domingo 17.11.2019

Como las vacas al tren

Revilla también tiene un tren para ellos pero no para unirles con la ciudad sino para que los turistas crucen la Engaña y ya de paso miren a los pasiegos como miran a los monos de Cabárceno.

Como las vacas al tren… así nos quedamos los cántabros mirando los trenes que perdemos y los trenes que no llegan. Con cara de pasmarotes leemos en el periódico sentados en el banco de la estación de cercanías que otra vez viene el AVE, aquel que venía en 2008, aquel que venía en 2010, aquel que venía en 2012… aquel AVE de gran virulencia que traería a mi morena… ¡ahora sí que sí! ¡Ahora si que viene aquel AVE que venía, que venía, que venía y no vino!

Nuestro cercanías tenía que haber llegado hace 10 minutos así que aún tenemos tiempo de seguir leyendo, nos conocemos la historia, un rato más para leer, y ya en el tren tendremos tiempo para pensar como le contamos al jefe que de nuevo llegamos tarde por los retrasos…

Mientras nuestro tren no llega, el tren de reindustrializar el Besaya se pasa sin que lleguen los 250 millones

Esperando al tren que no llega leemos la noticia de otro ERE, esta vez en Corrales de Buelna, esta vez 50 empleos… 50 más a sumar a los 16.000 que ha perdido el sector industrial cántabro en 10 años, mientras nuestro tren no llega, el tren de reindustrializar el Besaya se pasa sin que lleguen los 250 millones que el parlamento español aprobó para la zona por iniciativa de PODEMOS.

Otros diez minutos más y aquí esperando… decía Ramón Gómez de la Serna que “en las vías del tren crecen flores suicidas”, pero aquí a las flores de las vías les da tiempo a florecer y secarse entre tren y tren ¡aquí crecen sin miedo a ser atropelladas!…

Seguimos con la lectura que esto va para largo… llegamos a las páginas de “región”, al medio rural, al lugar donde el tren se pasó sin ni siquiera llegar ¡pero estamos en campaña amigos! Ahora el pueblo es trending topic y los avezados políticos urbanitas lanzan propuestas para salvarlo… Revilla también tiene un tren para ellos pero no para unirles con la ciudad sino para que los turistas crucen la Engaña y ya de paso miren a los pasiegos como miran a los monos de Cabárceno… con un poco de suerte les tiraran cacahuetes.

Ciudadanos también se anima a pensar en los del pueblo, Rubén Gómez propone para ellos unificar la licencia de caza y la de pesca ¡gracias Rubén! ¡Has conseguido que me ría antes de llegar a la tira cómica!

Cantabria no puede dejar pasar ese tren pero para cogerlo necesitamos que nos represente gente que sea capaz de ver más allá de AVES imposibles

Pasando hojas del periódico por fin una noticia que no causa pena ni risa, por fin alguien ha analizado la situación de Cantabria y propone coger un tren que lleva a buen puerto, son los de UNIDAS PODEMOS hablando de bioeconomía, como creo que el cercanías al final no va a venir y que van mandar un bus, me pongo a buscar en google tremendo palabro ¡anda mira! Me sale que los alemanes han calculado que la bioeconomía aporta el 14% del PIB de su país… con las condiciones de Cantabria ¿Cuánto podría aportar a nuestro PIB? Con nuestra masa forestal, con nuestras praderas, con nuestro sector ganadero a punto de desaparecer ¿no será este nuestro tren? ¿No será esta la apuesta?

Cantabria no puede dejar pasar ese tren pero para cogerlo necesitamos que nos represente gente que sea capaz de ver más allá de AVES imposibles, alguien que sea capaz de llevar la innovación al medio rural, que fomente el cooperativismo, que dé una alternativa de futuro al sector ganadero, que apoye al sector ecológico, un sector cuya demanda crece de forma continuada por encima del 10% anual en Europa.

Los agricultores cántabros no pueden competir en volumen de producción con Almería pero sí en calidad de producto, el valor añadido que aporta la ecología convierte en grandes a nuestras pequeñas explotaciones. Nuestra situación geográfica y nuestro clima nos proporciona una posición de privilegio… el gobierno de Cantabria aún no se ha enterado de que el clima está cambiando pero los grandes apellidos del sur de España sí y ya están mirando al norte para establecer aquí sus centros de producción ¡adelantémonos que estamos a tiempo! ayudemos a nuestros pequeños productores a ser grandes, invirtamos en ellos antes de que sean otros los que inviertan aquí, en Asturias o en Euskadi, demos a los agricultores cántabros las herramientas para crecer sin esperar a que terminen trabajando de jornaleros en sus propias tierras… cojamos este tren…que no se nos escape que en él va el futuro de nuestros pueblos.

Como las vacas al tren
Comentarios