martes 29/9/20

Breves apuntes sobre Conceju, la izquierda cantabrista

SERIE CANTABRISMO [TRIBUNA V]

El conceju, como organización tradicional comunitaria de Cantabria, es una de las señas de identidad que nos definen como pueblo. Es una forma de gestionar el bien común de nuestro entorno más inmediato y que ha ido evolucionando hasta llegar a nuestros días. Ésta será la idea sobre la que se cimentará el proyecto político Conceju Nacionaliegu Cántabru.

A mediados de los 90 del siglo XX un grupo de personas, de diferente procedencia pero que en su mayoría  tenían en ADIC un nexo de unión, comienzan a reunirse para debatir sobre la posibilidad de crear un movimiento que canalizara el cantabrismo político. A finales del 95 surge el documento “Conceju Nacionaliegu Cántabru, ¿una propuesta?” en la que a través de una serie de cuestiones se intenta analizar la situación de Cantabria y la posible forma de dar respuesta a esa realidad sociopolítica.

Era un periodo de conflictividad política y pérdida del tejido industrial en Cantabria a lo que se une una reestructuración agropecuaria venida desde Europa. Esto hacía que nuestro entramado socioeconómico tradicional desapareciera casi definitivamente. En este contexto adverso, y a la vez que se debaten las bases del proyecto político, se produce, a mediados de los 90, un fuerte resurgir de la cultura cántabra en diversos ámbitos. Así, por ejemplo, la música popular tiene una gran difusión a través de importantes festivales y de grupos folk o la adopción popular del simbolismo propio como son las estelas o el Lábaru como enseña de Cantabria.

En este marco de crisis política y económica, pero a la vez de un renacer de lo cántabro en lo cultural y simbólico, surge Conceju Cantabrista (Co.C). Éste será el primer nombre legal que se adopta tras muchos meses de debate y de elaboración de estatutos. En mayo de 1997 Conceju queda registrada como organización política que se autodefine como: "un movimiento sociopolítico nacionalista". Tras un debate interno en 1998 el nombre definitivo que se adopta es el de Conceju Nacionaliegu Cántabru (CNC), pero por la gran mayoría será conocido sólo como Conceju.
 
El surgimiento de Conceju supone la continuidad de un cantabrismo político alejado del regionalismo y con postulados de izquierdas, de ahí la adopción a los pocos años del concepto: Conceju, la izquierda cantabrista. Conceju aportará al panorama político de Cantabria cuestiones como la capacidad de decidir como sujeto político; la comarcalización como organización del territorio o la posibilidad de aquellos territorios con vinculación histórica o cultural que se encuentren fuera de la Comunidad Autónoma pudieran adherirse tras un proceso libre y democrático; un claro reconocimiento de la pluralidad nacional del Estado como organización política; puesta en marcha de un "Marco de relaciones laborales Cántabro" que reflejara nuestras peculiaridades laborales; una posición clara por la simbología propia, es decir, la adopción del Lábaru cómo bandera del país, el 28 de julio como Día Nacional o las reivindicaciones del 1º de Mayo por la tradición obrera; y posiblemente una de las líneas políticas más controvertida fue la política lingüística, no solo por la adopción de un nombre en cántabru sino también por conseguir poner en el debate político y social la reivindicación y protección de nuestro patrimonio lingüístico.

La presencia electoral no era algo prioritario y en un inicio se pretendía ser más un canalizador de reivindicaciones sociopoliticas

La presencia electoral no era algo prioritario y en un inicio se pretendía ser más un canalizador de reivindicaciones sociopoliticas. A pesar de esta idea inicial se decidió presentarse a las elecciones autonómicas de 1999. Conceju se presentó a las citadas del 99, las del 2003 y 2007. También se concurrió a las estatales del 2000 y 2004; y las europeas de 2004 en la coalición Europa de los Pueblos (formada por Esquerra Republicana de Catalunya, Eusko Alkartasuna, Chunta Aragonesista, Andecha Astur, Partido Socialista de Andalucía-Asamblea de Izquierdas e Iniciativa Ciudadana de La Rioja).

La aparición en comicios electorales hizo que el cantabrismo nacionalista y de izquierdas adquiriera una mayor presencia y una mayor continuidad dentro de la tradición del cantabrismo político. Además, conceptos como país o nación para referirse a Cantabria, el Lábaru como bandera o la lengua como patrimonio lingüístico, empezaban a tener visibilidad en la sociedad cántabra.

El debe claro de Conceju en el ámbito electoral fue el no afianzar una base electoral que pudiera consolidar un fuerte movimiento político cantabrista de izquierdas.

La conciencia de clase y de pueblo explicaba que Conceju estuviera en todas aquellas luchas que nos hacían mejorar como sociedad.

Pero no sólo la participación electoral era lo que definía a Conceju como organización. La conciencia de clase y de pueblo explicaba que Conceju estuviera en todas aquellas luchas que nos hacían mejorar como sociedad. La presencia en la calle era una característica propia. Se estaba presente en Bárcena la Puenti (actual Puente San Miguel) reclamando el 28 de julio como Día Nacional; en las principales luchas obreras (presencia en los primeros de mayo o la participación en huelgas generales); también, dando el apoyo directo a las reivindicaciones de la sociedad civil como en el No a la Guerra; asunción de los postulados feministas; por la defensa medioambiental (desastre del Prestige); el apoyo a las reivindicaciones del colectivo LGTBI; la solidaridad con las luchas de otros pueblos como el saharaui o el palestino. Éstas y otras muchas reivindicaciones se hacían en colaboración con otros colectivos sociales y políticos de Cantabria como fue el caso de Regüelta.

En el 2007 con la convocatoria de un Congresu Nacional Extraordinario supuso dar un cambio en la actividad política que se había estado realizando. Sin dar la disolución de la organización se optó por tener una presencia más testimonial y se centró en la presencia de actos claves para Conceju como el primero de Mayo, el Día Nacional o la elaboración de notas de prensa.

A partir de estos momentos es cuando a nivel interno se empezó a replantear en cómo se podía recomponer el cantabrismo político. Se tenía claro que el trabajo realizado en la última década no podía haber sido en balde y que no debía repetirse lo que había ocurrido en los años 80 y 90 con otros proyectos cantabristas que no tuvieron la continuidad necesaria para consolidar un proyecto político o ser un punto de inflexión para dar forma a otros proyectos. Era imprescindible que se tuviera, de alguna manera, una continuidad. En ese momento era una incógnita, pero Conceju se convertirá, junto a otros sectores del cantabrismo político, en un actor activo en poner las bases de un nuevo rumbo para que las opciones soberanistas progresistas no quedaran huérfanas. Había que conseguir que se pudiera hacer política desde Cantabria sin imposiciones de otros ámbitos, apostando claramente por un país sostenible, igualitario, respetuoso y orgulloso de sus tradiciones.

 

Este texto quiere rendir un homenaje al compañero Félix Portilla Fernández, que nos dejó hace unos años y fue uno de los fundadores de Conceju y militante del cantabrismo político.

 

 

Viene de: [BLOQUE 3 | ARTÍCULO 11] Cantabria, comunidad histórica y soberanismo

[TRIBUNA V] | Las contradicciones iniciales de la Autonomía de Cantabria: Crisis institucional y regionalismo revillista

[BLOQUE 3 | ARTÍCULO 10] “Charlotín (refiriéndose al expresidente José María Aznar) no es de fiar porque solo se acuesta con su mujer”

[BLOQUE 03 | MESA REDONDA]​ "Hormaechea tenía en mente la creación de un partido nacionalista"

[BLOQUE 03 | ARTÍCULO 09] El PRC llega al gobierno con el fin del cantabrismo de la derecha y el surgimiento del soberanismo cántabro

[TRIBUNA IV] | ICU: La primera alternativa de izquierda nacionalista cántabra

[BLOQUE 03 | ARTÍCULO 08] “ICU reconoce el derecho de los pueblos a su autodeterminación, incluido el de Cantabria”

[BLOQUE 02 | ARTÍCULO 07] “Cantabria no es Castilla ni lo ha sido nunca”

[TRIBUNA III] | El cantabrismo político y el triunfo de la vía cántabra uniprovincial

[BLOQUE 02 | ARTÍCULO 06] “La reivindicación histórica en favor de Cantabria se constituye por primera vez en proyecto político organizado”

[BLOQUE 02 | ARTÍCULO 05] “Como si la eterna y siempre joven Cantabria nos convocara a despertar”

[BLOQUE 02 | ARTÍCULO 04] “A partir de ahora se hablará mucho menos de Santander o La Montaña y mucho más de Cantabria”

[TRIBUNA II] | Particularismo y regionalismo en los orígenes de la Cantabria contemporánea

[BLOQUE 01 | ARTÍCULO 03] | Un proyecto de Estado cántabro frustrado por la Guerra Civil

[TRIBUNA I] | Una vía propia en la Cantabria del final del Antiguo Régimen y la Ilustración

[BLOQUE 01 | ARTÍCULO 02] | Bajo las quimas de una vieja cajiga

[BLOQUE 01 | ARTÍCULO 01] | “El río Ebro nace en el país de los cántabros”

[PRESENTACIÓN] | “A los que en el pasado consiguieron el reconocimiento de las libertades de Cantabria y a los que luchan y lucharán en el futuro”

 

Breves apuntes sobre Conceju, la izquierda cantabrista
Comentarios