domingo 05.07.2020

¿Posibles causas de la posible crisis del cristianismo, VII?

Todas las ideologías entran en crisis, debido a factores externos y a factores internos. Los mismos que defienden esas ideologías, son a veces, los que ponen más palos al carro y a sus ruedas para que no funcionen correctamente.

¿Europa podrá sobrevivir sin el cristianismo como ideología que impregna multitud de aspectos de Europa, y lo mismo aplicable a Occidente, e incluso al mundo...?

Si la sal se vuelve sosa quién la salará.

Es esta la razón primera y motivo primero y esencial.

Sin negar y juzgar si tal o cual persona se salva y si tal o cual se condena, porque el ser humano no tiene acceso a ello.

Si analizamos una entidad territorial o un cargo, ejemplo, los obispos que en una diócesis han existido en estos últimos quinientos años, quizás ochenta personas, ¿cuántos de ellos han sido beatificados oficialmente por la Iglesia...? ¿Los doscientos presbíteros que han pasado por una parroquia en estos cinco últimos siglos, cuántos han sido beatificados o canonizados, de forma normal, y no por martirio...?

La crisis del cristianismo es la falta de santidad en sus miembros consagrados, sin negar que sean buenas personas, y sin negar que se salven la inmensa mayoría

¿No parece que han sido demasiados pocos, o es que Dios, Dios en sus planes, no desea la santidad para sus fieles consagrados, no hablo de los fieles en general, o es que esos fieles consagrados, no acaban de darse a Dios...?

¿Y esto aplicable en cualquier diócesis, en quinientos años de una diócesis, que han tenido ochenta obispos, por ejemplos, cientos y cientos de sacerdotes seculares, cientos y cientos de frailes y personas consagradas, de una orden o de otra, cuántos han sido beatificados o canonizados...?

¿No es esto una prueba de que la crisis del cristianismo es la falta de santidad en sus miembros consagrados, sin negar que sean buenas personas, y sin negar que se salven la inmensa mayoría...?

Todo el mundo parece que busca tener una razón para ir en contra del cristianismo, pero no valorar los cientos de razones positivas que le obligarían a aceptar el cristianismo. Al menos en la teoría y en la práctica.

El ser humano puede renegar de Dios o creer que reniega de Dios, porque así cree que puede hacer lo que crea conveniente. Así se niega a tener normas externas a él mismo. Así cree que alcanza mayor grado de libertad.

No olvidemos que las dos grandes ideologías sociopolíticas del siglo veinte, que han llenado de sangre y de campos de concentración el mundo, dos ideologías entre sí contrarias, y en muchos sentidos contradictorias, y dos ideologías, que en sí, podrían tener grandes palabras, han llenado de sangre el mundo... Y ambas ideologías eran ateas.

Las personas en general, quieren ver hechos o signos visibles de Dios en el mundo. Por eso, cuándo se produce un santo o santa, la mayoría de personas sienten una atracción enorme

Lo que muestra y demuestra que quizás, exista o no exista Dios, el ser humano necesita la hipótesis Dios, sea existente en sí o no lo sea, para que la sociedad, el Estado, la humanidad, el individuo y los diversos grupos y colectivos tengan un límite en sus actos y en sus acciones. Es decir, que desde fuera les pongan un límite, porque desde dentro la ideología tal o la cual, no se pone ningún límite. Y ese afuera, es como hipotéticamente un modelo u horizonte del ser Supremo.

Todas las ideologías entran en crisis, debido a factores externos y a factores internos. Los mismos que defienden esas ideologías, son a veces, los que ponen más palos al carro y a sus ruedas para que no funcionen correctamente.

Por lo cual, habría que analizar cuántas causas o razones externas y cuántas internas existen para la hipótesis crisis del cristianismo, si es que este fenómeno existe o se produce. Porque pueden pensar ustedes que no existe...

Las personas en general, quieren ver hechos o signos visibles de Dios en el mundo. Por eso, cuándo se produce un santo o santa, sea Pío de Pietrelcina, Teresa de Calcuta o cualquier otro, la mayoría de personas sienten una atracción enorme.

En definitiva, faltan santos y santas en el cristianismo..., o dicho de otro modo, aunque haya millones de personas de enorme nivel moral y espiritual, no llegan al nivel de santidad, esa santidad que se refleja de multitud de formas y maneras...

En definitiva, sin ser malas personas, quizás la sal se ha vuelto sosa en demasiados ambientes, lugares, entidades religiosas, jerarquías, etc.

La gran pregunta es: ¿Dios querría hacer más santos y santas canonizables, o no quiere más, o no hay personas que se presten a serlo, y por eso Dios no puede constituirlos...?

Pregunten a las personas que se han acercado al cristianismo y pregúntenle por qué se han alejado. Pregunten a todas las personas que no se han acercado al cristianismo y pregúntenles por qué no desean acercarse al cristianismo.

Supongo que les darán entre todos, cada uno una razón, pero entre todos cientos o miles de razones.

Cuando tengan las razones podrán realizar un estudio y un análisis de todas ellas. Y por consecuencia conociendo los motivos reales o supuestos, inventados o imaginarios se pueden construir una posible solución empírica y causal de dichas realidades...

Toda ideología, sea secular o religiosa, sea de Oriente o de Occidente, sea idealista  o sea materialista cae casi siempre en crisis, si sus jerarquías, sus elites y sus mandos intermedios caen en crisis, o dicho de otro modo, "si la sal se vuelve sosa, quién la salará". Todos creen que son factores externos los que hacen crear crisis entidades ideológicas o sociopolíticas o socioculturales. Y es cierto, hay factores externos, sistemáticos y asistemáticos, pero sobretodo son factores internos, sistemáticos y asistemáticos.

Decir esto resulta muy difícil. Pero pongan ustedes nombres. Una crisis de una entidad nunca es igual o similar a la de otra. Pero si tienen elementos, estructuras, variables en común...

"Los abusos que se cometen por unos y por otros, que representan cada ideología, son las que tarde o temprano caen en crisis esas ideologías...".

Seamos ateos o agnósticos o no practicantes o creyentes en una ideología o en otra o en una religión o en otra, Occidente ha llegado a ser lo que es y lo que puede aún llegar a ser, mientras el cristianismo tenga una presencia real, en todos los ámbitos de la existencia. Si el cristianismo disminuye de forma ostensible al final Occidente se verá mermado, tanto en su presente como en su futuro.

Además si el cristianismo y si Occidente disminuyen su presencia real, al final, el mundo se verá perjudicado porque ambas realidades, el cristianismo y occidente, con sus errores de un tipo o de otro, son realidades necesarias para el mundo... El mundo iría mucho peor, y tendría menos futuro, si Occidente déjase de ser lo que es, y lo que puede ser, y las evoluciones que aún podría alcanzar, y si el cristianismo se redujese su presencia en Occidente y en el mundo... Porque tanto uno como el otro, son fuerzas ideológicas que son positivas para la sociedad y la humanidad. Y nadie se rasgue las vestiduras...

Como todo movimiento ideológico y social y práctico el cristianismo está inmerso en enormes fuerzas históricas, por tanto, muchos aditamentos que son históricos, pero el cristianismo tiene un núcleo esencial que no puede ser explicado por razones inmanentes, sean históricas, sociales, políticas, económicas, psicológicas y todos los combinados posibles, de personalidades y personas y vericuetos históricos. En el núcleo esencial del cristianismo, existe algo, existe algo que no es de este mundo...

Comentarios