Domingo 17.02.2019

A mí Larregión!!

Paez cumu si bieramos nacíu de golpi, país y paisanaji, surdiendo de las leis autonómicas del Estáu lo mesmu que las jurmigas del ala surdin de súpitu enantis del trubón.

mugu24052018Larregión, añu 2018: bandirinis polacos isculuríos cumu resaca de la Feria de Abril | edc

El cántabru mediu, que no paez ni mediu cántabru jasta que no se isjuerza por demostralo, suel sacá-l asuntu del ispíritu rebeldi de los antiguos cántabros que alucharin contra Roma. Y de puru ubidienti, el cántabru mediu suel llamar a Cantabria “Larregión”, cumu quin aminorga l'asuntu dejándolu n'una catiguría aministrativa, un caprichu burocráticu. Paez cumu si bieramos nacíu de golpi, país y paisanaji, surdiendo de las leis autonómicas del Estáu lo mesmu que las jurmigas del ala surdin de súpitu enantis del trubón. Somos un frutu del ordenamientu legal, lo que mos mandin, si toca pruvincia, pruvincia, si toca región, región. Oficial es cumunidá autónoma, peru lo dejemos ya en Larregión porque aquí va too mas despaciu, y de pasu con iscunfianza y compleju.

Asina que tenemos a muchísima genti viviendo en Larregión, la Cantabria de abora, no la de jaz dos mil años, porque ya no vamos con pielis de lobu a la espalda ni jachas de dos bocas ena manu.

Hablamos de Larregión cola mesma siguranza que otros hablan del Partido, se intiendi que n'esa catiguría sólu puei hablase de una cosa; “Las afiliaciones al Partido han subido en Larregión”.

Las regionis no son escesivas, no hai que estase al cuidu con ellas

Una región es una cosa que no puei jacer dañu. Las regionis no son escesivas, no hai que estase al cuidu con ellas. Ya si hablamos de ser un pueblu... pinta mal. Y si mentamos una identidá, pior. En España está mui claru que un pueblu tien unos límitis y cabi la pusibilidá de pasase de la raya siendo demasiáu pueblu, y tamién pasase de tener identidá, molestando a lo tontu a los señoris importantis de julgaos y cuartelis. Eso de la identidá sólu está bien jasta un puntu, vamos a dicir, la gracia del chisti del andalú resaláu u el baturru neciu, u los festivalis de coros y danzas. 

Masque los trajis antiguos sean distintos sigún el valli, se llaman Trajes Regionales. Tenemos un muséu del Traje Regional en Cabezón. Enas tiendas de música hai, u puei haber, u hebo cuandu la había, una seición de Música Regional —música cántabru, vamos a dicir—. Los presentaoris de los enformativos regionales hablan aminudu de Larregión. Los pulíticos cántabros de tolos coloris, en cuantas que hablan dejan bien claru que vivin en Larregión. Angunos ahuntamientos cuandu son fiestas empienzan a amirar por poner un pocu de folklore regional entri el programa básicu latinu-flamencu-tilivisivu, porque aquí, en Larregión, jueraparti lo nuestro tamién desisti lo regional, que es una cosa que se jacía antiguamenti allá, enos pueblos probis del monti. Tenemos una canción regional, que suel cantar a las vacucas, el turismu, las vírginis y los antepasaos que se mataban a trebajar y rezaban muchu. A vecis cantamos a medias anguna; cumu tipu de canción es un pocu mas moernu y suena mas dulci que lo antiguu, eso que tul mundu conoz por moñigada (qué graciosu el llamatu). La canción regional es una muestra perfeuta del ispíritu de Larregión. Y hai mas.

Peru hai un fenómenu gastronómicu que eno de ser ispíritu 'regional' lleva la flor: el 'Dulce Típico'

Enos puestos de las ferias y las prazas y enas estantirías de los supermercaos suel veesi una seición de productos regionales, se supón que pa que los comprin los turistas, u pa que el cántabru mediu, aututurista él, puea jaceli un regalu a un turista de juera cuandu marcha a visitalu. Peru hai un fenómenu gastronómicu que eno de ser ispíritu regional lleva la flor: el Dulce Típico. No hablamos del sobáu, la quesaa u los frisuelos, que vienin a ser la moñigada de la gastrunumía terreña; el Dulce Típico es cumu una endustria deajechu regional surdía cumu biendo puestu del habla al poder pulíticu municipal y al poder hosteleru. Aquí too es agradabli pal turista de casa y jolasteru: Dulci y regional, con esa identidá da gustu. Serán mas de un cientu lo que hai, vistu l'ésitu de la iniciativa, tan del istilu “Larregión is different”. Las mesmas cajas son cumu postalis regional-católicas, con Ilesias, pueblos, santos, venaos, vírginis, vacas, crucis, palacios... Religiosidá, nobleza, caza y ganairía, los mesmos asuntos que menta la canción regional. Too está n'ordin. Larregión. Tamién tenemos una Artesanía Regional mui enraizaa: En Larregión tenemos iscudos del Real Madrid en maera de castañu, cegoñas jechas con arambri y una piña pintaa, y rabelis de paree que no suenan.

En rialidá lo que jaz que un Dulce Típico lo sea no es el tiempu que tenga, sino la voluntá comercial de que lo paeza. La Música Regional es un casu por un igual, lo mesmu que la artesanía. Y eso es lo que, dendi que la autunumía mos dijo que tiníamos de nacer, hemos jechu. De lo demás, tirando a pocu. No paez que tengan mui claru pa qué quierin autunumía. Mos queda entá jacer, pinto el casu, una pulítica propia tocanti a sanidá, enseñanza, cultura, inigía, naturaleza...

...y cuandu se tenga claru qué se va a jacer, en qué va a quedar Larregión, lo jarán éstos... u otros cumu éstos. Inclusu mijoris, si es que eso es pusibli.

A mí Larregión!!