sábado 04.04.2020

España, sol y saleru

Paez mintira que n'un estáu que se pregona democráticu y ordenáu, un pícaru puea picar tan altu sólu por vistise cumu un lichuguinu y arrimase a quin sea

mugu111219Piedra revocáu su los ocálitos | edc

L'otru día éramos nós cuasi los únicos clientis n'un bar lebaniegu. Un paisanu mayor hablaba con otru de los tiempos enos que diba a por camionaos enteros d'uva pa jacé-l uruju a la manu d'Estremaúra y Andalucía, y se quejaba de la formalidá que tinía la gentona enos tratos por allí. Cuntaba cúmu los señoritos colos que trataba eran siempri iscunfiablis y sospechosos con él, y li pidían siempri razón del bancu nel que tinía la cuenta pa priguntali arréu por teléfonu al diretor de la uficina si aquél que vinía a compralis la mercancía tinía de verdá dineru u no. Y que cuandu gulvía la sigunda vez, biendo pagáu cumu es dibíu, li reprochaban ber pagáu la mercancía enforma, sí, peru no belis dáu a ellos la comisión, una cumisión de la que ni bían habláu, peru que pa ellos calláu estaba dichu.

Pala genti que pasa tiempu juera de la ciudá y anda ispiertu d'uíu, el mes de sitiembri tien un són propiu: suít!. Lu jaz un pajarín pasón, Ficedula hypoleuca, que remanez undiquiera y n'abondu n'aquel mes, siendo impusibli no uílu n'unu u dellos sitios a un tiempu.

La primer afición que tuvi de críu, y entá la caltengo, juerin los animalis del monti. De bien chicu cunucía ya los llamatos en castellanu y latín d'un cientu d'ellos cumu pocu, no pirdíamos en casa ni un capítulu de "El Hombre y la Tierra", y tolas semanas salíamos cara'l monti si jacía pa ello.

Con esi arti, al principiu ceban a las crías y aluegu ellas entá tienin espáciu pa comer pola sú cuenta primeru de que allegui el tiempu estrechu del hibiernu

Unu que conoza un pocu la biulugía de los bichos por estas latituis enas que tenemos bien desaparáu el veranu del hibiernu, treminará supiendo -masque no lo haiga liíu- que los animalis acomodan la cría al momentu l'añu nel que da n'haber bien de cumida; con esi arti, al principiu ceban a las crías y aluegu ellas entá tienin espáciu pa comer pola sú cuenta primeru de que allegui el tiempu estrechu del hibiernu. Ésta es la pieza que marca óndi encajan las otras, y por eso, pinto'l casu, una gulundrina allega "trempanu" en marzu cuandu entá la cumida pa ella es pocu, y marcha "trempanu" cuandu entá no anda ralu. Pa ello, las gulundrinas y demás pájaros pasonis guardan ena memoria cultural-genética las horas de luz que marcan, en caa sitiu, el momentu de marchar.

Acanzo a recordá-la primer vez que, siendo ya chicón, arreparé nel problema del calentamientu global. Ena rivista Quercus salía un artículu iscritu por ciintíficos que istudiaban un pajarucu, Ficedula hypoleuca (disculpái que no conoza el llamatu cántabru), enos pinalis del cordal de Guadarrama. Aquella genti bía acolocáu cajas-nial pa caltener al pajarucu adunicíu en población y poder istudialu placenteru.

Nel Estáu Español, no tul mundu trata bien a Ficedula hypoleuca, y la genti aquello que li pon cajas-nial es lo menos; lo mas es lo que acoloca redis por Andalucía pa cazalu, restorceli el piscuezu y vendelu a los baris que lu ponin cumu tapa col llamatu de pajaritos fritos. Asina subrivivi la genti probi del latifundiu, entri que cueji la maleta u se queda a veelas vinir. Es la España cañí del Señorito, de caciría con misa nondi probis con cucharis ajambraas y cacerolas vanas iscurrin las pirdicis cancia los empresarios, condis, banqueros, nuevos ricos y gentona de escopetéu fácil y reñón cubiertu. Y tamién es la de los susidios y la emigración cumu alternativas hestóricas de vida.Y de pasu, la de las pioris cifras enos istudios y l'abandonu escolar, la que se acoloca nel últimu puestu européu.

La picaresca es parti del arti de vivir su la Bota del Amu, aprovechar que l'Amu no amira n'esi momentu

Esa España de señoritos con gana de comisión a los que hai que respetar cola cabeza gacha, de nobles d'ilesia, curría de toros y escopeta nacíos de la cuntribución militar al estáu, de familionas que tuvierin tratu de favor antis y llevan en herencia abora el manduquéu de las empresas privatizaas, de fuerzas vivas y manos muertas, cuartel y burdel, seminariu-inseminariu, de pulíticos que quierin ser ricos, ésa que los junta a toos ellos en cacirías pol día y aluegu jaz volquetes de putas pola nochi, ésa, patriótica cumu dinguna, es la que se toma too ello a broma mientras brinda con una copa de manzanilla y se sinti con muchu saleru la madri de la Picaresca. Lo de riísi cola Picaresca es la manera que tien esta vanguardia patriótica cañí de disimular, malaspenas, el aquél autoritariu y manducón que lleva nel sú ADN estitucional dendi el primer momentu jasta esti mesmu, porque la picaresca es el ejemplu social de la gentona que está por riba y que cuaja ena que está por baju (si no se conforma col susidiu u con cogé-l pindiqui y jospar). La picaresca es parti del arti de vivir su la Bota del Amu, aprovechar que l'Amu no amira n'esi momentu. El mismu Amu que aministra la lei, es ejemplu de que no hai mas lei que el yo-abora-pa mí.

Ena Redi, una nuticia del añu 2015: "El pequeño Nicolás, de montería en Alcántara con varios cargos del PP". Y cuentan que l'acaldi'l pueblu lu libró de pagar 350 € pol tiru y tamién lu libró del sortéu, llevándosi el mijor tiru, dijéndoli que era un honor que istuviera allí, cuandu ya era currutu pola prensa la clas de tíu que era.

Los mas nurtiegos, que tamién son los mas, vienin dendi Escandinavia y los que crían enas montañas de Guadarrama son unos pocos, en comparanza

El probi de Ficedula hypoleuca vien pol mes de sitiembri jaciendo "suít!" y jaz por cruzar a África y pasá-l disiertu'l Sáhara, si las redis y los cepos de Latifundiulandia si lo primitin. Los mas nurtiegos, que tamién son los mas, vienin dendi Escandinavia y los que crían enas montañas de Guadarrama son unos pocos, en comparanza. Los cintíficos que lu istudiaban por aquellos años enos que lií la nuticia, bían apreciáu que al principiu de ber puestulis las cajas-nial, los pajarinis subierin de númeru y sacaban alanti muchas crías, a las que cebaban con gatas de la mariposa del tociu. Colos años dierin en acaecer, con menos parejas y menos crías. La razón era el calentamientu global: los pajarinis gulvían a criar polas mesmas fechas, peru pol calor a caa güelta los tocios hujicían primeru, las mariposas criaban primeru y pa cuandu los pájaros quirían cebar a los pullucos, las gatas ya bían cunvirtiuse en mariposas. Ési era un efeutu del calentamientu global, comprobáu a finalis de los años 80, cuandu los pulíticos desarrullistas que lu niegan ni bieran supiu de qué se trataba, y eran las empresas que hui lo arreconocin y mos vendin desarrullismu pintáu de verdi las que lu negaban. Porque masque ellas ya lo arreconocin en públicu, los pulíticos desarrullistas no.

El Pequeño Nicolás, con esi llamatu mediáticu tan cumprinsibli con él, es una virsión moerna del pícaru español. Allegó mui arriba cumu pícaru ena modélica y costitucional  monarquía parlamentaria española, pol cincillu sistema de vistise y peinase cumu un auténticu papardu, arrimase a los que manejan el poder y salir arretratáu con ellos. Ganó poder y dineru pol prusimidá corporal y asomu mediáticu. Paez mintira que n'un estáu que se pregona democráticu y ordenáu, un pícaru puea picar tan altu sólu por vistise cumu un lichuguinu y arrimase a quin sea. Eso es porque tul mundu intiendi que el poder es manducón y está podri, que la autoridá caciqui sigui por cima de cualisquier sistema democráticu. Y sigún intiendi, ajunciona.

Cumu si los cintíficos que istudiaban los pájaros de Guadarrama enos 80 no bieran dichu naa, ni milis de cintíficos en tul mundu por espáciu de décadas

Ena capital del estáu nondi los caciquis hijos, nietos,y biznietos de caciquis jacin y desjacin agustu supiendo que la autoridá autoritariu está de la sú parti, se celebra el cumbri tocanti al calentamientu global, colos pulíticos que lu niegan jaciendo la comedia de sé-los mas verdis entri los verdis. Lu pagan los nuevos latifundistas de la inirgía, que li reservan puestos vitalicios de cobru a los pulíticos que trebajarin primeru pa ellos a campanos tapaos. Allí allega Greta Thunberg y esi prudutu de la iniciativa privaa que es la upinión pública acometi contra ella n'un casu de Argumentu Ad Hominem de manual. Cumu si los cintíficos que istudiaban los pájaros de Guadarrama enos 80 no bieran dichu naa, ni milis de cintíficos en tul mundu por espáciu de décadas. El calentamientu global en España es un caprichu de una criona sueca con dineru. La queja de los españolis es: "Esa niña donde tenía que estar es en el colegio". Lo diz esa genti que se rió tan cumprinsibli con El Pequeño Nicolás.

Yo no li recomendaría a una cría sueca ni un añu del sistema aducativu español, del que han salíu millonis de tochos remataos y ninis juncionalis que polo menos tienin una cosa clara, y es que n'esta Piel de Tonto los istudios valin pa bien pocu en comparanza cola picaresca.

Mas valía que los escolantis españolis, los mas atrasaos d'Europa, los sús pulíticos y la jatera social que va las cacirías latifundistas junta El Pequeño Nicolás tomaran el caminu de primovera de Ficedula hypoleuca y se tiraran istudiando nel sistema escandinavu un cuartu del tiempu que pasarin istudiando nel español y aluegu jolgaran los otros tres cuartos. Aprindirían mas y mijor, y sirían una genti mas decenti.

España, sol y saleru
Comentarios