sábado 14.12.2019

Por los derechos de los habitantes del Alto Asón

En la España vaciada (palabra muy traída últimamente) el generar oportunidades de empleo es aún más importante y, sobre todo, muy necesario con el fin de contribuir a fijar a la población en los nuevos nichos de empleo que el medio rural ofrece.. 

En este mundo tan convulso en el que vivimos, es muy necesario que nuestros jóvenes tengan una buena formación. La competencia a la hora de encontrar un trabajo es cada vez mayor, por ello se hace necesario que todos los oficios se profesionalicen al máximo y, que cada persona en su ámbito de trabajo, sea el mejor preparado. Esto contribuirá a un mayor desarrollo económico de nuestra sociedad y a forjar mejores personas.

En la España vaciada (palabra muy traída últimamente) el generar oportunidades de empleo es aún más importante y, sobre todo, muy necesario con el fin de contribuir a fijar a la población en los nuevos nichos de empleo que el medio rural ofrece.

Pues bien, esta no parece ser una de las prioridades de los representantes (todos ellos del PRC y en algún caso con el apoyo del PP) de los ayuntamientos de Soba, Ruesga, Arredondo y Rasines en la Mancomunidad de Municipios del Alto Asón. Todos ellos, sin atender al criterio del resto de representantes y, sobre todo, en contra de los intereses de sus vecinos, han decidido no llevar a cabo un Taller de Empleo, aceptado en 2018 y financiado por el Gobierno de Cantabria, que pretendía formar a 15 personas desempleadas de la comarca en el campo de la hostelería. Recordemos que la Asociación de Hostelería de Cantabria se lamentaba, recientemente, de la falta de camareros en nuestra región. 

Con esta decisión unilateral se pierde una gran oportunidad de crear nuevos puestos de trabajo y de formar a profesionales en nuestra comarca y en la región

Con esta decisión unilateral se pierde una gran oportunidad de crear nuevos puestos de trabajo y de formar a profesionales en nuestra comarca y en la región. Por otro lado, se renuncia a una subvención de 120.000 euros que generaría riqueza en la zona, dado que ese dinero repercutiría en el resto de la sociedad y de los comercios. Además, se endeuda el futuro de los desempleados más jóvenes de nuestros municipios, dado que tampoco se concurrirá a la nueva convocatoria de Escuelas Taller y Talleres de Empleo, publicada recientemente. Mientras que los municipios y mancomunidades de Cantabria sí presentarán proyectos a dichas convocatorias, los vecinos de la Mancomunidad del Alto Asón van a estar en total desventaja con respecto al resto de ciudadanos de Cantabria. 

Si se trata de una orden de subvención dirigida a Mancomunidades y Municipios, es porque la Mancomunidad del Alto Asón puede concurrir a dicha convocatoria, y de hecho así ha sido en años anteriores, en los cuales se han realizado por este ente supramunicipal hasta siete talleres de empleo, contribuyendo a la formación y al empleo de las personas de la comarca.

No, no es de recibo que a los vecinos de Soba, Arredondo, Ruesga, Ramales de la Victoria, Rasines y Ampuero, se les prive de las mismas oportunidades de formación y empleo que disponen otros cántabros, y sólo por el capricho de algunos. Es un derecho de las personas del Alto Asón el que sus representantes políticos velen por sus intereses y por la mejora de su calidad de vida, lo cual incluye también la formación, de cara a obtener un trabajo digno y de calidad, uno de los objetivos de desarrollo sostenible promulgado por las naciones unidas.

Tengamos altura de miras, necesitamos una población formada, a pesar de que a algunos les pese

Alguno de los argumentos esgrimidos por parte de esos representantes políticos para justificar esa decisión, es la falta de competencias en materia de empleo por parte de la mancomunidad. Por contrarrestar esa errónea idea, no se trata de emplear, se trata de formar y cualificar a personas para que, en el futuro, puedan optar a un trabajo en su entorno más próximo, lo que contribuirá  a que nuestros conciudadanos no abandonen el medio rural y que nuestros municipios computen en la España vaciada o despoblada.

Tengamos altura de miras, necesitamos una población formada, a pesar de que a algunos les pese.
 

Por los derechos de los habitantes del Alto Asón
Comentarios