Martes 25.09.2018

¡8M, Huelga feminista!

Es la oportunidad de visibilizar como la alianza entre el patriarcado y el capitalismo produce violencia, una violencia insoportable. Es la oportunidad de demostrar y defender en la calle que nuestra sociedad puede ser igualitaria, requisito indispensable para ser democrática y libre.

Este 8M estamos ante una cita histórica, será recordado como el 8M de la huelga feminista, al menos de la primera. Una convocatoria a nivel internacional originada en el movimiento feminista, que ha logrado el apoyo de organizaciones sociales, sindicales y políticas, aunque lo más importante es que ha logrado un apoyo masivo de las mujeres, abriendo hoy un camino sobre el que no hay vuelta atrás. Un camino en el que el feminismo ha logrado estar presente en todos los espacios gracias al esfuerzo y convicción de muchísimas mujeres que estamos decididas a demostrar que si nosotras paramos se para el mundo, muchísimas mujeres que no vamos a dar ni un paso atrás en nuestra lucha por la igualdad.

Desde IU apoyamos la convocatoria de huelga de 24 horas. Una huelga en la que las mujeres estamos llamadas en el ámbito laboral, estudiantil, de consumo y de cuidados, es decir el 8 de marzo, ni trabajamos, ni estudiamos, ni consumimos, ni cuidamos. Es la oportunidad de visibilizar como la alianza entre el patriarcado y el capitalismo produce violencia, una violencia insoportable. Es la oportunidad de demostrar y defender en la calle que nuestra sociedad puede ser igualitaria, requisito indispensable para ser democrática y libre.

El feminismo es red, y este es un momento idóneo para apoyarlo y seguir tejiendo espacios de encuentro y reivindicación de más feminismo

Es evidente que el protagonismo este día es nuestro, de las mujeres. Somos nosotras las que mayoritariamente renunciamos a nuestros empleos para ocuparnos de las tareas domésticas y los cuidados; somos nosotras las que menos puestos de catedráticas ostentamos pese a haber más universitarias que universitarios; somos nosotras las que, en Cantabria, ocupamos el 64% de los empleos peor remunerados, somos nosotras las que sufrimos la brecha salarial, siendo nuestras nóminas y pensiones un 28,9% y un 41% inferiores que la de nuestros compañeros varones; somos nosotras las que pasamos miedo al volver a casa, las que somos maltratadas, violadas o asesinadas por ser mujeres; somos nosotras, el 50% de la población. Por tanto, somos nosotras las que hemos de protagonizar la huelga.

Todo suma, desde un delantal tendido hasta acudir a cada uno de los actos convocados. El feminismo es red, y este es un momento idóneo para apoyarlo y seguir tejiendo espacios de encuentro y reivindicación de más feminismo.

Es por ello, que hago un llamamiento a la participación activa en las convocatorias para este día, desde el convencimiento de que sólo con una transformación feminista de nuestra sociedad podremos hacer realidad la reivindicación de QUE OTRO MUNDO ES POSIBLE. Ha comenzado el cambio.

¡8M, Huelga feminista!
Comentarios