Martes 18.12.2018

La amenaza naranja

En el conflicto catalán actúa con demagogia y busca el rédito electoral. Que tras verlo el plumero en el resto del país, el electorado de Cantabria, según nos dice la cocinada encuesta del CIS, daría la victoria al partido que un día concurrió a las europeas con Libertas y coquetea con VOX, resulta una noticia preocupante.

La extrema derecha, espacio político que quiere recuperar Casado para el PP, gobernaría ahora en Cantabria. Una seria amenaza. Ciudadanos, la demagogia naranja, partido financiado por el Banco Sabadell (miembro del Ibex), neoliberal de la escuela Garicano, nacionalista español, nutrido de tránsfugas de otros partidos, supone un verdadero peligro si llega a gobernar. En el conflicto catalán actúa con demagogia y busca el rédito electoral. Que tras verlo el plumero en el resto del país, el electorado de Cantabria, según nos dice la cocinada encuesta del CIS, daría la victoria al partido que un día concurrió a las europeas con Libertas y coquetea con VOX, resulta una noticia preocupante. Ciudadanos y PP, en un pacto postelectoral serían una mezcla de Macron y Le Pen. Por de pronto serían privatizados numerosos servicios públicos, empezando por el Hospital Valdecilla. No es casual su estado de abandono, la falta de personal sanitario. Son Felisuco y su tropa de oportunistas (de Joaquín Solanas a Rafael Sebrango) al servicio del Ibex y de su jefe Rivera que pasará a la posteridad por su frase neofalangista: "En España solo veo españoles".

La amenaza naranja
Comentarios