lunes 06.07.2020

¿Cómo concebir cambios políticos sin confluencias transformadoras?/ y II

Es preocupante que en este momento histórico [email protected] [email protected] pudieran ser indiferentes a la política de cambio real de Unidos Podemos, porque la ética político-social de cooperación autogestionaria y ecológica sería muy importante para que el cambio programático sea sostenible.

Respecto a la controvertida problemática del pacifismo contra el militarismo genocida -iniciada en mi anterior- es normal que haya distintos criterios sobre sus contradicciones. Ante esta incuestionable realidad cuando son antagónicas en cualquier asunto, las negociaciones serán estériles, como ocurrió con el cambalache planteado por Sánchez del PSOE, negociando con C’s y Podemos la formación de gobierno, manifestando ambos que son incompatibles (…) Sin embargo, cuando las contradicciones son cuestionables, se resolverán negociando con acierto. Quienes no lo vean así –dado que en lo sociopolítico siempre hay mucho en juego- debieran cuestionárselo, porque despotricar contra Podemos y su coalición es fácil. Pero –hay que recordarlo-, ¿preferirán el victimismo de las genocidas leyes de Rajoy pidiendo “el oro y el moro”, es decir, pedir ya todo lo imposible con la garantía de no conseguir más que frustración? Sin embargo, pidiendo mínimos vitales dignos para millones que están bajo el umbral de la pobreza -con apoyo en la calle- podrían conseguirse y continuar el proceso de avances sociales luchando contra la corrupción, principalmente la fiscal, la deuda pública no pagable y creando un banco público. ¿Con qué financiar si no dichos mínimos? (…) Quienes aspiran a grandes rupturas sin el suficiente apoyo social, ¿“les importará poco el ser humano”? (…)

Por otro lado, es preocupante que en este momento histórico [email protected] [email protected] pudieran ser indiferentes a la política de cambio real de Unidos Podemos, porque la ética político-social de cooperación autogestionaria y ecológica, sería muy importante para que el cambio programático sea sostenible. Para conseguirle, la solución estará en reducir este crecimiento “distópico” y las desigualdades, apostando por el cambio, eso sí, “impregnado de utopía” a corto y medio plazo, incluida la más difícil “la plena unidad popular” iniciada por UNIDOS PODEMOS. –Con disculpas- ¿A dónde “coño” vamos con zancadillas y frivolizando el principio del sustrato del cambio? “No olvidemos” ¡¡sí se puede, conjuguemos la utopía con el realismo y proyectemos su vía!! (…)

Julio Rodríguez encaja en la política de Podemos sobre el ejército para iniciar su democratización, la defensa del Estado y el inicio de recuperación de la soberanía perdida por el bipartidismo

Reflexionando profundamente y analizando dialécticamente la historia, ¿por qué el marxismo y el anarquismo están siempre a la greña? ¿Para esto nacieron ambos geniales personajes, Marx y Bakunin? Entonces la cultura era muy dogmática y el capitalismo la sigue perpetuando, ¡¡no les hagamos el juego, rompamos sus cadenas!! (…)

¿Cómo afrontar las contradicciones entre pacifismo y militarismo?  Ahora existe el polémico caso de Podemos y Julio Rodríguez, militar general del aire llamado por los militantes almerienses de IU “el carnicero de Libia”, por sus bombardeos allí a las órdenes de la ministra del PSOE Carme Chacón. -Pienso que Podemos estuvo desacertado por presentarle en la lista electoral de Almería, por el antimilitarismo creado por el accidente nuclear en Palomares, en tiempos de Fraga-. Es un asunto complicado por la obediencia profesional con el respaldo de la ONU. Pero este militar está políticamente en línea con los militares republicanos de oposición al franquismo. Por ello, encaja en la política de Podemos sobre el ejército para iniciar su democratización, la defensa del Estado y el inicio de recuperación de la soberanía perdida por el bipartidismo, porque ahora está al servicio de la gran oligarquía militar. El ministro Morené era consejero representante de la empresa de armas INSTALAZA SA. Desde que asumió el cargo multiplicó los contratos con el ministerio por un importe de cientos de millones de euros, desperdiciando vehículos y aviones que no sirven para el ejército, vendiéndoles por pequeña parte del costo. ¿Puede caber duda sobre el cambio? (…)

Respecto a la violencia y la no violencia, hay quienes anteponen a éstas la justicia. Para mí siempre será más pedagógica y fraternal la no violencia. De todos modos, la política pacifista antimilitarista tiene dos perfiles antagónicos. ¿Cómo comparar el militarismo neocolonial, represivo y genocida del capitalismo más salvaje como el del Estado español, con el ejército exclusivamente defensivo como el cubano? Este modelo también será posible en regímenes de progreso en el capitalismo. Para ello, valorando ambos perfiles, sería útil la política de Podemos (…) ¿Cómo iba a entender –“este modesto reflexivo comentarista”- antes del genocida exterminio de Libia, que -“en última instancia”- esté por la adquisición de la bomba atómica en aquellos países en riesgo de ocupación y exterminio? (…) La “luna de miel” de Gadafi con Occidente le abrió su tumba, porque se confió y desistió de su proyecto nuclear (…)

Pero ¡¡el imperio Yanqui y sus lacayos, no perdonan la humillación como la ejercida por Gadafi, cortando el suministro de petróleo a USA por los conflictos de guerras de Israel contra Palestina!! (…)

-En mi anterior, comenté que Einstein había inventado la bomba atómica y un amigo me corrigió, sin embargo existen varias versiones-

¿Cómo concebir cambios políticos sin confluencias transformadoras?/ y II
Comentarios