Miércoles 15.08.2018

Camareros, taxistas y barberos

No es menos cierto que estos profesionales son a la vez depositarios de nuestros problemas y anhelos y que en muchos casos necesitamos un café, un viaje, un corte de pelo y…palique.

Si hay gremios que conocen todos los entresijos de la sociedad esos son los camareros, taxistas y barberos (digo barberos porque vuelve la moda de las barberías retro que nos traen recuerdos de décadas pasadas).

Te apoyas en la barra de un bar, pides tu consumición, y el sexto sentido del camarero capta si quieres hablar. Y él, profesional, expone los temas del día: ayer el Racing ganó de churro, pues para la tarde dan agua, ha subido la gasolina, se murió fulano…y, a la vez, te prepara ese cafetito corto de café, sin espuma y en vaso, con la leche templada y sacarina (joder, que parece un plato de cocina de autor).

Te apoyas en la barra de un bar, pides tu consumición, y el sexto sentido del camarero capta si quieres hablar

Te subes al taxi, indicas la dirección, y el taxista te pregunta si sube la ventanilla o si baja el volumen de la radio. Aquí, el que pone en marcha la psicología eres tú. Dependiendo de la emisora sintonizada, intuyes “de qué pie cojea” el profesional del volante, y por lo tanto anticipas cuáles serán los temas de conversación. Aparte puedes acceder a todo tipo de información: hoteles, restaurantes, un sitio majo para tomar una copa…

Entras en la barbería y accedes al mundo de la información total. La información local, con los últimos cotilleos del barrio; la información nacional e internacional (si tienen puesta la radio); y la información de sociedad, moda y cine a través de las revistas (eso sí, alguna de los años del NO-DO). De tal manera que en la Torrelavega de los 60 había un barbero que al entrar en el establecimiento te preguntaba: “¿prensa o palique?”.

No es menos cierto que estos profesionales son a la vez depositarios de nuestros problemas y anhelos y que en muchos casos necesitamos un café, un viaje, un corte de pelo y…palique.

Camareros, taxistas y barberos
Comentarios