Miércoles 26.09.2018

De nuestra tierra / "Cafés Dromedario. 750.000 tazas diarias"

El grupo Dromedario dispone de una escuela de café, dirigida por el prestigioso barista Raúl Alonso, a través de la cual dota al hostelero de la posibilidad de hacer cafés de los de repetir.

Conocido, renombrado y disfrutado cada día por miles de personas tanto en Cantabria como en resto del panorama nacional e incluso internacional. En Cantabria somos grandes afortunados al contar con uno de los más reconocidos y prestigiosos tostadores de café: “Grupo Dromedario”. Un tostador que ya solo en Cantabria deleita a diario más de diecisiete mil quinientos paladares y que a nivel nacional suman las setecientas cincuenta mil tazas, e incluso algunos repetimos taza. Ya que cuando el hostelero cuida todo el proceso de conservación, elaboración y servicio hasta la taza, los grandes cafés de este grupo cántabro se convierten en un auténtico y literal elixir.

Medallistas de oro, en cata a ciegas en Italia

Una de las características del grupo Dromedario es que no suele airear demasiado sus logros y distinciones. Y quizás es por este motivo que los consumidores ajenos al mundo gastronómico profesional desconocen mayoritariamente lo que personalmente considero uno de los grandes reconocimientos internacionales al grupo. Y es el obtener varias y repetidas medallas de oro con sus cafés en la cuna del café; en Italia, en los diferentes certámenes del “International Coffee Tasting“. Y hacerlo de la manera más objetiva posible, en cata a ciegas. Es decir; los catadores catan cientos de propuestas de tostadores de todo el mundo sin conocer en absoluto la marca ni la procedencia, y son ya varias las ediciones en los que estos tostadores cántabros han obtenido de forma recurrente medallas de oro. Unas medallas que se suman a otros tantos premios obtenidos a nivel nacional e internacional.

Personalmente pienso que un buen café de tueste natural, además de generador de salud, es un alimento para ser disfrutado sin normas, ni cortapisas

El “talón de Aquiles”

No obstante y pese a todo, este tostador, al igual que el resto, cuenta con un gran “talón de Aquiles”, y es que ya pueden proveer del mejor grano del mercado, que éste requiere de un buen “cocinado” por parte del hostelero para que el resultado exprese sus delicadas y elegantes notas. Algo que lamentablemente no siempre ocurre, provocando en no pocas ocasiones que el duro trabajo que transcurre desde el caficultor hasta su tostado final se eche por tierra al encontrarnos en ocasiones con un servicio de café que deja mucho que desear, y dando una imagen, en este caso de la marca, que nada tiene que ver con la realidad. Para contrarrestar esto, el grupo Dromedario dispone de una escuela de café, dirigida por el prestigioso barista Raúl Alonso, a través de la cual, en un breve espacio de tiempo, dota al hostelero de la posibilidad de hacer cafés de los de repetir.

Sin duda, cada vez son más los hosteleros preocupados por ofrecer una excelencia en el servicio de café. Y más clientes en demandarlo, tal y como me comenta el campeón barista Alexis Silva, desde la cafetería “Gómez Fusión” en el Paseo Pereda de Santander. Desde que abrió sus puertas, la apuesta por ese mimo absoluto al servicio de café ha generado que clientes ya ahonden más en este mundo del grano tostado, creando esa dinámica que da la oportunidad de ofrecer nuevas y exclusivas propuestas de cafés de finca o incluso una de las joyas de la corona de “Drome”: Café “El Tambo”, un Colombia que se considera como el café cultivado a mayor altitud del mundo, nada menos que 2.200 metros confiriéndole unas peculiaridades dignas de aplaudir.

Y hablando de café…¿solo o con leche ?

Mucho se ha hablado de cómo “hay” que disfrutar el café. Personalmente pienso que un buen café de tueste natural, además de generador de salud (algo que trataré otro día), es un alimento para ser disfrutado sin normas, ni cortapisas. Solo o con leche, con o sin azúcar, con miel o sin miel… y en todos los casos una gran recomendación es disfrutarlo en buena compañía, aunque en ocasiones esta sea la de nosotros mismos con nuestras propias reflexiones.

Mañana, tarde o noche. Siempre hay un café para cada ocasión. ¡¡¡Tengan ustedes muy buenos cafés!!!

Cada día se consumen 750.000 tazas de café Dromedario

De nuestra tierra / "Cafés Dromedario. 750.000 tazas diarias"
Comentarios