martes 18.02.2020

Torra inhabilitado, Revilla prelavado

Todo ello ha provocado un ataque de histeria en la parte del Gobierno regional que depende del PSOE. Que si rompen el acuerdo, que si la paz, que si el amor, que si la abuela fuma y calza botas de Valverde del Camino.

La Junta Electoral Central ha inhabilitado a Torra por desobediencia. Que es como cuando el profesor te castigaba de cara al encerado por tontaina. Revilla y el PRC, horas antes, habían decidido  poner la popa al acuerdo con Sánchez. La maza del embrague de Mazón cascó y, ante el temor de que el viaje con Rufián contaminara los eucaliptos de Polaciones, los regionalistas partieron las peras: no a la investidura progresista que, a priori, facultará una mesa de diálogo con los secesionistas catalanes sobre autodeterminación y presos políticos, por resumirlo mucho. Demasiado para el PRC, que, como escribí hace algunas fechas, ha visto el sapo en el desayuno, lo ha olisqueado, ha acariciado  la suave viscosidad de su chepa, para, finalmente, optar por el borono de toda la vida. 

Si un partido constitucionalista, que predica la igualdad y los estatutos de autonomía como hoja de ruta de cualquier región, como defiende el PRC, quiere optar por autodestruirse lo mejor que pudiera hacer es lo que estaba haciendo

Todo ello ha provocado un ataque de histeria en la parte del Gobierno regional que depende del PSOE. Que si rompen el acuerdo, que si la paz, que si el amor, que si la abuela fuma y calza botas de Valverde del Camino. Que hablen con García Page  a ver si les ayuda a que corra el oxígeno por determinados cerebros. Pero seamos serios: los socialistas no tienen potestad en el Ejecutivo cántabro nada más que para patalear, dar tabaco y servir copas de vino. Mañana coge Revilla los cesa a todos y se van a silbar a la vía con una mano delante y otra detrás. De hecho me extrañaría que Buruaga, lideresa regional del PP, no haya contactado ya con ‘Míster Purriego’ en previsión de que el PSC pegue la espantada tonta.

Las tontás de Rufián, la fea belleza de Torra y la falsa superioridad  moral de los sediciosos están muy lejos del pensamiento de la mayoría de Cantabria. Y, desde luego, del regionalismo. Por eso Revilla le ha tirado las patas a Sánchez. Porque si un partido constitucionalista, que predica la igualdad y los estatutos de autonomía como hoja de ruta de cualquier región, como defiende el PRC, quiere optar por autodestruirse lo mejor que pudiera hacer es lo que estaba haciendo.

Así que Revilla está ya en modo prelavado para quitarse el polvo del camino que ha recorrido estas últimas semanas con Sánchez; Zuloaga no sabe si tirar la lavadora por la ventana del salón de la nueva sede; Buruaga atisba la posibilidad de pintar más y mejor (y le hace falta) y Pablo Iglesias… ¿Pablo Iglesias? Se está endilgando un copazo en Galapagar de las Santas Nubes. Qué lejos aquellos tiempos del Valle del Kas.

Torra inhabilitado, Revilla prelavado
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad