viernes 30/10/20

Las patentes de invención, los descubrimientos y el altruismo

La enfermedad debilita a los seres humanos. Y si es epidémica hace huir el bienestar y acrecienta la pobreza. Todo normal. Es normativo. Como también lo es el que el camino o recorrido de las grandes fortunas van en sentido opuesto.

En cuanto a las diez pandemias que se consideran en el siglo XX, podemos centrarnos en dos: La enfermedad epidémica de 1918, la mal llamada 'gripe española', causó la muerte hasta 1920 de entre 50 y 100 millones de seres humanos. Fue la más asoladora y aniquiladora que se conoce en la historia.

Y la segunda a la que quiero referirme es la que comenzó hace cuarenta años y cuya virulencia llega hasta hoy. Es la pandemia del SIDA, causante de más de una treintena de millones de fallecimientos y que aún no ha parado su devastador recorrido.

En su sesión decimotercera, en 2009, el Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes determinó que su Secretaría

“encargará a expertos externos la preparación de un estudio sobre las exclusiones, excepciones y limitaciones, centrado en las cuestiones sugeridas por los Miembros, aunque sin limitarse a ello, tales como la salud pública, la educación, la investigación y la experimentación, y la patentabilidad de formas de vida, en el que se sopese además la perspectiva de la política pública y del desarrollo socioeconómico, teniendo presente el nivel de desarrollo económico”.

-Exclusiones a la patentabilidad y excepciones y limitaciones a los derechos de los titulares de patentes. Profesores Lionel Bently, Brad Sherman, Denis Borges Barbosa, Sra. Karin Grau-Kuntz, Profesor Shamnad Basheer, Sres. Shashwat Purohit y Prashant Reddy y Porfesores Coenraad Visser, Richard Gold y Yann Joly.-

 

La enfermedad debilita a los seres humanos. Y si es epidémica hace huir el bienestar y acrecienta la pobreza. Todo normal. Es normativo. Como también lo es el que el camino o recorrido de las grandes fortunas van en sentido opuesto:

"Los multimillonarios estadounidenses se han enriquecido en US$ 565.000 millones durante la pandemia".

-CNN, 4 de junio de 2020-

"La fortuna de los 23 españoles más ricos crece un 16% desde el 18 de marzo"

-infoLibre, 1 de junio de 2020"-

Y, por contra, Cruz Roja va triplicando la atención a las familias con necesidades, y Cáritas lleva invertidos 280.000 € en esta pandemia a la que aún no se le ve la salida del túnel.

Hay seres humanos que se benefician del mal ajeno, como si de robots se tratase

Todo lo que llevamos escrito es un preámbulo, un antecedente, para justificar más tarde una tesis muy simple: Hay seres humanos que se benefician del mal ajeno, como si de robots se tratase.  

Otro aserto que no tiene nada que ver con los modos políticos dictadura/democracia es que cuanto más nos distraigamos y aflojemos la envergadura de las inspecciones sanitarias seguiremos sine die incapaces de afrontar como es debido el virus. Podría parecer algo contradictorio, pero la verdad es que el grado de nuestro dominio en esta guerra, depende del respeto entre todos, del pensar que la libertad significa hacer lo que se nos ocurra en cualquier momento y de ponérselo difícil a los que les ha tocado llevar el timón y a las autoridades sanitarias.

DESCUBRIMOS EN GERUNDIO, DESCUBRIENDO

Ante la novedad, es lógico si no dar palos de ciego sí observar especial, natural y científicamente para descubrir y localizar todas las contingentes singularidades y anormalidades. Por ejemplo, la gripe común que nos visita todos los años produce señales o indicios semejantes a los del COVID, originándose así que las verificaciones, exámenes y contrastes cuesten exponencialmente, significando un peso añadido a cualquier sistema de salud pública.

Uno de los descubrimientos, y no pequeño, es la importancia que tenemos la población. Una población enterada suficientemente, despierta y lejana a las falsas noticias, y seria y humilde, a través del compromiso personal de cara a esta pandemia no deja de ser un activo. Hemos inaugurado el mes de setiembre con 29.200 fallecidos en España. Y no es una broma.

La ignorancia y la ausencia de información no hace libres, sino personas con un atascamiento y un considerable rompecabezas

Cualquier modificación en nuestro proceder, en nuestra conducta, por insignificante que pudiera parecer, es competente para que se aprecie una alta impresión en la contaminación vírica. Y, como contrapartida si puede decirse así, es esencial e interesante que la sociedad en general obtenga la mejor y más justa comunicación acerca de sus posibles contingencias, y así acoplar la energía necesaria con respecto a sus costumbres.

Existe una enfermedad infantil que pasa de largo e infravalora deliberadamente lo que informan las autoridades y los expertos, debido a un negacionismo inerte o activo. Y como el ser humano es un animal de costumbres y mimético, hace que toda persona de cualquier condición también pueda aparecer ya agobiada de esta realidad. Los agentes sociales de ninguna manera pueden bajar la guardia. La ignorancia y la ausencia de información no hace libres, sino personas con un atascamiento y un considerable rompecabezas.

OTROS VALORES QUE NOS HACEN MEJORES

¿Cuánto nos queda para que este mal sueño vaya apurándose? Lo que sea, lo que haga falta. Pero el tiempo corre, y toda política guiada hasta el límite acaba siendo un resultado del mal y de la iniquidad. Quiero resaltar, para el tema que nos ocupa, un solo valor del que se desprende cualquier otro, bien sea la solidaridad, bien la compasión, o bien la unión -en lo más posible- de todos los seres humanos. Se trata de la obediencia, es decir, el estar atentos, que eso es lo que significa 'oboedire'; a quien está atento le es más fácil la escucha, la organización con otros y la pronta toma de decisiones.

Jonas Salk (Nueva York, 1914 - California, 1995), el médico investigador y virólogo que llevó a cabo la vacuna contra la poliomielitis

Cuando este ruso-judío la mostró, la polio no dejaba de ser el compromiso capital para la salud pública de un sinfín de estados, y la tarea y el frenesí de los científicos para poder alcanzar el enfoque y el apresto necesarios para detener aquella peste que retenía a tantos padres que no las tenían todas consigo. La polio causaba, a medida que pasaba el tiempo, más asolamiento y destrucción. Y, por fin, llegó el día en que se oficializó el triunfo de su vacuna (1955), y alguien le preguntó por su patente, "¿se puede patentar el sol?" -fue su respuesta.

Albert Bruce Sabin (Polonia, 1906 - Columbia, EE.UU., 1993), el médico cuya decisión fue la de no patentar su vacuna frente a la polio

Así facilitó que cualquiera de las farmacéuticas pudiese crearla decidiendo no patentarla él, y ofreciéndola de esta manera a todos y a cada uno de los niños del planeta.

En definitiva, si la vacuna de Salk era inyectable y la de Sabin oral, es lo de menos. Lo científico, humano y que a ambos médicos les sigue honrando es su desprendimiento y no su provecho personal. El polaco rogó que aquel regalo fuese "para todos los niños del mundo", ante la insistencia en que la patentara. Y así fue.

Comentarios