lunes 22.07.2019

Cantabria gran reserva

Nuestra biodiversidad es nuestra gallina de los huevos de oro, el 10,9% del PIB y el 11,4 % del empleo dependen directamente del turismo, turistas que no vienen a ver espigones, vienen buscando una gran reserva. Si no cuidamos nuestra tierra por conciencia ambiental hagámoslo al menos por interés económico.

Hace años cambiamos el lema turístico de nuestra tierra de “Cantabria gran reserva” a “Cantabria infinita”, y entiendo el cambio, ya que Cantabria siempre será infinita, pero hace tiempo que dejó de ser una gran reserva.

He tenido la suerte de ver al oso cerca de Cosgaya, de sentir cerca al lobo en Castro Valnera, de escuchar al urogallo cerca de Puentenansa y de estremecerme con la berrea en el Saja… nuestra gran reserva era única pero poco a poco va desapareciendo.

El mismo Gobierno que gasta cantidades ingentes de dinero en erradicar especies invasoras subvenciona la plantación de árboles australianos

Hoy el lobo es perseguido por un mero interés partidista, en contra de los consensos alcanzados por la sociedad civil y del voto del Parlamento. El eucalipto coloniza nuestros montes con el beneplácito del Gobierno. Y es que el mismo Gobierno que gasta cantidades ingentes de dinero en erradicar especies invasoras subvenciona la plantación de árboles australianos. Una paradoja que está convirtiendo a nuestra gran reserva en territorio hostil para sus antiguos moradores. En la Cantabria de hoy en día lo tiene más fácil un koala que una garduña. De hecho un koala podría ir de eucalipto en eucalipto desde Ramales hasta Unquera recorriendo nuestra Cantabria infinita sin necesidad de pisar el suelo, de allí podría saltar al paraíso natural asturiano y recorrerlo del mismo modo terminando su camino en Santiago de Compostela.

No planteo una enmienda a la totalidad al eucalipto. En Torrelavega buena parte del empleo depende de él y aunque no sea el modelo productivo que deseo para el futuro de Cantabria es el modelo que tenemos en el presente. Mientras no seamos capaces de generar alternativas para esos trabajadores tendremos que tragar con una cuota de eucaliptos, pero de eso a un monocultivo van muchas hectáreas.

Cantabria reúne las condiciones para convertirse en un referente mundial si se gestiona correctamente

En Podemos Cantabria hemos planteado en diversas ocasiones la necesidad de una gestión diferente de nuestros montes, una gestión que sea capaz de generar actividad económica al tiempo que mantiene nuestra biodiversidad, una gestión moderna e innovadora que sea capaz de crear cientos de empleos en un sector con un potencial único. Cantabria reúne las condiciones para convertirse en un referente mundial si se gestiona correctamente.

Somos conscientes que con las condiciones actuales nadie en su sano juicio invertirá en una madera diferente al eucalipto, nadie se plantea invertir en algo que le genere ingresos a cuarenta años vista, por eso vemos necesaria la creación de una empresa pública que gestione los montes públicos y privados de Cantabria, que estudie de forma profesional las condiciones de cada zona para determinar cuál es el bosque idóneo, que plante y cuide el bosque junto con sus propietarios, que pague el valor futuro de la madera prorrateado a lo largo de los años a sus propietarios que de esta forma sacarían una rentabilidad a corto plazo y finalmente que venda la madera y recupere su inversión.

La demanda de maderas nobles es muy alta y además determinados cultivos pueden generar otros valores añadidos. Tenemos un clima ideal para la cereza, somos uno de los mayores proveedores de vino del mundo y no hay suficiente roble para tanta barrica, Francia busca desesperada castañas para su marron glace… la oportunidad de negocio está, sólo hay que saber aprovecharla.

Nuestra biodiversidad es nuestra gallina de los huevos de oro, el 10,9% del PIB y el 11,4 % del empleo dependen directamente del turismo, turistas que no vienen a ver espigones, vienen buscando una gran reserva. Si no cuidamos nuestra tierra por conciencia ambiental hagámoslo al menos por interés económico.

Una idea sencilla, pero muy ambiciosa. Eso sí, muy lejos del pensamiento cortoplacista de los partidos mayoritarios, por eso tu voto es importante para recuperar antiguos lemas y tener por fin una reserva infinita.

Cantabria gran reserva
Comentarios