Viernes 21.09.2018

Vida moernu

Hai panis con llamatos cumu “pan payés" u “pan pasiego”, peru el pan no vien de Cataluña ni de Pas, masque quiciabis venga jasta de mas lejos.

mugu130918Urbanismu Pop | edc

Unu, unu cualisquiera. Tres de levantáu, amorzará un café con lechi. El cartón diz: “Entera”. Aquello de enteru tien pocu, la nata ya si lo sacarin lo primeru pa jacer otra cosa que vender con ello. El hombri pon la tilivisión y sal un pulíticu que cuandu la campaña no gastaba corbata y jasta la prósima no la apeará. N'aquel tiempu se amejaba a nós, a los demás.

Unu Cualisquiera sal a jacé-los recaos; entra al supermercáu y va a la panairía: la publicidá habla de lo enamoraa que está del güen pan la empresa. La panairía ni amasa ni tien un jornu de leña. Tampocu es una panairía, sino una sucursal de la empresa aquella enamoraa del güen pan. El güen pan es una masa mejeru de jarina y restos del pan vieju, güeltu a amasar. Vien cumu panucios crudos que calientan n'un jornu elétricu. Enas bandejas, de mimbri cumu si el pan biéranlo bajau en burru de un jornu d'aldea, hai panis con llamatos cumu “pan payés" u “pan pasiego”, peru el pan no vien de Cataluña ni de Pas, masque quiciabis venga jasta de mas lejos.

Lis puso unos cartilucos ena pechera col nombri, pa tratalos en cunfianza

Unu Cualisquiera entra partadrentu, pos el restu de las cosas acupa otru espaciu nel supermercáu; asina da imprisión de que la panairía es jueraparti. Va a la pescairía, que es ya tamién otra seición del supermercáu. Allá tras, la genti dejó de dir a la panairía, a la pescairía y a la carniciría, porque lo moernu era comprar en supermercáu. Peru angu pasó que los que llevan los supermercaos dierin en dali traza de tienducas antiguas a dellas seicionis del supermercáu. Y jueraparti vistilos del uficiu, a los empleaos lis puso unos cartilucos ena pechera col nombri, pa tratalos en cunfianza, cumu se trataba col antiguu panaeru, col antiguu pescaeru y col antiguu carniceru, que por culpa'l supermercáu juerin a menos u a piqui. El pescaeru se llama Kevin, peru es del pueblu de tola vida, cumu la sú familia. El pescaeru, el panaeru y el carniceru no fían, son empleaos. Los de antañu fiaban. Eso es distintu, peru, hui quín se fía? La palabra murió a manos de la burocracia judicial.

Unu Cualisquiera compra prudutu de lo congeláu: alcuentra bocas de mar, que por un lau son arrojaas, cumu el mariscu cuandu cuez. Tamién hai unas pinzucas regordetas cumu de cámbaru u masera, jechas de masa amejáu a lo de las bocas de mar.

Unu Cualisquiera compra vinu; las marcas de vinu tienin llamatos sacaos del mundu de la nobleza: Señorío de Tal, Castillo de Cual, Marqués de Esto, Viña Condado de lo Otro... es cumu si unu bibiera jidalguía en caa vasáu, masque sea vinu peleonu.

Ena casa d'Unu Cualisquiera, hai decoración palaciega, masque viva n'un barriucu pa genti aselariáu, bien lejos de cualisquier cosa que paeza un palaciu. Unu Cualisquiera tien un iscudu nobiliariu col apillíu, n'un cuadrucu que ameja ser un pergaminu.

A la tardi la programación estará astraa de sultura preparáu desprimeru, casos de veras salíos del magín de un guiunista, remedios mágicos pa los malis de la vida, que surdin de una bola de cristal u una baraja.

Y asina vien a ser la vida de Unu Cualisquiera hui, capítulu por capítulu; naa es cumu paez. Las cosas se anuncian cumu lo que no son. La genti se anuncia cumu lo que no es. La publicidá y la moda jarán que sinta lo que en verdá ni sinti.

La vida moernu es un sucedaniu.

Vida moernu
Comentarios