miércoles 2/12/20

Jacé-Las Indias en 2020 y jacé-l indiu ensin movese de casa

Cosa curiosa, los gubiernos y los partíos de dellos coloris pulíticos que están u pretendin estar al mandu, están ena idea y ena prática tratando de emburriar a la genti a que vaiga ulvidándose de un ritiru garantizáu pol estáu, y dé en jacesi planis de pinsionis en plan priváu.

Torca Torca

La hestoria de los indianos mos es familiar. Por estos contornos está la genti jechu a monumentos, pracas, homenajis y jasta cancionis del moernu istilu "regional" alabando a la figura l'indianu.

L'indianu que mos sugierin ponderar es el isjuerzu encarnáu n'un ser humanu. Saliendo probi de l'aldea, dicidi dejar atrás a los suyos, familia, amistáis y mundu y paisaji que cunució dendi críu pa aventurase n'una tierra remotu y estrañu ena que no puei contar con mas que el sú resmi pa salir alanti. De lo que jacierin -y jacin- los indianos enjamás vi dar detalli dingunu. Se dicin cusucas por cima, cumu que tuvierin una ganairía, u que montarin un negociu que salió mui bien. Por anguna razón bastanti iscunucía, vivir aquí con una manu alanti y otra atrás jaz mui duru el meter ganáu u montar daqui negociu.  Aquí los mas de los que no marcharin partierin el pechu tres de la vaca, u gastarin bien de buzu, y al cabu´l tiempu quedarin sigún estaban, peru jechos una calabaza. El casu, que los indianos es pasá-l charcu con pocu mas que el pasaji pagáu y un papilucu en bolsu, y aquello es poné-l pie en tierra y dar en jacese ricu.

Tenemos abora mas genti trebajando y aportando dineru colos sús impuestos. No son indianos porque no estamos enas Indias, pero podemos llamalis europanos

Ciertu día mi contarin un casu de jaz unos años: un paisanu estaba cunuciendo América y remanició por Guatemala. Y de casolidá, cunució a otru paisanu que andaba jaciendo Las Américas allá. El indianu se puso tan contentu que lu convidó y echarin muchas horas de parlaa. El indianu no acostumbraba a pasar sedi y al final de la nochi llevaba una colodra guapa. Ahí es cuandu ya sacó pechu y se puso a contar cúmu li prestaba que la genti, tuviendo una pistola apuntándolu a la frenti, li pidiera clemencia llorando de ruíllas. La cosa acababa en tiru, y al indianu nu li cugía el pechu drentu la camisa al contalo.

Si unu conoz un pocu la hestoria ricienti de Guatemala sabrá lo que val la vida de cualisquier presona probi, y mas -menos- si es india de raza, acomparáu cola impunidá que tien cualisquiera que quiera jacer de nuevas un ranchu a costa de quitasi del mediu a la genti que viva drentu d'aquel tarrentoriu; si no lo sabi puei buscar ena redi a Rigoberta Menchú y veer qué diz.

El casu que aquí se tien mui a bien ponderá-l gran isjuerzu del nobli indianu, eso sí, ensin dar muchu detalli de cúmu jue aquel isjuerzu. No toos serán cumu el que acabo de contar, peru daqui cosa tienin Las Indias cuandu el que va allá probi güelvi con cabudalis, y el que aquí no conoz mujer va allá dos días y vien con una mulata mui enamoraísima de too. El mí padri diz aminudu que angu tien el augua cuandu lo bindicin.

Llevábamos allá tras unos cuantos años enos que uíamos y liíamos enos medios que España se enfrentaba a un problema gurdísimu de falta de natalidá; las muertis pasaban con muchu a las nacencias y dentru de pocu tiempu siría mui difícil u impusibli pagali la pinsión a tanta genti mayor, por falta de genti que cutici impuestos.

La cosa es que cuerrin malos tiempos pal europanu, porque el sú isjuerzu, siendo por un regular muchu mas duru, nu ricibi el mesmu tratu

Cosa curiosa, los gubiernos y los partíos de dellos coloris pulíticos que están u pretendin estar al mandu, están ena idea y ena prática tratando de emburriar a la genti a que vaiga ulvidándose de un ritiru garantizáu pol estáu, y dé en jacesi planis de pinsionis en plan priváu.

Y otra cosa curiosa, tenemos abora mas genti trebajando y aportando dineru colos sús impuestos. No son indianos porque no estamos enas Indias, pero podemos llamalis europanos. Jacin Las Europas. Y pa jacé-Las Europas, dejan atrás a la sú genti y a la sú tierra, una estampa igual de tristi que la del muéstru, tan apreciáu, indianu.Y en tal de tener un pasaji pagáu de puertu a puertu, lis toca a muchos pasar un disiertu que es cumu una Europa en distancia. Es un trechu que no se pasa fácil si no habiera genti nobli de caminu ispuestu a tener clemencia. Si l'europanu cunsigui acabar vivu esa etapa, tien de pasar pol Estrechu, que en dificultá y piligru es cumu si juera mucha mas distancia. Tien por mediu unas vallas elétricas y unas cuchillas que siguru que el muéstru ponderáu indianu enjamás cunució.

La cosa es que cuerrin malos tiempos pal europanu, porque el sú isjuerzu, siendo por un regular muchu mas duru, nu ricibi el mesmu tratu que el que se supón que hai que dali al indianu. Y mientras paez que ésti sólu medró a juerza de jacé-l bien, paez que aquél sólu puei medrar a costa de lo contrariu, de jacé-l mal. La clemencia no es cosa de rostros pálidos, ni aquí ni n'otru continenti, cola pistola ena manu u cola papeleta ena urnia. No somos clementis ni con nós mesmos, borregos remataos que acusan a un probi de quitamos el trebaju y el susidiu, cuandu mos dejamos convencer tolos días pa escoger al pulíticu que va a dali facilidáis al empresariu pa sacar juera las empresas y tributar tamién juera, y de pasu va a regalali el susidiu de toos privatizándolo too y a última hora  jacer que l'estáu no garantici ya naa, sacáu los impuestos y la represión.

Somos, a un tiempu, el indianu de la pistola y el probi que ruega clemencia en vanu.

Comentarios