miércoles 18.09.2019

Creési-l relatu

Cuentan un relatu que son los primeros en no creesi, peru nicisitan que lu creas tú. Y lu adornan con palmas y oles.

mugu110719Sagallinu 2.0 | edc

(Sociupulítica): Tampocu es que too lo que digan pa que ti lo creas sean ellos quinis lo crein desprimeru. La mayuría de vecis, si no toas, es lo contrariu.

(Sociulingüística): Uímos mucha mintira a diariu, y en castellanu, que llevan bien de tiempu cunvinciéndomos de que es el idioma de contá-las verdais. Un idioma apresentáu cumu cosa seria y de altura, con una dinidá que li queda por riba a los hablajis de los paletos periféricos los unos y pulíticamenti atrevesaos los otros.

(Sociupulítica): Pueis creelo u no; ellos no lo crein.

Ellos te enseñarán a ser quin eris, y l'enquivocu de ber síu quin eras

Yo no lo creo, y creo que nel mesmu cargamentu vienin dellas cosas. La una es un clasismu con vistas a escastar a la genti y jacesi de voluntais, vidas y bienis. Es sacati el jugu biendo jéchute desprimeru unu de los suyos. Que pusiéndote a la ispusición ajenu, piensis que progresas. Arrimase a ellos, ser cumu ellos. Y ellos, marcando el pasu, el moelu de cúmu hai que ser. Ellos te enseñarán a ser quin eris, y l'enquivocu de ber síu quin eras.

Hebo un tiempu nel que dibierin cambeá-l relatu, y jasta de por baju las piedras salían demócratas-de-toda-la-vida –primeru eran españoles, atal–. Eso dijerin. Entonz la Lei dijo que delanti de ella tul mundu era por un igual. Eso dijo, eso dijerin.

(Sociulingüística): Tamién dijerin, cambeando el relatu, que –mesmu que cola genti– la igualdá acanzaba a los idiomas. Toos ellos estaban a la mesma altura y eran igual de serios, masque el castellanu, jueraparti ser un derechu emplealu, tamién juera ubligación lu saber.

(Sociupulítica):

1.- El casu, que col tiempu unu vei que las dutrinas hai que julgalas no sólu polas sús declaracionis d'intincionis, sino polo que dicin los sús partidarios a tolos livelis, que es lo que a la final cuajó de las güenas palabras.

Lo de ‘democracia joven’ era pa ber dichulo dijendo “democracia aguacil”, la última de la Europa ocidental, y a malas

2.- Por espáciu de mas años de lo que dura una joventú, mos cuadró ascuchar que España es una democracia joven; daquella eso sinificaba que España siguía colas viejas zunas, a falta de custumbri democráticu. Se conoz –peru no se diz– que llevaba muchu mas tiempu siendo una dictadura vieja, bien creas. Lo de democracia joven era pa ber dichulo dijendo “democracia aguacil”, la última de la Europa ocidental, y a malas.

3.- Y el casu, que las leis de la democracia española han estáu modificaas de cuntinu, y eso siendo tan jóvenes, estando a la cabeza de las mas cambeaas en menos tiempu. Y siempri, a mas duras.

4.- Por tras de too ello se vei esí caráter tan español de dicir grandis palabras en públicu y ser un miserabli que no cumpli, en cuantas que puei y ya tien lo que quiría. Cuentan un relatu que son los primeros en no creesi, peru nicisitan que lu creas tú. Y lu adornan con palmas y oles.

5.- De un tiempu acá mos ha cuadráu uír comentarios pola calli enos que si tresmiti la sensación de que la democracia bía síu demasiáu democracia y de manu demasiáu abierta. Los demócratas-de-toda-la-vida, abora ya mas acaloraos, dejan la vieja chaqueta que cambearin el añu 75 y lucin otra camisa nueva, y son lo que eran primeru que too, españoles.

Esto es porque el castellanu tien una tradición iscrita y los demás no, y desisti una regla no iscrita que diz que si no lo tuvisti, jiríngate que ya no pueis

(Sociulingüística): Los partidarios del castellanu cumu rudillu gustan de jugar colas cartas marcaas; abora que lis dió vergüenza imponelu, emplean las cartas ensin bastos ni espadas. El castellanu no lu impusierin, sino que se impuso solu, porque tul mundu lu vió mas isprisivu y mas práticu. El castellanu tien una literatura universal. El castellanu tien una norma y una academia. Por embargu, el cántabru, l'asturianu u l'aragonés no, y polo que se vei, ya ni tan disiquiera puein aspirar a tené-lo mesmu. Esto es porque el castellanu tien una tradición iscrita y los demás no, y desisti una regla no iscrita que diz que si no lo tuvisti, jiríngate que ya no pueis. Igualdá sí, peru ensin pasase. Pa incima, el castellanu tien unas cualidais únicas: es un idioma de encuentro, mientras que los otros son de confrontación.

Sigún lo pintan, se jaz difícil pensar lo mal que se alcuentran los idiomas dimpués de bese alcontráu col idioma de encuentro. Y no los idiomas, tamién los hablantis, con esa mala concencia de lo que hablan. Será que el encuentro nel que el castellanu se impón deja de selo cuandu los demás dejan de dicir amén, y entonz son los demás los que empienzan cola confrontación.

Se conoz que desisti la idea de nación española ensin que desista nacionalismu español dingunu

Al principiu los idiomas distintos del castellanu eran la preba de ser un paletu, que se conoz que en Castilla nunca se cunucierin. Aluegu, cambeando el discursu, jue cosa de nacionalistas, que se conoz que desisti la idea de nación española ensin que desista nacionalismu español dingunu. Y el nuevu comentariu es el de la naturalidá: unu que habli asturianu u cántabru en públicu abora lu notan forzado. Cumu que no biéramos vistu cambear el habla a la genti terreñu, u cumu si cuandu unu d'ellos va a hablar con genti que habla al usu de la tierra cambeara tan tranquilu de rigistru oral pa tener esi detalli con quin habla. Cumu si bieran criíusi el relatu que contarin.

Por lanti de tolas declaracionis d'intincionis, unu vei el posu que relumbra por tras d'esti tipu de comentarios. Se llama higimunismu.

(Sociupulítica): No, no crein el relatu que cuentan, ni eno lingüísticu, ni eno social. Lo unu es parti de lo otru. Es un relatu propagandísticu de quin gusta de ajuncionar col amén ajenu. Masque el prójimu no lu crea, que jaga cumu si lu creyera.

No creyerin ni dos minutos ena convivencia, y no cuncibierin nunca mijor idea, otra, que la de imponese, a lo bravu u a lo zorru.

L'asimilación es un arma de guerra fríu.

Creési-l relatu