Jueves 16.08.2018

¿Mejora tu empresa con el running?

Si yo tuviera una gran empresa, regalaría a mis empleados una camiseta y unas zapatillas con mi publicidad, y les pondría un entrenador para iniciarse de forma adecuada en esta práctica deportiva, con lo que además de ayudar a mejorar su salud física, conseguiría mejorar notablemente su capacidad laboral, individual y de equipo.

Tras un periodo de forzada inactividad, poco a poco voy recuperando el ritmo de entrenamientos, y con ello largas horas de prácticas deportiva que me invitan a reflexionar sobre diferentes cuestiones. Acontecimientos como los recientes fallecimientos de dos corredores en sendas pruebas deportivas me animaron a introducir en esta tribuna artículos de opinión, más allá de la mera crónica deportiva.

En mi último entrenamiento largo, durante más de dos horas de natación y bicicleta, se me venía constantemente a la cabeza un pensamiento asociativo: ¿la práctica deportiva tiene alguna incidencia en mi empresa? ¿Tiene algo que ver el running con mi trabajo? De modo inconsciente yo había establecido una relación entre la intensidad de mi vida deportiva y la capacidad para desarrollar cada vez más proyectos, de más calidad y con mejores resultados, pero nunca me detuve a pensar si ello era mera casualidad o en esa estrambótica relación había grandes dosis de causalidad. Pues bien en este entrenamiento “reflexivo” encontré unas cuantas razones para establecer una evidente causa/efecto, que comentaré sucintamente tomando como ejemplo el running:

Resultados por objetivos. Cuando practicas running, fijas en tu mente un objetivo claro como completar con éxito un medio maratón y una estrategia que no es otra cosa que un programa más o menos definido de entrenamiento. En nuestra empresa muchas veces los proyectos fracasan porque no tenemos claro el objetivo o está mal dimensionado o bien no preparamos el camino adecuado, precipitando el fracaso.

En nuestra empresa muchas veces los proyectos fracasan porque no tenemos claro el objetivo o está mal dimensionado o bien no preparamos el camino adecuado, precipitando el fracaso

Motivación por superación. Un pequeño reto superado constituye un gran triunfo y la mejor motivación para afrontar el siguiente. Cuando hemos finalizado con éxito varios 10K, nuestra mente se sitúa en el medio maratón. Del mismo modo en nuestro trabajo debemos aprender que los grandes proyectos deben nacer de pequeños logros sobre los que crecer.

La concentración. Cuando disputas una ultra trail debes estar preparado para mantener tu concentración al 100% durante muchas horas. Cada pisada, cada apoyo de bastón, el momento de hidratación, todo sucede como tu deseas gracias a una buena concentración. Esta capacidad se traslada a una manera más eficiente de desarrollar los trabajos, sin distracciones y con mayor aprovechamiento del tiempo.

El ritmo. Cuando eres corredor avanzado sabes perfectamente que no se puede salir igual en un 5K que en un maratón. Dosificar adecuadamente tu energía te ayudará a no desfallecer en tus proyectos empresariales antes de tiempo.

La medición. Los corredores siempre nos medimos, cotejamos tiempos a lo largo de una temporada que nos permiten verificar nuestro progreso y conocer con certeza si seremos capaces de alcanzar el objetivo propuesto. Muchas empresas fracasan en su empeño por falta de autoevaluación, por no establecer criterios para medir la eficiencia y la calidad.

Las “liebres”. Algo tan habitual en las carreras me hizo pensar en la importancia de actuar dentro de tu equipo de trabajo como tal “liebre”, como esa persona de apoyo, de impulso y de orientación para que los demás consigan sus objetivos y no desfallezcan en el camino.

Estas habilidades, entre otras menos precisas, se trasladan sin duda a tu desarrollo profesional y ello confirma que la correlación entre mi mejora deportiva y el mayor y mejor desarrollo de proyectos no era mera casualidad.

Moraleja: si yo tuviera una gran empresa, regalaría a mis empleados una camiseta y unas zapatillas con mi publicidad, y les pondría un entrenador para iniciarse de forma adecuada en esta práctica deportiva, con lo que además de ayudar a mejorar su salud física, conseguiría mejorar notablemente su capacidad laboral, individual y de equipo.  

¿Mejora tu empresa con el running?
Comentarios