martes 20/10/20

Ni el perru ni la caseta

La monarquia española, si sirvió pa anguna cosa es pa siguir jaciendo tochu de remati al pueblu, cuntinuando la labor de los cuarenta años desprimeros y de tul tiempu d'esti imperiu viníu a menos, dendi la sú nacencia jasta hui.

Arupuertu asurdu nel Valle Redible Arupuertu asurdu nel Valle Redible

Jospa el rei eméritu de los españolis y de súpitu, empienzan a lu insultar en públicu.

Ajuyi porque acabó supiéndosi siguru lo que tul mundu barruntaba.

Lo menos malu de la monarquía es el rei, sea simpáticu u no. El padri no era pa ser simpáticu tul ratu y l'hiju no lo es pa selo ni mediu minutu; peru pal casu, patatas, porque lo pior es la enseñanza que deja a un pueblu que lleva 500 años aprindiéndola.

Abora es tiempu d'acordase de tantu roju agazpacháu dijendo aquello de "Yo soy republicano Juancarlista"

La monarquia española, si sirvió pa anguna cosa es pa siguir jaciendo tochu de remati al pueblu, cuntinuando la labor de los cuarenta años desprimeros y de tul tiempu d'esti imperiu viníu a menos, dendi la sú nacencia jasta hui. Son unos cuantos siglos adomando siervos. Siervos agraicíos y duendos. Siervos que viendo llover están enseñaos a dicir que jaz sol. Siervos que de críos llevarin palos de cura, de maestru, y aluegu de pulicía, guardia, y de patrón. Siervos amirando por cima l'hombral a otru mas probi que ellos. Siervos tratando de caeli simpáticu al amu.

Abora hai que recordar a esa genti que dendi la tilivisión criticaba cumu cosa risibli y esacertaa a la monarquía d'Engalaterra y que se desjacía emponderando a la española. El rei abora ajuíu, d'aquella acertaba jasta si se caía polas escaleras. Es que lo jacía too bien, era too un aciertu costanti. Y el pueblu de siervos contentos, bien adomáu, entri un "arsa" y otru "ole", se pricupaba de dicir primeru y de dicir mas altu "campechano, campechano, campechano".

Abora es tiempu d'acordase de tantu roju agazpacháu dijendo aquello de "Yo soy republicano Juancarlista". Habrá que priguntalis qué son abora, si lis queda juancarlismu, u si lo que toca es ser "Republicano Felipista".

Ésti no es namás que lo que siempri dió a veer que era. Por muchu que los pulíticos y quinis trebajan fabricando upinión públicu, jueraparti callalo, amás siguieran la cunsina de lu ponderar por cualisquier mutivu, por asurdu que juera. Y sigui pasando col hiju, porque masque no sea el mesmu, el pueblu sí, y los caporalis tamién.

Y si pocu mi presta el perru, tampocu quiero la caseta, ni masque la vaigan a pintar de moráu a l'altura que el perru la churri.

Comentarios