lunes 10/8/20

La normalidá u esto otru

No se puei siguir "criciendo" a juerza que que el planeta se vaiga achicando. Hai que pensar en abajá-la velocidá y el livel de cunsumu. No vamos a dingún sitiu por esti caminu.

LimuLimu

El mí vicinu tien ena terrazo montáu un tendereti de banderas rojigualdas. Lu montó ya entraos nel cunfinamientu.

En caéndomos esti andanciu mundial, uímos muchas upinionis atentu de cúmu bíamos allegáu a esti puntu. Daquella paicía que la genti lo tinía claru.

Angunas custionis se pudían sacar ensin muchu trebaju:

Tanta muvición de genti d'arupuertu n'arupuertu es terrenu abonáu pal andanciu, y cualisquier virus lo tien mas placenteru que nunca pa trebajar por tul planeta

- Viajamos a lo tontu. N'esti mundu moernu, jacer turismu es cuasi una ubligación social. Estamos participando, pusiéndoli gana, n'un engañu coleutivu. Los aselariaos ocidentalis, resinaos al empléu ensin juturu, disfrutan del turismu internacional de pocu preciu, supiendo entri contentos y cobardis que otra genti mas probi arrasga la vida tratando d'allegar aquí. Tanta muvición de genti d'arupuertu n'arupuertu es terrenu abonáu pal andanciu, y cualisquier virus lo tien mas placenteru que nunca pa trebajar por tul planeta. A esti pasu, cairán mas pandemias, y mas aminudu.

- Debemos amirar pol contornu de una vez. Lo mesmu que pasa col tráficu turísticu, pasa colo de mercancía, y es una parti visibli del arrampli de materia primu que está acabando col iquilibriu natural de las partis del mundu que aguantarin sigún estaban por espáciu de milis de años jasta esti momentu. La biodiversidá altu aminorgaba el riesgu de contagiu y parición de nuevas maleras. Lo sabin bien los ecólogos, cintíficos cuyu mensaji tratan de atapar los ecunumistas-ecunumicistas. No se puei siguir "criciendo" a juerza que que el planeta se vaiga achicando. Hai que pensar en abajá-la velocidá y el livel de cunsumu. No vamos a dingún sitiu por esti caminu.

- La sanidá priváu se llamó a andanas y los ricos tuvierin de acudir a lo públicu. Si biera estáu privatizáu tamién, biera síu una matanza. Es una suerti que no biera sucidíu entá. Privatizá-lo públicu emprobez a la genti.

Banderas a esgaya polos balconis y terrazas, santu remediu. A las ochu "Que viva España", un ésitu musical del Premiu Nobel de Filusufía

- Cuandu toca paslo mal, es la solidaridá del pueblu la que cuenta. Los "emprendedores" imprindierin  un viaji col macutu laboral al hombral, ateclaos y contemplaos por gubiernos, partíos y sendicatos. Llevase el tan parleteáu trebaju que se supón que repartin, lo han jechu tan bien, que allega un andanciu col piligru d'esti últimu y arrisulta que ya no desisti n'España una empresa que jaga unas simplis mascarillas de papel, tela y goma, ni una que jaga pantallas de prásticu. La cosa es tan gravi, que es la genti mesmu quin tien de jacesi too ello en casa con máquina de coser y quin la tien, impresora 3D. "Nuestras empresas" jacin lo pusibli por no contratamos a nós, y marchan carajuera. Y tul mundu lo comprendi, jugando a maginasi nel puestu del empresariu que ni es ni será.

En pocu tiempu se pasó l'incómodu prazu del priguntasi por qué andábamos asina, y dierin en contagiase las ideas que de momentu paez que sugier peru de jechu ordena, la tilivisión.

Aquí es cuandu los mís vicinos dierin en golvesi "solidarios" cumu Dios (encarnáu ena tilivisión) manda. Li dijerin a los sús críos que iscribieran la mesma frasi y pintaran un sulucu y un arcu iris, cumu si juera cosa de caúnu d'ellos: "Todo va a salir bien". Y cunvirtierin un cunfinamientu forzosu por causa del estrobu ecológicu que causa el rizmu aceleráu del Capital, la marcha de las empresas y la privatización de lo públicu, n'una demostración de patriutismu simplonu, que ya son unas cuantas. Banderas a esgaya polos balconis y terrazas, santu remediu. A las ochu "Que viva España", un ésitu musical del Premiu Nobel de Filusufía. Un vicinu, quiciabis el bandirucas, carculó el tiempu que duraba la Marcha real pa ponela n'altu y que cuncidiera el final colos aplausos de las ochu. Asina no hai virus que se arrisista. Yo suelgo ser mas juerti que los virus y no lo arrisisto.

A la mascarilla li llamaban "mordaza", ellos, tan jechos a callase y mirar cara otru lau

Al pocu tiempu, la rigultija "ciudadana" (ciudadana, cúmu no) de los "Cayetanos". Demasiáu aguantarin los amos, hijos y nietos d'amos, padris y güelos de los amos del juturu, jechos a mandar y ser ubidicíos a diariu, que otros, masque juera un gubiernu, mandaran sobri ellos. Salierin a gritar "Libertad!", ellos que lo conocin tan bien, mientras aláu y a la vista la sirvidumbri jacía el trebaju de cunducir u jacé-la cacerolaa. Cumu los patriotas aselariaos en precariu que se llaman Pepe tamién alampan por sintise Cayetano, angunos tamién quisierin comparciá-la calli y la ocasión cola gentona de dineru, cumu quin crei que está nel mesmu iquipu, y pidierin una "Libertad" que cunsistía en no llevar mascarilla y no cunfinase. A la mascarilla li llamaban "mordaza", ellos, tan jechos a callase y mirar cara otru lau.

Abora ya dimos col remediu milagrosu pa que la mascarilla no sea una mordaza: poneli una bandiruca española. Santu remediu, otra vez. La llevo vistas en cuatru coloris: L'unu de camuflaji militar; l'otru de verdi legionariu; otru mas de verdi guardia civil, y l'ultimu de color azul pulicía. Los típicos coloris que unu lu llevan a pensar ena libertá, cumu el roju a la pasión, l'azul al aseli u el negru al lutu.

La güelta a la normalidá del mensaji tilivisivu la ví al treviés d'esta imagin: los sitios a los que diba cerca de casa, a la urilla'l ríu, dierin en llenase de botellas, latas, bolsas, papel d'aluminiu, restos de tabacu y pañuelos de papel. La genti, que por custumbri marchaba y manchaba n'otros sitios mas cunucíos, no pudía alejase muchu de casa y dió en esvarciá-la sú purquiría mas cerca. Difícil será que tenga calu el mensaji de cuidá-l planeta si mos pesa tantu la basura que no tenemos juerzas pa golvelo a casa u al conteneor de la calli.

Las banderas del vicinu se van arrugando y pirdiendo color, peru el tendereti ahí sigui. Creo que de too esto que juimos pasando es eso lo que va a quedar. Y purquiría tiráu undiquiera. Aquí, la normalidá.

Una normalidá a l'altura'l pueblu. Amén.

Comentarios