Miércoles 26.06.2019

Críos, mayoris, y mensajis pantasma

Diban dos días a un congresu estatal y vinían col deji de Cristina (Almeida), hablando de "lac capap populare' y los settore' ma' depprotegido' de la población".

mugu060619Mugu en piedra pinturrastiáu | edc

Un críu de la familia me quiría convencer jaz dos años de que haguañu lo güenu pa vivir bien y ganalo cuasi a lo tontu es ser youtuber. Lu uía y pensaba lo bien macizáu que llevaba el discursu, con  tantu detalli cumu daba. Pasó el tiempu y jaz bien pocu otru criúcu mas chicu entá mi quiso convencer de lo mesmu dándomi las mesmas razonis y detallis, cosa que mi llamó la atinción. D'un lau, ena mí casa y ena del otru críu se trata de enseñalis a cerner un pocu lo que se lis diga col ceazu d'un criteriu mínimu pa dir pol mundu. Peru no sólu es que creyeran eno mesmu, sino que ripitían las mesmas razonis cumu si una especii de pantasma lis biera jechu aprendesi de carritilla la lición.

Los críos y los mayoris, esto lo pensé dimpués, mos paecemos muchu mas de lo que paez. La edá mos da un pocu mas de picardía pa tapá-lo propiu iscubriendo lo ajenu. A  un críu se lu vei vinir primeru, y pocu mas; en verdá si no juera por eso, somos por un igual.

Cuandu los años, la barriga y la cilulitis lis impidan ser ‘tronistas’, empiencin a creer que los negros y moros vienin a vivir ensin trebajar u a quitamos el trebaju

Los críos quierin ser youtubers y ganar muchu dineru dijendo discurriatos y jaciendo visajis y lelaas pola redi. Con unos añucos mas, quiciabis piensin que lo guapu es ser tronista. Y sigún pinta, y eso no tan quiciabis, cuandu los años, la barriga y la cilulitis lis impidan ser tronistas, empiencin a creer que los negros y moros vienin a vivir ensin trebajar u a quitamos el trebaju (no sé ya si serán tan a quitamos estos tercermundistas un uficiu tan ocidental cumu ser youtuber u tronista). Quiciabis esto lo crein ya dendi chicos, u lo quierin creer, que lo veemos muchu enos críos y pocu enos mayoris y tamién los mayoris lo jacin aminudu. La mesma clas de pantasma que te convenci de la una cosa te convenci de la otra. L'iti está en si creis a las pantasmas, u quieris creer a daqui clas de pantasmas.

No iscribiría esto si no li tuviera afición a las palabras. Amás de eso, li tengo tamién afición a la Tirruca. Y a los dejis. Jaz veinti años tuvi la suerti de conocé-los dejis del país valli por valli, y tamién empencé a fijame nel procesu primeru de pérdida, y aluegu de sustitución, de palabra y deji. Lo primeru que vamos pirdiendo, ya se acuparin bien de ello ena iscuela, es la palabra terreñu. Abora se cuidan un pocu a vecis, peru diquí caratrás no se cuidaban naa y ti pudían poner una lengua de trapo, un trapu encarnáu al piscuezu, pa que los que eran cumu tú se rieran de tí por hablar al istilu del país. Y tú de ellos, pa demostrali al maestru que aprindías. El deji tardaba mas en esmuciase, y ena Torlavega ena que me crié las crías y críos no se bían apriviníu de lu escastar, contenta la criazón con no aspirá-las jotas y esis. Pasó pocu tiempu pa que pasara lo contrariu. La ubligación se dio y escomenzó lo saláu. Empenzó a ser saláu y simpáticu aspirá-las jotas y esis, eso sí, al istilu madrileñu. Del maestru severu castellanu a la atrativa pantasma cheli, la cosa era ser un escastáu: ubidienti de manu, entusiasmáu a la final.

Los primeros que abrierin caminu juerin los puliticucos rujinis y los sendicalistas, que diban dos días a un congresu estatal y vinían col deji de Cristina (Almeida), hablando de "lac capap populare' y los settore' ma' depprotegido' de la población". Y tamién estaban ena mesma vanguardia los locutoris de programas de música jovin, pinchando primeru dihcos, arréu diccos, y a la final dijjos.

Cambea el mediu peru no el güen propósitu, y la ‘Formación del Espíritu Nacional’ anda ella mas simpática y juerti que nunca

Too esto acuntició jaz un güen qué d'años. Hagüañu aprendemos a ser nosotros viendo La que se avecina y Sálvame, y eso son muchas horas mitiendo en tolas casas esi saleru que mos jaz tan especialis y auténticos. Cambea el mediu peru no el güen propósitu, y la Formación del Espíritu Nacional anda ella mas simpática y juerti que nunca.

Los críos, a golpi de tilivisión, andan mas adelantaos que naidi; los niños de Cantabria, d'un tiempu acá, animan a un país llamáu Eppañña. Sí, sí, Eppañña, en seriu. Jacéi cuandu queráis el esprimentu. Yo lu uí ya unas cuantas vecis: "Ep-pañ-ñá!, Ep-pañ-ñá!, Ep-pañ-ñá!".

Los mayoris, creo, entá no se atrevin a dicilo tan claru, peru siempri puein amijorar ena direición del progresu, que es esa direición de Eppañña que cuejin los muéstros críos con un sintíu tan agudu. Dócilis cumu demuestran ser con daqui pantasmas, los críos son mayoris aventajaos y los mayoris, críos avejentaos.

Críos, mayoris, y mensajis pantasma