Miércoles 26.06.2019

Listón en las nubes

Casado le ha colocado a Ruth Beitia el listón demasiado alto. Y todo para que Buruaga no salte: otra estocada del PP contra el PP

Había cierta unanimidad en la creencia de que el PP cántabro acudiría a las regionales de mayo con una estocada entre lomos. Ahora se amplía el consenso: Casado ha cambiado la espada por el descabello. Consecuencia: panorama aún más negro para el festejo de mayo. Con el PP viudo de Buruaga para los comicios de primavera, el presidente nacional ha obrado el golpe de efecto que sin duda buscaba: colocar al frente de la candidatura a una gran atleta, pero a una inexperta política. Y mucho más para la descarnada lucha electoral.

La pregunta asalta de inmediato: ¿bastan la imagen y los éxitos al margen de la política –por muchos que sean– para encabezar una candidatura? Da la impresión de que Casado ha pretendido una doble carambola: por una parte, purgar a quienes no se alinearon con él en las primarias y, en segundo lugar, combatir la popularidad de Revilla y/o Felisuco con una campeonísima en el atletismo a la que obliga a doctorarse en la cosa pública a pasos agigantados y con un vasto temario que no tendrá tiempo de estudiar.

Desde que en 2011 el PP lograra la mayoría más aplastante de la democracia en Cantabria –y el mayor poder–, todo le ha salido al revés

Desde que en 2011 el PP lograra la mayoría más aplastante de la democracia en Cantabria –y el mayor poder–, todo le ha salido al revés. Primero porque el líder contractual del momento –Ignacio Diego– se empeñó en jugar al fútbol con un balón de rugby. Después porque, en contradicción con todo su programa electoral, le asestó a los cántabros el ajuste más grave conocido con la lógica pérdida del Gobierno y, en tercer lugar, porque el último congreso, más que de médicos para sanar las heridas del paciente, lo fue de forenses.

Creo que Ruth Beitia no debió aceptar este salto con el listón en las nubes. Porque nadie, y menos Casado, puede pretender que arregle con nota lo que estropearon las luchas desde los intestinos que obraron otros, por mucho que ella estuviera en uno de los bandos con más voz que voto real. 

Listón en las nubes
Comentarios