos e indignos. 

Es evidente que el papel de Juan Carlos I estuvo cargado de una auctoritas muy importante por parte de la ciudadanía de nuestro país haciendo que prácticamente ninguna de sus actuaciones estuviera cuestionada, pero como todo en esta vida, el tiempo pone a cada uno en su sitio. 

Unas supuestas comisiones, una sociedad en Panamá y una cuenta en Suiza, pues lo que todo español que se precie tiene. 

Ha sido víctima de sí mismo y parece ser que “amparado” por lo que muchos denominan “régimen del 78”

Volvamos al principio, que esto no va de monarquía o de república. Me cuesta entender que los sucesivos gobiernos, quienes tenían que refrendar los actos del monarca, no estuvieran al tanto, pero claro, observando que la corrupción en nuestro país está a la orden del día. Porque recordemos que los actos del rey, del que fue y de quien es ahora Jefe del Estado, son refrendados por el Gobierno. Una persona que en su vida privada ha demostrado ser egoísta y codiciosa ha sido víctima de sí mismo y parece ser que “amparado” por lo que muchos denominan “régimen del 78”. 

Sé que lo que escribo no va a gustar a muchos, pero me da igual, tenemos lo que nos merecemos. Porque seguimos premiando a quienes se lo llevan caliente, sin importar de quién o para que se iba a destinar. Nos roban y no hacemos nada, nos manipulan y no nos damos cuenta, se ríen de nosotros y todavía les aplaudimos. 

Repito por tercera vez, esto no va de monarquía o de república, va de dignos e indignos. Juan Carlos I ha demostrado ser indigno, pero ¿sólo él? ¿Qué miedo a investigar todo, pero todo, no una parte?

Dicho esto, y aunque pueda parecer todo lo anterior un poco inconexo…

Salud y República.
 

Comentarios