lunes 06.07.2020

Chungo cubalibre

Lo cierto es que, a tenor de estos sesudos razonamientos, el fisco tiene muchas otras posibilidades para hacernos más insoportable la vida y no las agota todas. De modo que debemos estar agradecidos de que el ‘impuestazo’ se quede en los alcoholes y los refrescos.

Créanme si les digo que andaba yo escuchando ‘Taste the feeling’ cuando me enteré de la noticia: el Gobierno le va a dar un empujón de impuestos a la ‘priva’ en condiciones muy serias. Que sí, que el cubata, ya de por sí al alza, sufrirá un repunte que dejará el peculio de la peña un poco más mermado. Las bebidas blancas y los refrescos pasan por el tamiz de Hacienda. Y la mezcla de ambos ni les cuento. Cuando el fisco tiene sed, paga usted. Y cuando usted pasa hambre, paga usted también.

La gente, sin embargo, puede estar satisfecha: no han dicho nada del hielo. Porque un impuesto sobre los cubitos resultaría fatal. No lo descarten. Tampoco han mencionado nada acerca del limón ni las burbujas. Podía haber sido peor si, por ejemplo, le meten una tasa al cítrico que flota sobre su cubata en relación al colorido: muy brillante, el tramo más alto; menos brillante pero con más sabor, que le haga al ‘fiestolero’ guiñar los ojos, idéntico sablazo (que no le libra ni la caridad). Respecto del burbujeo hay dudas: si la burbuja le arrea en el ojo (como lanzada por una honda ministerial) y además el ínclito bebedor tiene el codo sobre la barra, así como en pose de chulería, latigazo sin piedad a su intrépido bolsillo.

Que sí, que el cubata, ya de por sí al alza, sufrirá un repunte que dejará el peculio de la peña un poco más mermado

Lo cierto es que, a tenor de estos sesudos razonamientos, el fisco tiene muchas otras posibilidades para hacernos más insoportable la vida y no las agota todas. De modo que debemos estar agradecidos de que el ‘impuestazo’ se quede en los alcoholes y los refrescos y no le espulguen a usted la cartera por el desgaste de las meninges que habrán sufrido los y las figuras que trazaron tan brillante plan para recaudar un poco más, arrodillarse de nuevo frente a Bruselas y que todo, absolutamente todo, lo apoquinen los de siempre.

¿Qué cómo logran dormir a pierna suelta y sin remordimientos? Por el ‘efecto Parker’: Jennifer López le pregunta a Jason Statham en el mencionado film: “¿Cómo puedes dormir tranquilo?”. “Nunca tomo café después de las siete”, responde el famoso ajustador de cuentas. Pues igual quienes dirigen la política impositiva. Se desconoce si a partir de esa hora se ponen morados a lingotazos. No cometa, en cualquier caso, el error y la osadía de pedir explicaciones: ellos son unos estadistas, y usted, un ‘pimplao’.

Comentarios